viernes, 5 de agosto de 2016

¿Qué es The Elder Scrolls Legends?

The Elder Scrolls se ha convertido en uno de los principales referentes del género RPG occidental, con su quinta entrega, Skyrim, estableciéndose como uno de los títulos más vendidos de la historia. Dado el éxito masivo que ha logrado la serie, Bethesda y Zenimax han intentado buscar medios de expandir el universo de los juegos con nuevos títulos de estilo diferente.

El proyecto de hacer un MMORPG del universo, The Elder Scrolls Online (PC/PS4/XB1, 2014-15) no tuvo el éxito esperado y pasó de contar con cuotas mensuales a poder disfrutarse de forma semi-gratuita (Hay cierto contenido exclusivo para los que pagan cuotas), aunque como todo juego online que haya que comprar, sí que logró unas ventas bastante decentes y se puede mantener hoy en día.

La cuestión es que buscaban algo más y, tras el brutal éxito de Hearthstone, el juego de cartas online de Blizzard, se decidieron a preparar su propia visión del concepto, anunciando oficialmente el proyecto en el año 2015. 

Pues, bien, este verano ya están listos para enseñar en lo que han estado trabajando y han abierto oficialmente el periodo de Beta Abierta en el cual todo el mundo puede entrar y jugar a este título, que toma elementos de Hearthstone (evidentemente, es el juego que ha hecho que este género sea una realidad seria), pero con sus propias características únicas y mucha más variedad de elementos, basándose más claramente en el juego de cartas coleccionables más importante de la historia: Magic the Gathering.

The Elder Scrolls Legends será gratuito y el periodo de beta, salvo sorpresa, nos dejará conservar nuestras colecciones para el lanzamiento definitivo, por lo que entrar ahora nos permitirá ir logrando mejorar nuestras colecciones. Así que pasemos a explicar cómo es el juego:

Una de las cosas más llamativas del título es la existencia de un modo historia, que sirve como tutorial y nos desbloquea/entrega multitud de cartas o barajas. La trama nos hace vivir un evento que conocemos por el lore perdido en los diferentes juegos de la serie: la época en la que el emperador fue expulsado de su propia capital por un príncipe daedra, con un héroe anónimo realizando una épica epopeya que acaba por cambiar la historia.

Esta campaña, con 20 capítulos/combates disponibles (Por el momento, se pretende expandirla poco a poco) hace que cada partida que juguemos en la misma tenga un sentido y nos va presentando las diferentes cartas y arquetipos del juego a la vez que nos cuentan una historia. De hecho, al final de algunos combates se nos harán preguntas para que tomemos una decisión, de forma que, según la opción que elijamos, obtengamos una carta u otra. ¡Incluso con cartas legendarias!

Si hay algo llamativo de este juego es su rápida accesibilidad, de forma que el muro de entrada entre jugadores avanzados e inexpertos no pese tanto en términos de barajas. Que pesará, como en cualquier juego de este tipo, pero no es algo tan radical y, de hecho, se aboga mucho por hacer que haya muchas opciones disponibles en caso de que no queramos combatir contra otros jugadores.

The Elder Scrolls Legends funciona como Hearthstone y otros tantos juegos de cartas existentes hoy en día: nuestro objetivo será reducir a 0 la salud de nuestro oponente usando nuestras criaturas y acciones. Ambos contendientes comenzaremos con 30 puntos de vida y 1 punto de maná. Cada carta tendrá un coste correspondiente, por lo que, en cada turno, tendremos que decidir qué carta/s sacar con nuestro maná actual (Aumenta en 1 cada vez que sea nuestro turno).

Hasta aquí, no hay sorpresas, pero este juego tiene sus cualidades propias. Para empezar, tenemos el sistema de calles: como podéis ver en la imagen superior, hay dos calles distintas. En cada una, podremos situar hasta cuatro criaturas como máximo (Detalle: si queremos incluir una más, será posible destruir una criatura existente) y sólo podremos atacar al oponente o a las criaturas que estén en esa misma calle. Es decir, criaturas en diferentes calles no podrán atacarse entre ellas, lo cual añade un factor estratégico bastante importante, sobre todo teniendo en cuenta las cualidades especiales de la calle sombría: las criaturas invocadas aquí no podrán ser atacadas por las criaturas del oponente hasta el turno siguiente, de forma que cartas que quieras proteger, que ganen fuerza con el tiempo o que tengan mucho ataque y poca vitalidad, estarán "seguras" durante un turno del rival. "Seguras" porque las cartas con Cobertura no serán inmunes a efectos y acciones del oponente, de forma que siempre tendremos ciertas opciones para controlar esta situación.

