miércoles, 23 de septiembre de 2015

[No todo es un RPG] Los juegos de terror.

Sí, esta va a ser una sección un tanto especial de "No todo es un RPG" y, en lugar de escribir sobre algún título concreto, voy a hacerlo sobre todo un género en particular, dentro de mi limitado conocimiento del mismo.

Soy un cobarde. Es así. Tengo miedo a multitud de cosas y elementos fantasmagóricos o de ultratumba no son una excepción. No obstante, siento una predilección particular por los juegos/historias de miedo, supongo que como una forma simple de generar esa adrenalina que puede llegar a segregar mi cuerpo cuando estoy asustado o, simplemente, porque soy idiota. Tampoco es que sea muy conocedor de todo este mundillo o que sea tan masoquista como para acojonarme yo solo, pero algunas veces sí que acabo cayendo.

El nacimiento de esta entrada se debe al reciente inicio de la campaña de Kickstarter para financiar Allison Road, un título al que muchos no han dudado catalogar como "El nuevo P.T." cuando, siendo sinceros, lo visto en el vídeo de presentación no me dio verdadera sensación de miedo salvo cuando te ponen una mujer ensangrentada a perseguirte.

Precisamente, con un género que está tan activo en los últimos años, hemos podido comprobar como existen juegos de miedo (Que, más que nada, se basan en la tensión y los "Jumpscare", sustos gratuitos que te saltan a la cara) y JUEGOS DE MIEDO, bastante menos comunes, que buscan sembrar el miedo real en el jugador y que sólo con el ambiente ya le cueste dar el siguiente paso. Una distinción que, realmente, existe un poco desde siempre en los videojuegos.

El género de los juegos de terror no existe como tal, tenemos más bien juegos de algún género concreto (Aventura gráfica y Acción/Aventura, principalmente) que añaden el factor del miedo en sus sistemas. Aunque hemos tenido RPGs como Sweet Home que ya desde los tiempos de la NES buscaban aterrorizar a los jugadores, la verdad es que salvo por tener que enfrentarnos a monstruos y espíritus, no se podrían considerar como títulos "que diesen miedo".

A mediados de los 90, en el periodo del éxito de las Aventuras Gráficas como las de Monkey Island seguían la estela de clásicos como Maniac Mansion o Indiana Jones, algunos títulos intentaron usar las imágenes reales (O AMVs, de la época) para intentar mostrar unas Aventuras Gráficas con fantasmas un poco más aterradores. Morpheus, Shivers, Phantasmagoria o The 7th Guest son algunos ejemplos de estos títulos que... No, tampoco es que diesen mucho miedo. Personas reales haciendo de fantasmas, por mucho que aparezcan difuminados o suelten frases intimidatorias, no son el ejemplo más evidente del terror, precisamente.

Sinceramente, para mi, de toda esa época, el primer juego que, verdaderamente, me daba la sensación más pura de miedo como tal fue Alone in the Dark (PC, Interplay, 1992), el que inauguró todo un "género" como el de los Survival Horror.

Alone in the Dark sigue los preceptos de HP Lovecraft y nos sumerge en una mansión donde estamos en un evidente peligro: Zombis (Antes de que fueran populares), hombres lobos (O algo así, porque los polígonos de la época no daban para mucho más), fantasmas, plantas carnívoras... Sinceramente, por la parte de acción/puzles el juego tampoco es que fuese nada del otro jueves (Aunque, realmente, sentó las bases de todo el género) pero el título conseguía aterrorizar con los efectos sonoros: La mansión entera "estaba viva" y cada crujido, grito en la lejanía, movimiento en la música... Nos ponía los pelos de punta y el juego de cámaras fijas hacía que no supiésemos lo que nos iba a esperar tras la próxima esquina o si ese ruido lejano era de un enemigo real o, simplemente, un sonido más de los que producía la casa.

