lunes, 17 de octubre de 2016

[Análisis] Criminal Girls: Invite Only y Criminal Girls 2: Party Favors

Buenas a todos, aquí Haru. Aprovechando la ocasión del reciente lanzamiento de Criminal Girls 2: Party Favors (23 de septiembre en Europa, 11 de octubre en América) he querido escribir sobre esta mini-saga, la cual no es muy conocida y, si lo es, se debe más a problemas en la localización más que por el juego en sí.
 
El título original, Criminal Girls, fue publicado por Nippon Ichi Software y desarrollado conjuntamente con la ya disuelta imageepoch. Su lanzamiento original en el mercado japonés se produjo en 2010, para PSP, y esa versión nunca salió de la isla. No fue hasta que se hizo un remake para PlayStation Vita aprovechando la pantalla táctil y añadiendo extras cuando, por fin, se anunció que el título llegaría a occidente. 

Criminal Girls: Invitation (2013) cambió de nombre a Invite Only en occidente, que recibió el título en el año 2015, cuando llegó a Japón la secuela del título: Criminal Girls 2: Party Favors (Vita), esta vez desarrollado completamente por Nippon Ichi y con una rápida localización en nuestras regiones. 
Supongo que los que ya sabéis algo de estos juegos estaréis esperando que explique lo de la localización a nuestras regiones, pero mejor empecemos por analizar los títulos, algo que se puede hacer de forma conjunta debido a que la fórmula de ambos es muy similar.

El argumento de estos títulos es bastante original, ya que aunque hay otros juegos que han tocado la temática de la vida de ultratumba de distintas maneras, al menos aquí no veremos los típicos planteamientos habituales de un mundo de fantasía o un mundo moderno amenazados por el mal.
 
La peculiaridad en este caso es que la historia se centrará en un protagonista que no ha muerto, pero ha sido contratado como Instructor para trabajar en el Infierno, con el fin de reformar a una serie de chicas que se consideran como “delincuentes”. En la terminología del juego, se da ese trato a personas que han muerto y que, genéticamente, estaban predestinadas a ser criminales, pero murieron antes de cometer actos atroces, si bien pueden haber cometido pequeños pecados o acciones que apuntaban a que iban a convertirse en malas personas.
 
Nuestro Instructor se encontrará con un grupo de desconocidas de aspecto juvenil, no siempre muy dispuestas a cooperar y que no se conocen entre ellas, con el objetivo de superar obstáculos y pruebas para, así, poder retornar al mundo terrenal.

Lo más importante para la trama será, pues, el desarrollo de las chicas, cómo se descubren sus pasados turbios y superan las trampas a las que se enfrentan. Y es que cada chica aparentará una personalidad cliché de anime, pero nos irán mostrando su lado oscuro, su pasado y el motivo de su pecado.
 
Ambos juegos son independientes, ya que aunque el planteamiento es el mismo en ambos títulos, el cambio completo del grupo protagonista hará que no podamos encontrar relación directa entre los mismos.

Generalmente, estos títulos son catalogados como un Dungeon Crawler, aunque hay que diferenciarlo con el estilo Rogue-Like más puro, con la generación aleatoria de mazmorras gigantescas. 

Sí, los juegos se desarrollan completamente en mazmorras y tendremos combates aleatorios cada serie de pasos, pero éstas no son aleatorias y tienen pocos pisos, unos 4 o 5, y prácticamente cada uno cuenta con su propio punto de guardado. Además, hay otros elementos que hacen que no resulten tan duros como otros títulos de este subgénero.
 
Los combates serán por turnos y controlaremos a cuatro de las chicas de un total de siete. De un analista leí que le recordaba a un juego de cartas, y la verdad es que es una comparación muy acertada: por así decirlo, cada chica representaría un mazo con distintas cartas (todo su set de habilidades, incluyendo el ataque básico) y, en cada turno, tenemos que escoger entre las 4 cartas/ataques que nos ofrecen. Si no nos gustan, podemos hacer un cambio de mazo por turno: es decir, cambiar un personaje por otro en mitad del combate. En cada turno podremos también consumir un objeto, sin que se avance el mismo. En el segundo juego esta posibilidad está algo nerfeada, ya que al usar un objeto las habilidades ofrecidas volverán a barajarse, lo cual evita el uso de objetos de potenciación cuando contamos con la habilidad perfecta con la que combinarlo. 

Este sistema genera un gran componente estratégico que hará las batallas con enemigos duros bastante entretenidas, añadiendo de por medio ese factor azar que lo dota todo de mucha más emoción. Tampoco es que todo el juego se base en el factor suerte, pues hay un factor regulador que controla qué se nos ofrece en según qué del combate nos encontremos. (Una habilidad que nos cubra aparecerá cuando el un enemigo esté cargando su ataque, veremos habilidades que recuperan de estados alterados solo cuando los padecemos, no se nos ofrecerá revivir a un aliado si todos están con vida...)

El segundo elemento fundamental del juego, que nos permite obtener nuevas habilidades, son los minijuegos de la polémica: En esos minijuegos deberemos castigar… ejem, “motivar”, a las delincuentes, de forma que se reformen poco a poco y se hagan más fuertes (aprendiendo habilidades) para poder superar los diversos obstáculos hasta su liberación.
 
De esa manera, hay 5 minijuegos que vamos desbloqueando al avanzar la partida y, cada uno, cuenta con 4 niveles, al cual más difícil que el anterior que, si superamos, desbloqueará una nueva habilidad para esa chica. A los minijuegos se juega con la pantalla táctil y consisten en azotar o frotar a las chicas... Lo cual explica el por qué son títulos cargados de polémica.
 