Otro detalle importante del juego es el Elixir de magia, que se obtiene si sales segundo en una partida (Esto se decide al azar, salvo en combates específicos "de historia" o Arena). Al contrario que la moneda en Hearthstone, su uso no se limita a uno, sino que podremos usarlo hasta tres veces (con solo un uso permitido en cada turno) para aumentar nuestro maná actual en un punto, elevando el máximo temporalmente. Estos tres usos hacen que, de facto, el que empiece segundo cuente con una ventaja estratégica brutal, ya que tendrá un maná más para gastar en los turnos que guste. Eso sí, lo normal es gastarlo rápido para lograr ventajas en los primeros turnos, ya que el Elixir puede ser destruido, como cualquier otra carta de apoyo del rival, usando las cartas correspondientes... Si bien todavía no existe ninguna carta de coste inferior a 4 que pueda hacerlo. Es decir, si se usa en tus tres primeros turnos, el oponente no podrá hacer nada, más que intentar defenderse de tus cartas de valor superior.

Otro elemento muy importante es el de las Runas. Cada baraja podrá estar compuesta por entre 50 y 70 cartas, pero 5 de ellas, al azar, serán colocadas de tu mazo a una de las 5 runas alrededor de tu personaje. Cada vez que tu salud baje a un múltiplo de 5 (25-20-15-10-5), la carta oculta en esa runa pasará a tu mano, como una forma de darte una posibilidad de levantar la situación. Esto es especialmente útil con la existencia de cartas con el efecto "Profecía", ya que si tienen esa cualidad podrás usarlas directamente en el mismo momento en el que se revelan, cambiando drásticamente la situación de la partida.

Gracias a esta mecánica, con un poco de suerte (Porque puede ser que entre esas 5 cartas de tus runas no haya caído ninguna con Profecía), es posible levantar situaciones frente a barajas muy agresivas, un problema casi imposible de controlar en otros juegos de cartas como Hearthstone.

Como hemos dicho, cada baraja estará compuesta por entre 50 y 70 cartas, pudiendo colocar, como máximo, tres cartas iguales en cada mazo. Los elementos de cada cartas serán los siguiente:
  1. Coste de maná. Cuánto maná es necesario para poder invocar la carta.
  2. Gema única: exclusivo de cartas legendarias, de las que sólo se podrá poner una copia en cada baraja.
  3. Nombre.
  4. Clase.
  5. Poder. Daño que causa al atacar a otras criaturas o al oponente.
  6. Salud. Cantidad de daño que puede recibir hasta ser destruida.
  7. Efecto. Lo que hace la carta. Luego explicaremos las posibilidades.
  8. Color. Cualidad a la que está asociada. Cada baraja sólo podrá tener, como máximo, cartas de dos colores diferentes, si bien existen cartas sin color que se podrán incluir libremente.
  9. Rareza: Lo rara que es la carta para que te toque en un sobre. Blanco es Común, Azul es Rara, Morada es Épica y Dorado es Legendaria.
Bien, ahora pasemos a comentar las posibles cualidades que pueden tener las cartas:
  • Perforación: Si esta carta ataca y destruye a una criatura, todo el daño que exceda la salud de la criatura derrotada se aplicará sobre la salud del rival.
  • Carga: Esta criatura podrá atacar en el mismo turno que ha sido invocada.
  • Absorción: El daño causado cuando ataque esta criatura se añadirá como salud a su poseedor.
  • Guardia: Si una criatura con guardia está en una calle, las criaturas de dicha calle tendrán que atacarla y destruirla para poder atacar a otra criatura o al oponente.
  • Último aliento: Esta criatura hace algo al ser destruida.
  • Letal: Esta criatura destruye a toda criatura que dañe, sin importar su poder o salud.
  • Hurto: Hace algo si logra dañar al rival.
  • Profecía: Ya explicado, se puede activar sin coste en el turno del rival al ser revelada de una runa.
  • Regeneración: Estas criaturas recuperan toda su salud al principio de su turno. 
  • Custodia: La primera vez que reciban daño, evitan ese daño, sin importar su poder.
  • Roba: Criterio especial, ya que las cartas con este texto permiten robar cartas que no tienes por qué tener en tu baraja. Es decir, básicamente crean la carta que indican en su texto y la añaden a tu mano.
  • Acción: Básicamente, las cartas mágicas del juego. No se invocan al campo de batalla, sino que se usan desde tu mano y aplican su efecto directamente.
  • Efecto persistente: Texto especial de algunas cartas, que hacen algo siempre que se mantengan en partida.
  • Invocación: Hacen algo al ser invocadas y sólo en el momento de ser invocadas.
  • Apoyo: Las cartas de apoyo con el efecto Activo, se quedarán permanentemente (Salvo que sean destruidas o consuman todos sus usos) junto al jugador que las usen, afectando a todas sus criaturas.
  • Objetos: Los objetos se podrán equipar a las criaturas aliadas del campo, aplicando cambios de características y añadiendo efectos especiales permanentes.
Esta carta, además, servirá para indicar dos curiosidades: existen cartas con doble color que sólo se podrán usar si tu baraja está compuesta por cartas de esos dos colores concretos y, además, también existen cartas holográficas, con animaciones propias. 