Esta saga tuvo bastantes secuelas de calidad/variedad un poco más cuestionable (En serio, ¿otra mansión, hijo mío? No aprendemos, ¿eh?) y, sinceramente, solo Alone in the Dark: The New Nightmare (PSX/PS2/PC/GBC/Dreamcast, 2001/02) encontró las mismas trazas del terror buscando algo nuevo. Un título con enemigos inmortales a los que sólo podías espantar con la luz, con espejos que susurran y efectos de rayos con momentos míticos como los que nos mostraban rodeados de enemigos... Durante unos segundos, porque todo era una ilusión, tenía buenas ideas, la pena es que era la época de Resident Evil.

Porque la saga de Capcom, que nació en 1996, tomó básicamente todo lo que presentaba Alone in the Dark, pero de una forma mucho más pulida y centrándose en el aspecto de supervivencia frente a una mansión infestada de zombis y otras criaturas. Aquí llevábamos a soldados experimentados que usaban armas bastante efectivas contra los enemigos, pero el sistema de cámaras fijas y, sobre todo, las balas tan limitadas (Especialmente si no teníamos mucha puntería, por los nervios) acentuaban el factor de terror de este primer juego. Y digo el primero, porque ya el resto se centraron más en la ambientación "apocalipsis zombi" (De hecho, fue de los que iniciaron esa moda) y ahí el terror ya era bastante más limitado y, como mucho, nos rodeaba el agobio ante tantos enemigos o algún susto concreto (El primer licker, las manos rompiendo las barricadas de madera, Nemesis, "Morir es vivir"...). Solo así podían asustarnos realmente, el resto era tensión ante el combate.

Evidentemente, ante esta evolución, la mayoría piensa en una serie que sí buscaba más el miedo real que el combate: Silent Hill, de Konami, nacida en 1999 y que es, sencillamente, la idea básica de cómo debe ser un juego de terror. Oscuridad y sólo contar con una linterna mala saber lo que nos rodea, enemigos grotescos (o niños, que siempre dan "yuyu"), entorno destrozado, ruidos inquietantes, efectos que jugaban con la mente del jugador (Lo del teléfono sonando, la taquilla que se movía...) y, además, cada entrega evolucionaba y ofrecía algún elemento nuevo o aclaraba/complicaba un poco más la trama. La inclusión del Hombre-Pirámide (El Némesis de la serie) o el buen concepto inicial de The Room (Ya como juego... Bleh) son algunos ejemplos de que en la serie habían buenas ideas para evolucionar el terror... A veces. El concepto de Shattered Memories de hacer que no podamos combatir fue, quizás, el más radical, pero la verdad es que fue lo que inspiró a los juegos de terror de la era actual: La de las compañías indies con protagonistas que NO pueden luchar.

Aunque, antes de hablar de ellos, me gustaría detenerme en algo que algunos títulos buscan como representación del terror y yo lo lo comprendo como tal: El gore o, lo que es lo mismo, mostrar sangre y escenas cruentas como representación del mismo.

No, compañías, gritar y apartar la cara porque estás mostrando con todo lujo de detalles cómo un cuchillo cercena el cuello de una víctima no es por miedo, es por asco. Deberían ser conceptos diferentes. Saw no es una buena película de miedo y deberíais saberlo. Dead Space es un juego de acción con monstruos feos de cojones y puede dar miedo porque es fácil morir o no se ve mucho, pero su mecánica es similar a los Resident Evil actuales. Y esos no son juegos de miedo, son pura acción.

Creo que el último juego que completé de ese estilo fue Corpse Party, en PSP, donde realmente jugaban con algo que sí que me gustaría alabar: Poner una pantalla en negro mientras describes con todo lujo de detalles cómo alguien clava un cuchillo en un ojo y reproduces los sonidos de la situación (Gritos, llantos, cosas clavándose...). Esto aprovecha algo básico en la mente humana: Somos capaces de imaginar algo tan cruento como lo que NO estás enseñando en pantalla. Y, sinceramente, es terrible. Completé Corpse Party, pero creo que es el título que menos he disfrutado en mi vida. Sufrí en cada escena, cada capítulo, cada muerte, cada descripción... Era el miedo a que me mataran o me mostrasen cómo mataban a alguien a quien le había cogido cierto aprecio, algo parecido a lo que nos presenta el reciente Until Dawn, de PlayStation 4. Juegos como esos, donde el miedo es más tensión que otra cosa y las decisiones que tomes pueden tener consecuencias fatales, son buenos conceptos para explotar en otra especie de subgénero dentro de los "juegos de miedo".