En la segunda entrega, Party Favors, las posibilidades aumentan, ya que cada vez que avanzamos un nivel se nos deja escoger entre dos habilidades, cada una de un signo S o M (de Sadist o Masochist), de una manera similar a las habilidades S y T del Tales of Symphonia. El cómputo total, según las habilidades que escojamos, hará que cada personaje sea afín a un tipo, lo que permitirá otorgar subidas o bajadas temporales de las estadísticas de nuestras chicas durante los combates, mediante distintos comandos de “Coaching” (sin consumir turnos).


 
En el apartado técnico, cabe resaltar que es un juego en 2D con sprites. A mí me recordó a los clásicos, como si jugara a un título de Game Boy Advance, aunque con más capacidad técnica, pero quizá es que soy demasiado fan del 2D.
 
Teniendo en cuenta esto, el juego no tiene grandes aspiraciones, pero tampoco tiene ningún defecto destacable. Es bastante sólido en sus aspectos jugables, ideal para una portátil. La segunda entrega es mucho más fluida, con animaciones rápidas y permitiendo correr por las mazmorras.
 
El juego cuenta con textos en inglés y voces en japonés, excepto si tenemos en cuenta el tema de la censura: las voces durante los minijuegos han sido eliminadas. Además las imágenes de los mismos han sido modificadas (en el primer juego optaron por tapar partes sensibles, en el segundo por redibujar) y hay cambios en los diálogos o términos (el más recurrente es sustituir ‘castigo’ por ‘motivación’) para que el título pudiera llegar a occidente. A pesar de ello, habrán jugadores a los que les pueda molestar "motivar" a chicas muy jóvenes, ligeras de ropa, mientras que otros considerarán que se ha eliminado un elemento que no le hacía daño a nadie.

La Banda Sonora cumple, con algunos temas vocales y una música ambiente que no se hace pesada, pero tampoco destaca mucho.

El tema de la censura daría para un debate bastante extenso en el que realmente tampoco quiero entrar. Cada uno hará las valoraciones éticas que considere sobre la temática del juego. Si le interesa lo jugará y, si no, no tiene ninguna obligación de tocarlo.
 
Normalmente se menciona esta saga en listas de juegos censurados y recortados. No considero que se altere tanto el producto, ya que la parte jugable en sí permanece completamente intacta a pesar de las alteraciones. Alteraciones que no dejan de ser absurdas, porque la mera existencia del juego ya molesta a ciertas personas y los cambios no lo hacen más aceptable para los mismos. De hecho, Criminal Girls 2 no obtuvo una clasificación de edades aceptadas por las correspondientes agencias alemana y australiana, por lo que el título no se ha llegado a distribuir en esos mercados.
 
Como digo, a pesar de todo, los juegos son bien entretenidos si no se toman muy en serio. Me compré Criminal Girls 2 el día de su lanzamiento y me gustó tanto su propuesta jugable que lo completé en unos días, a pesar de no tener mucho tiempo libre. A continuación jugué a la primera entrega, porque quería más, y ésta también me ha proporcionado una buena cuota de entretenimiento hasta terminarlo hace nada, si bien es un poco más tosco.
 
Considero que la segunda entrega está más pulida: tiene mejores gráficos, mejoras en el sistema de combate, también es más difícil (aunque se puede bajar la dificultad), ofrece más fluidez, etc. Sin embargo, el primer juego tiene más contenido post-game, dos personajes extra (se añadieron al hacer el remake) y más mazmorras. Cada juego puede completarse entre unas 30-40 horas, según te pares a completar los distintos finales o contenido extra.

Si tenéis una PlayStation Vita y os interesa el concepto, recomendaría ir a por la segunda entrega directamente. Para los usuarios de PC, el primer título tiene previsto su llegada a Steam el próximo 11 de enero.

En conclusión, ambos juegos me han parecido RPGs originales y divertidos y, si te interesa la temática, te gustarán sus personajes. Posiblemente sean juegos denostados, considerados como solo aptos para pervertidos, pero si podéis dejar de darle importancia a ese elemento concreto, puede que descubráis que, sin ser una obra maestra, tiene cualidades redentoras.

3 comentarios:

  1. Son juegos en los que hasta ahora no me había fijado demasiado más allá de leer algún análisis "mainstream" que se centraba más en la parte polémica que en explicar lo que realmente uno se encuentra cuando los juega. Y eso es algo que has transmitido muy bien y que permite considerarlo como juego ya dejando de lado todo el tema erótico, así que por eso te felicito.

    En cuanto a los títulos en sí, no voy a decir que de entrada los vaya a poner en mi lista de posibles, pero al menos algo la atención me llaman. Parece que tienen una jugabilidad entretenida y con detalles interesantes. ¿La trama qué tal la consideras teniendo en cuenta que no hay que tomársela muy en serio? ¿La podrías comparar con algún otro juego para hacerme una mejor idea?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La trama busca ser emotiva y pone énfasis en el desarrollo de las chicas, pero siempre desde un punto de vista bastante "anime", sin ser muy maduro, supongo.
      La única comparación que se me ocurre es con el desarrollo en los Senran Kagura, pero creo que tampoco los has jugado xD

      Eliminar
  2. Es tal y como dice el análisis, para disfrutar plenamente de este tipo de títulos no hay que tomárselos demasiado en serio, de lo contrario se cae en muchos prejuicios, incluso sin la censura no seria nada demasiado destacable, hay que saber disfrutarlo, gracias por el analisis

    ResponderEliminar