Gracias al sistema de misiones diarias (Como en Hearthstone) podremos obtener dinero del juego que nos permitirá comprar sobres de expansión (100 oros cada uno, ofreciendo 6 cartas, al menos una de ellas rara) o participar en las dos Arenas disponibles: por 150 oros, se nos ofrecerán tres arquetipos al azar y se nos irán ofreciendo opciones de tres cartas en tres cartas, para que construyamos nuestro propio mazo de 30. Tras cada victoria, se nos ofrecerán tres cartas de las que podremos elegir una para mejorar nuestro mazo y, según lo bien que lo hagamos, ganaremos sobres de expansión (Sí, en plural), dinero y cristales con los que poder lograr la carta que queramos. El máximo de victorias por Arena es 9, por lo que en caso de lograrlo podremos obtener una recompensa brutal.

También existen misiones concretas globales que se cumplen siguiendo ciertas condiciones o usando determinadas cartas, como invocar 300 imperiales, equipar 200 objetos, ganar sin sufrir daños, con una cantidad exagerada de salud... Cumplir estos retos nos supondrá importantes recompensas en oro, por lo que aunque al principio las realizaremos sin darnos cuenta, algunas merecerán la pena de ser perseguidas de forma activa.

Además, el juego sigue un sistema de niveles (del propio jugador) que, con jugar partidas (ganaremos más experiencia si vencemos), nos permite obtener recompensas en formas de sobres, dinero, cristales o incluso podremos hacer evolucionar nuestras cartas:

Aunque, sin duda, lo más interesante es la posibilidad de que nos ofrecen de evolucionar ciertas cartas a dos opciones diferentes:

Esto permite que el jugador pueda ir construyendo su propia baraja adaptándola a su juego y, además, tampoco es algo excluyente, ya que la otra opción siempre podrá crearse usando cristales. Esto solamente sirve para el set de cartas que nos ofrecen al comenzar, que da para bastante tiempo. De hecho, yo aún no he llegado al nivel 23, como podéis observar.
No solo tendremos nivel: también podremos elegir nuestra raza, lo que afectará a las cartas que obtendremos al ganar combates (Tres victorias contra otro jugador humano nos da una carta, además de dinero) o al subir de nivel. No es una decisión absoluta, puesto que podremos cambiarla cuando queramos.

Las opciones nos dejan claros los principales arquetipos del juego:

Las opciones disponibles son:
  • Guardia Rojo: Especializados en armas, con cartas de Fuerza (Rojo) e Inteligencia (Azul)
  • Elfo del bosque: Se basan en causar daño directo a las criaturas enemigas para, después, eliminarlas con sus efectos. Con cartas de Fuerza (Rojo) y Agilidad (Verde)
  • Argoniano: Con cartas centradas en ganancia de maná, buscan derrotar al rival con grandes criaturas. Sus cartas serán de Resistencia (Morado) y, en menor grado, de Agilidad (Verde)
  • Bretón: Especializados en el efecto custodia (Inmunes al primer daño que reciben) y en invocar a los temibles Atronach elementales. Cartas principalmente de Inteligencia (Azul) y, en menor grado, de Resistencia (Morado)
  • Elfo oscuro: Centrados en criaturas con el efecto "Último aliento" (Hacen algo al morir), sus cartas serán de Inteligencia (Azul) y Agilidad (Verde).
  • Alto elfo: Sus cartas se basan en el uso de Acciones (hechizos) y sus colores son Inteligencia (Azul) y Voluntad (Amarillo)
  • Imperial: El arquetipo basado en invocar muchas criaturas débiles y reforzarlas. Con cartas de Voluntad (Amarillo) y Resistencia (Morado)
  • Khajiita: Con su habilidad "Hurto" (Hacen algo al golpear al rival) y movimientos entre calles, sus cartas serán de Agilidad (Verde), aunque también tendrán algunas de Voluntad (Amarillo)
  • Nórdico: El ataque puro y cartas que ganan ventaja por tener más salud que el rival. La Fuerza (Rojo) y Voluntad (Amarillo) serán sus principales colores.
  • Orco: Con grandes sinergias entre sus cartas, formar un ejército orco necesitará cartas de Fuerza (Rojo) y Voluntad (Morado)
En nuestra colección, además de poder ver las cartas que tenemos y elaborar nuestras propias barajas, también podremos crear o desencantar (Usando Trampa de Alma) nuestras propias cartas. Esto se basa en un criterio de cristales, similar al de Hearthstone, que solo sirve para este objetivo.