Precisamente, en ese grupo yo metería el gran Outlast (PC/PS4/XBO), que también nos deja en medio de una situación terrorífica, también incluye ciertas dosis de gore y tiene esa idea de que el protagonista no puede luchar.


Además, Outlast también ofrece algo básico para los juegos de miedo actuales: Los jumpscares o sustos inesperados que provocan caras geniales de ver, muy cómicas para que se suban a YouTube y el usuario en cuestión empiece a ganar visitas. Pewdiepie, el youtuber más famoso del mundo, creció con ello y él mismo bromeaba con esa idea en un vídeo.

En esta nueva amalgama de títulos, donde hay muchos que comentar, me gustaría detenerme primero con Slender: The Arrival (2012). Vale, al menos no es un ridículo juego de coger papeles "porque sí" y está algo más elaborado, pero la historia de Slender viene de Marble Hornets, que podéis encontrar subtitulado en español y ese concepto está muy mal aplicado a los juegos.

Sí, vale, la pantalla sufre interferencias cuando Slender anda por ahí (Cosa que no cuadra cuando NO TENEMOS CÁMARA en esos juegos) pero eso de huir constantemente en medio de la nada de un señor muy alto, con bazos extremadamente largos, traje y una cabeza completamente blanca que brilla como una bombilla... El Proyecto de la Bruja de Blair os inspiró a todos, así que... ¿Por qué ha sido Outlast el único que ha incluido una cámara en su sistema de juego? No sé, creo que es un elemento básico en una historia donde hay un enemigo que provoca ese efecto, aplicad una trama donde haya que usar ese elemento. Fatal Frame/Project Zero lo hace desde 2001, no tiene que ser tan complicado.

Pero, bueno, se ve que si algo tiene éxito, que aparezcan clones o títulos que evolucionen muy poco sobre esa idea original es algo a lo que tendríamos que estar acostumbrados. Es como lo de Five Nights at Freddy's (PC, 2014), que ya tiene tantos clones que resulta una broma en sí mismo. De hecho, este título de Scott Cawthon (O títulos, que ya va por la cuarta entrega y ha dicho que la próxima será... ¡Un RPG!) no es más que eso: Juego de cámaras y jumpscares, pero con elementos particulares que, vete tú a saber por qué, ha convertido a esta serie en toda una moda.


He escogido este vídeo porque representa muy bien lo que pasa con el título: Youtubers/jugadores inexpertos que no tienen ni idea de qué va la cosa y se llevan sustos inesperados porque "juegan mal". En realidad, todos los juegos de esta serie, en este aspecto de JUEGO, no son más que un esfuerzo brutal de micromanagement o, en español, extrema supervisión de todo: Comprueba la energía, las puertas, las cámaras, la luz, la careta, la caja de música, pon el sonido de Balloon Boy, quita los muñecos, el armario, la respiración... ES UN PUTO AGOBIO. ¿A quién le gustaba Papers, Please? Juegos donde realizar tareas repetitivas de la forma más repetitivamente perfecta posible no resultan divertidos, tienen que ofrecer "algo más" detrás, una trama que lo justifique.

En Papers, Please, simplemente estaba el reto de a ver lo que durábamos y los diferentes finales, en Five Nights nos cuentan la historia críptica de los animatrónicos, los niños muertos con sus espíritus encerrados, el asesino y descubrir qué tiene que ver el protagonista de cada juego en todo este asunto. Comprobadlo, hay casi tantos vídeos de teorías fan como de gente jugando. De hecho, la cuarta entrega ha sido reconocida por muchos como la que podría haber representado mejor el concepto del "miedo" (Estar en tu habitación y tener que salir a oscuras, con tu linterna, a iluminar el pasillo... Uno de los terrores básicos de todos mientras éramos niños y algo que siempre se queda, en parte, en nuestro interior) pero como era una fórmula tan trillada, la mayoría sólo lo jugaba por los interludios y "las respuestas" que podía dar a la trama.

Pero, bueno, centrándonos de nuevo en eso del "protagonista que no se puede defender", recuerdo un clásico de los tiempos de PlayStation, Clock Tower, que fue de los primeros en dar esa sensación de agobio ante un asesino al que no podemos matar, solo aturdir. La serie Fatal Frame es otro de los mejores representantes de este sistema y, además, suele jugar también con las cámaras, que ya hemos comentado como un elemento muy importante en la mayoría de videojuegos de miedo, por los efectos que tiene en el jugador. El punto extra de "fantasmas japoneses", que tan bien funcionó en The Ring, una de las películas que revitalizaron el género del terror en los cines,


Aunque si hay que comentar un videojuego de terror sin mucha publicidad inicial que comenzó un poco eso de gente grabando sus emociones ante sustos y, así, logró convertirse en un éxito, Amnesia: The Dark Descent (PC, Frictional Games, 2000) es EL emblema entre los títulos indie. Además, juega bien con el miedo: Oscuridad, un personaje REALMENTE afectado por el terror en el que la locura hace tanto daño como un ataque del monstruo en cuestión, sonidos turbadores, imposibilidad de combatir... Es un emblema para todos estos juegos de terror actuales que nos inundan y, además, ha estado gratis en Steam hace poco. Una pena que el resto de los juegos de la serie no hayan encontrado la misma capacidad de sorprender y acongojar al jugador. Como pasa con la música, los juegos de terror sufren mucho de eso de "Artistas de un solo éxito",

Hay muchos títulos indie que podría comentar aquí: Affected, DreadhallsAlone in the Rift u Horror Tribute y su uso del Oculus Rift, Paranormal (O el reciente Paranormal Activity) basándose en las películas (Donde, sinceramente, te llevas la primera hora pendiente de cada mierda a ver si ves "el susto"), Dreadout y su representación de Project Zero más actual, Among the Sleep y su GENIAL moraleja, One Last Night (Buen concepto), Power Drill Massacre (Que es malo con avaricia), Mostrum (Me gusta mucho su concepto de enemigos aleatorios, cada uno con su dinámica, basándose en todos los clásicos de "solo con el monstruo que te persigue y no puedes matar" aunque está pésimamente explicado)...

Así, P.T. es un ejemplo del miedo pero sólo porque dura muy poco. ¿Cómo se hubiera convertido en un juego, más allá de esa demo autoconclusiva? Fuera parte de los diferentes finales rebuscados, menos de dos horas no se puede considerar más que como una demo (Y la mayoría de juegos indie comentados no pasan de ahí) y, aunque se nos enseñaron escenas de lo que podría haber sido el título completo, creo que son más fantasmadas que los propios espíritus que rodean ese mítico pasillo. P.T. es perfecto porque es una demo: TODO está cuidado al detalle y presenta todos los elementos del terror. Jumpscares, atrévete a ir a por lo que te da miedo, linterna, sentirte observado, apariciones, gore, sonidos acojonantes, locura... ¡Si hasta tengo un conocido de esos que estudia mucho del tema que me hablaba de mil mierdas sobre luces, sombras, desenfoques, orbes de luz y tal que aparecen en ese juego, nadie les echa cuenta, pero son referencias reconocibles para los "buscadores de fantasmas" reales! ¿Cómo hubieras expandido todo eso en un título de algo menos de 10 horas de duración? ¿Como metes a Normal Reedus/Daryl de The Walking Dead en un juego en primera persona? ¿Cómo avanzas una trama tan bien hilada -y cerrada- para que afecte a todo el pueblo? (Porque suponemos que todo es un "has entrado en Silent Hill y esa casa es la primera casa donde caes") Creo que se nos perdió el hype en el concepto de "necesitamos una trama bien elaborada durante todo un juego para que esto tenga sentido", algo que difícilmente se hubiera logrado, incluso sin ser cancelado.