Si obtenemos más de tres copias de la misma carta, podremos hacer trampa de alma para que al menos nos ofrezcan cristales por ella, mediante la siguiente fórmula:
  • Una carta común da 5 cristales
  • Una rara da 20
  • Una épica da 100
  • Una legendaria da 400
Esto no se aplica a las cartas holográficas, que darán 4 veces más cristales al ser desencantadas, lo cual coincide con el coste de elaborar la carta que queramos.
  • Si queremos crear una carta común específica, nos costará 50 cristales.
  • Una rara nos costará 100.
  • Una épica 400.
  • Una legendaria 1200.
Es decir, tres cartas épicas costarán lo mismo que crear una carta legendaria, tenedlo en cuenta a la hora de decidir qué es lo que queréis, aunque podremos hablar de ello próximas entradas.

Ya hemos hablado por encima de algunos, pero en The Elder Scrolls Legends tendremos cinco modos de juego:

  • Historia: El principal. Tutorial y retos básicos con los que, además de seguir una trama relativamente entretenida, también obtendremos barajas y cartas para comenzar nuestra colección.
  • Práctica: No sirve para cumplir misiones, pero la práctica, con tres niveles de dificultad, permite probar nuestras barajas y da una cierta recompensa por ganar estas partida: 5 cristales si vences a una baraja Principiante, 10 si vences a una Versada y 15 si derrotas a una Experta. Además, siempre ganas un poco de experiencia.
  • Duelo: Lucharemos contra otros jugadores, escalando en un sistema de rangos basados en las constelaciones de la serie. A mejor rango, mejores cartas obtendremos al final de cada mes. Además, por cada tres victorias, obtendremos dinero y una carta.
  • Arena en solitario: Lo explicamos antes, pagando 150 oros, podremos crear nuestra propia baraja y obtendremos mejores recompensas conforme más rivales derrotemos, hasta un total de 9. Las barajas rivales estarán basadas en arquetipos distintos y controladas por la máquina. Podremos ir subiendo de nivel en Arena conforme mejor lo hagamos, obteniendo oros como recompensa, pero sabiendo que, cada vez, los rivales serán más duros. (He llegado a enfrentarme a uno con 5 legendarias) Otro detalle interesante es que muchos combates tendrás reglas especiales tanto para el oponente (Rival con más salud, con monstruos invocados...) como para el jugador (Calles especiales con efectos únicos, algunas más cortas, efectos que benefician algunas barajas...).
  • Duelo de arena: Como la Arena en solitario, pero esta vez enfrentándonos a otros jugadores, cada uno con su propia baraja. Normalmente, su dificultad es mucho más aleatoria.

En fin, sé que ha quedado un poco repartido de aquella manera, pero esto es The Elder Scrolls Legends, un título que, de momento, me está maravillando incluso más que Hearthstone, al que sigo jugando desde la Beta y del que sigo disfrutando, sabiendo que su metajuego está muy polarizado.

Aquí tenemos un título nuevo, más variado, con muchas posibilidades estratégicas y un gran potencial. Yo, por lo menos, lo estoy disfrutando, así que os invito a probarlo si os apetece un juego de cartas online en el que, de momento, no hay un gran muro de entrada a base de dinero real.

Si os gusta, puede que más adelante tengamos más entradas abordando el metajuego, qué cartas buscar, consejos estratégicos... Ya me diréis. ;)

13 comentarios:

  1. De hecho, sabiendo que estabas encantado con el juego es una entrada que iba a pedir, pero tampoco quería abusar xD. Lo que he leído me ha gustado y, aunque de entrada el lore y demás no me parece muy atractivo, creo que le daré una oportunidad pronto. Encantado de tener más entradas así, que generalmente soy manco construyendo mazos.