También hay juegos comerciales que han tenido buenas ideas sobre el terror. Alien Insolation representaba muy bien el concepto de lo que deberían haber sido los juegos de Alien (Los shooters ya aburren) y, aunque haya quedado un tanto irregular, sobre todo por el abuso del lanzallamas, aplaudo que representara bien esa idea de la película inicial. The Evil Within... Se queda un poco por detrás en todo menos en el apartado técnico. Es como el hijo perfecto de Resident Evil, Alone in the Dark o Silent Hill... Cuando ya hemos jugado a los mismos. Cuesta que nos sorprenda. Ju-On: The Grudge, de Wii, es muy especial para mi y mis colegas ya que fue EL juego miedo que disfrutamos juntos y la ambientación, dentro de los pobres gráficos de la consola de Nintendo, es genial. En serio. Pero los pésimos controles y, sobre todo, el mal sistema de JUEGO, lastraban el título. No podía ser que muriésemos cada 2x3 porque nos quedábamos sin pilas y tuviésemos que repetir lo mismo (perdiendo el factor miedo ante algo que ya conoces) con el agobio de saber dónde está la siguiente pila para poder avanzar en el capítulo.

Que hubiese que encontrar objetos perdidos en cada capítulo para desbloquear el capítulo final (Y muchos estaban en sitios totalmente incoherentes) ya destrozaba por completo todo el GRAN trabajo que se presentaba en localizaciones de espanto (Una fábrica abandonada donde huye nuestro perro; un hospital, de noche, que ha perdido a todos sus pacientes y enfermeros mientras suenan teléfonos y escuchamos pasos de niños; unos pisos abandonados donde tenemos que llevar un paquete; unas oficinas donde se va la luz y somos el guarda jurado...) en serio, ese juego, con alguien que sepa dónde hay que ir en cada momento y dirija a los jugadores a los sustos, representa maravillosamente la idea de "película de terror con sustos continuos en localizaciones que dan miedo de verdad", pero es un mal juego.

Así, pues, lamento haber divagado tanto, pero me apetecía hablar sobre estos juegos de terror. Personalmente, P.T. como demo me parece sublime, Ju-On: The Grudge fue el que más me acojonó, junto a Silent Hill 2, seguramente el rey indiscutible de estos juegos de miedo. a pesar de que nos podemos defender. Amnesia es un ejemplo básico de este género, muy bien evolucionado por OutlastUntil Dawn es una muy buena idea (Y con un gran nivel técnico) y Layers of Fear es la mejor evolución que he visto del concepto del título de Kojima y Guillermo del Toro, aunque centrándose más en el concepto de locura, con una trama que te interesa seguir dentro de todo el caos y los sustos que te tienes que comer. En cuanto a Allison Road... Le queda mucho para ser un juego de miedo con lo que han enseñado.

Todo, por supuesto, desde mi punto de vista. ¿Cómo veis vosotros este género en los videojuegos?

8 comentarios:

  1. Me he leído la entrada entera y he de decir, que sabes que me encantan los juegos de terror, a pesar de que realmente después sea el más cagueta y manco cuando estamos jugando, pero este tipo de juegos me apasionan, los jugaría todos los días, eso sí dosis diarias de 35 a 40 minutos, no podría mi pequeño corazón aguantar mucho más. En cuanto a los juegos que has comentado, con diferencia Ju-On es EL juego, no he pasado más miedo con un juego que con ese y como comentas fue un error tremendo el tema de pilas y recortables en sitios que por naturaleza humana no volverías porque el susto viene de ahí. P.T. es otro juego que por ambientación y despliegue gráfico es una obra de arte, pero tambien coincido que ese tipo de juegos cuesta meter un argumento más largo saliendo de esa casa, tienes esa familia que ha ocurrido todas esas desgracias... ¿Y ahora que? ahí encontraba yo mis dudas en cuanto al argumento, es una lástima que se haya quedado en eso, pero tambien me alegro, no sé en que habría acabado P.T... Finalmente el que estoy jugando actualmente Outlast (te agradezco que el vídeo que muestres sea mío =P), tambien quedé prendado desde que ElRubiusOMG empezó a jugar, la idea de encerrarte a grabar cosas que pasan dentro de un sanatorio donde han pasado multitud de cosas como que un fantasma camine tan pancho por el sanatorio, un gordo que si te coge te parte en dos (literalmente) y otros locos te quieran hacer pupita, hace que me venga arriba y quiera disfrutarlo, siempre con ustedes detrás y grabandolo claro. Me ha encantado la entrada y te doy mis "dies" =D

    ResponderEliminar
  2. Tranquilo Adell que no estás sólo, yo también soy muy masoca con los juegos de terror xD

    He de decir primero de todo que yo, en cualquier juego (y digo CUALQUIER juego, da igual que sea de terror) me acojono muchísimo. Juegos malos como Dementium (NDS) no lo pude continuar del terror que me inspiraba. Cuando jugué con unos colegas al P.T. (y más de un ¡Hostia puta! grité, todo hay que decirlo) ni siquiera pude coger el mando, con el primer susto de Outlast pegué tal bote que me di en la cabeza con la pared... Vamos, que soy único xD Y aún así siempre tengo el gusanillo de jugar a un juego de terror...

    Hablando del gore... 999: Nine Hours, Nine Persons, Nine Doors (juego que jugué porque decías que te gustó mucho :P) tiene algunas escenitas de sólo texto que te hacen algo no muy bueno en el estómago... Y eso que es un juego que no me gustó nada (pasarse 2 horas leyendo por cada 15 minutos de gameplay, tener que rejugar el juego entero para sacar los finales, la divagación excesiva de sus textos...) pero oye, en ese apartado cumplía bien.

    Luego ya debido a la ausencia de consolas/ordenador en que emular, he visto juegos como los Silent Hill, Until Dawn, Amnesia: The Dark Descent (ni llegué a terminar con A Machine for Pigs, qué aburrimiento de juego) por medio de un chico muy majete que los sube en forma de let's play a YouTube. La verdad es que lo pasé mal con Until Dawn o Amnesia, pero aunque los Silent Hill me divirtieron no llegaron a ese punto de terror. Probablemente porque el jugador en sí tiene un sentido de la orientación pésimo y estaba todo el rato gritando a la pantalla que por ahí no era xD

    En conclusión, yo creo que es un género que ahora mismo está en auge, con juegos de mejor o peor calidad. Aún le quedan muchos elementos que explotar y tiene fuelle, sólo hay que saber manejarlo. Como bien dices juegos que realmente busquen aterrorizar al jugador (con miedo del bueno) hay pocos, pero parece que poco a poco van surgiendo más. Habrá que seguir más juegos de terror, y yo lo haré encantado debido a mi masoquismo videojueguil :P

    ResponderEliminar
  3. Me flipan los juegos de terror de los que tengo para mi su máximo exponente en la saga Silent Hill, una saga que juega con asustarte mas por psicologia que por sustos repentinos (que también los hay)

    Que si esa taquilla que se mueve sola, que si esos llantos lejanos, esa cabeza de maniqui que está normal y cuando te giras dos segundos y la vuelves a ver se cae al suelo ensangrentada... unido a la oscuridad que solo puedes alumbrar con tu linterna y a la radio que suena cuando algo malo se te acerca crea una atmosfera brutal

    El 4 recibio muchas criticas pero es muy bueno en lo que hace, le falla un poco la ejecucion y que es dificilillo comparado con los otros pero como juego de miedo hace bien su trabajo, esos poltergeist en la casa en la que estas encerrado e incomunicado, ese Walter Sullivan que se queda sonriendo y vaclandote delante de la puerta y solo puedes ver por la mirilla y que decir de espiar a Eileen por el agujero de la pared mientras barre la casa o duerme... bueno eso terrorifico precisamente no era, mas bien todo lo contrario xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. The Room es, para mi gusto, el mejor Silent Hill que haber llevado al cine. Es tremendamente cinematográfico. Pero, claro, supongo que es más sencillo pagarte efectos especiales que usar un buen guión adaptado. xD

      Eliminar
    2. Es que juega muy bien con el rollo de estar solo, encerrado y agobiado en una casa en la que pasan cosas paranormales combinado con el rollo de poder salir de ella eventualmente a traves de agujeros que te llevan a zonas abiertas pero terrorificas, con peligros mortales a cada esquina, las cuales no te queda mas remedio que explorar si quieres descubrir por que narices te pasa lo que te pasa en tu propia casa.