    ResponderEliminar
  2. Me levantaste la curiosidad con los tweets que ibas poniendo del juego y con esta entrada ya me animé definitivamente a bajar el juego, tengo que decir que me está gustando bastante, parece realmente complejo y dificil de dominar pero el aprendizaje y los tutoriales son buenos, solo he jugado los seis primeros capis pero por ahora me gusta aunque me noto un poco perdido con tanta info, nunca he jugado a juegos de este estilo sinceramente

    Me parece un juego al que hay que ir con una mente centrada en el aprendizaje y no centrada en ganar, solo asi a base de errores se aprenden los conceptos, creo que jugaré a ratos sueltos cuando pueda, es un juego compatible con otros y oye, si se animara gente hasta podiamos hacer algun torneillo de gente del blog (que tampoco se si se puede jugar contra el que uno quiera o es aleatorio)

    ResponderEliminar
  3. No he jugado a nada parecido desde... Yu-gi-oh hace más de una década. Pero al leer la entrada me ha entrado nostalgia, y la verdad es que también tengo cierta curiosidad por probar un título online de estas características, así que puede que me anime. Sé que seguramente la pregunta siguiente será imposible de contestar en un mero comentario y que seguramente hiciese falta otra entrada para hacerlo, pero me tendrás que perdonar el atrevimiento de lanzar la cuestión igualmente: ¿algún consejillo para alguien tan poco ducho en el tema que empezase con este juego?

    Posdata: si al final me animo a darle una oportunidad también me animaría a las partidas que comenta don Desaya, aunque creo que llegado el caso os aburrirá la facilidad con la que se vence a un pobre novato de tercera como yo.

    ResponderEliminar
  4. Pues es más interesante de lo que pensaba (aunque me gustaría que los colores tuvieran que ver más con elementos, pero eso es algo personal). Lo único que no veo es el hecho del elixir de magia, no se yo si va a ser demasiado desequilibrante, prefiero la Moneda. Pero lo de la calle sombría, que sea más parecido a magic, y lo de las runas me parecen ideas muy buenas.

    Por otro lado respecto a las barajas super agresivas en HS, no estoy tan de acuerdo. El juego siempre se ha centrado en el midrange con bichos (quizás demasiado) y con el supernerfeo que hubo me da a mi que agros como facehunter han perdido su fuelle, lo cual está bien.

    Por otro lado, no estoy de acuerdo que

    ResponderEliminar
  5. Una pregunta ¿la beta está disponible para android?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CREO que de momento está planeada solo para tablets y que la beta no se puede jugar desde esos dispositivos aún, pero no lo tengo claro. ^^u

      Eliminar
    2. La cosa es que tengo una tablet con Android instalado, de ahí mi pregunta. Aunque sea quiero probarlo igualmente.

      Eliminar
  6. Si os vais animando a ir haciendo amigos y tal, podemos ir agregándonos. En mi caso, mi ID es M2Hero, como no podía ser de otra manera ;).

    ResponderEliminar
  7. El mío Desaya, me dedico a probar un poco todo hasta encontrar un estilo de juego que me mole xD

    ResponderEliminar
  8. Ya veo que la respuesta a mi pregunta fue otra entrada entera, no puedo quejarme. Creo que se impone el agradecerle al amable Adell su esfuerzo por ilustrarnos sobre como mejorar como jugadores. Muy amable, don Adell.

    Al final me animé a probar el juego, y la verdad es que es bastante entretenido, aunque aún estoy con la historia principal. De momento no tengo claro siquiera que sepa agregar a gente a amigos, porque lo he intentado con los buenos de M2Hero y de Desaya y no me apareció ningún tipo de notificación o cambio en la pantalla. Solo el mismo cuadro con el nombre insertado que no varía lo más mínimo por mucho que pulse el aceptar :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta que no completes el modo Historia no se abre el juego en sí, por así decirlo. Paciencia. ;)

      Eliminar
    2. A mí con Desaya me pasó lo mismo y luego me apareció como por arte de magia en mi lista de amigos. O bien él fue capaz de agregarme o bien no te notifica nada pero efectivamente luego te pone a la gente xD. Si acaso deja tu ID para que te agreguemos ^^.

      Eliminar
  9. A mi me llegó solicitud de amistad de M2Hero, le di a aceptar y ya me salio en la lista aunque me da la sensacion de que no va lo bien que deberia ir el tema de los amigos por ahora

    ResponderEliminar