      Como peli de terror seria una pasada y no necesitaria apenas efectos especiales, en cambio van y las pelis que hicieron salieron como salieron, si hicieran como dices la adaptacion del 4 podria salir un peliculon si la hacen bien pero...

      Se me olvidó antes comentarlo y una clave para mi de un juego de terror es el sentimiento de indefensión, no es lo mismo ir cargado de armas y municiones que ir con un palo en la mano, ahi tambien me gusta mucho el SH4, tienes un inventario muy limitado, si cargas encima armamento igual tienes que prescindir de objetos curativos o te puedes encontrar que tienes que descartar algo para coger una llave, entonces siempre vas alerta y eso me mola porque te hace tener que tomar decisiones en plan "escapo de aqui o me enfrento a los enemigos"

      Eliminar
    3. Ahí está el punto: Los "Survival horror" en los que realmente combates contra hordas de enemigos no ofrecen esa sensación de terror porque, bueno, puedes acribillar a lo que sea que te salga, por muy feo que sea. Si te limitan la munición, hacen que ciertos enemigos sean inmunes o, simplemente, no te dejen sentir esa seguridad de saber que vas a poder luchar siempre... Ahí ya sí que ganan en "efecto miedo".

      La otra opción es lo de el héroe indefenso que sólo corre o se esconde, que parece que es la tendencia hoy en día.

      Eliminar
  4. Yo con los juegos de terror voy de mal en peor, para no pasarlo mal he de hablar en voz alta haciendo tal o cual comentario xD.
    Para mí el máximo exponente es ese, el estar indefenso, me hace meterme más en la situación, los citados clock tower o su secuela fantasma, haunting ground me encantan por eso, aunque con este último, la historia tiende a ir hacia abajo, le quieren dar un trasfondo pero no saben mantenerlo y los últimos jefes más que miedo dan risa.

    Supongo que es complicado mantener la historia, y es fácil tirar de los sustos gratuitos...



    ResponderEliminar
  5. Buenas Gente,
    Mi primer comentario en el blog. Me gustó mucho la entrada, la leí completa.
    Les quiero comentar que descubrí este género con Resident Evi 1 y me encantó, aunque tristemente nunca lo terminé y eso que tengo el remake en Wii, debería hacerlo y tomar coraje alguna vez.
    Lo tenía muy arriba junto al Galerian de PSX.
    Hasta que probé el Silent Hill 2 en PC. El resto es historia, me hice fan automáticamente de este tipo de juegos. Inclusive me atreví a probar el Silent Hill 1 pese a que sus gráficos para la época ya estaban desfasados. Hablo del año 2001 aprox. Y no solo me gustó. Es junto al 2 mi SH favorito. Lo finalicé 3 veces y tengo ganas de rejugarlo otra vez en algún momento. Pero me prometí no volver a ese pueblo Maldito!.
    Aparte de esta saga me gustan mucho los Project Zero. Voy por el 4 actualmente y en proceso. Son juegos que muchas veces me hicieron apagar la consola. Y pensarlo 2 veces a seguir jugando. A ese nivel te asustan.
    Y un detalle, que no recuerdo haber leido en la entrada, es que este tipo de juegos se juega ,en lo posible, solo por las noches, en soledad, a oscuras y con auriculares. De esta manera se entra mucho mas en clima de miedo. Así también se deben mirar las películas de terror.
    Los Silent hills y Project Zero con auriculares son terribles!!!
    Gran Blog, creo que me fui por las ramas, me falta probar muchos juegos nuevos.
    Y por nombrar algunos destacados, se podrian nombrar Obscure 1 y 2. Cold Fear y The Suffering ( Gran combinacion de terror y acción)
    Éxitos Chicos!

    ResponderEliminar