viernes, 12 de agosto de 2016

[Experiencias Roleras] Luxar nos escribe sobre Bravely Second

¡Hola a todos, aquí Luxar! Casi un año después de escribir mis experiencias sobre Bravely Default, juego insignia del blog, hoy os las traigo sobre su secuela directa. Antes de meterme de lleno en Luxendarc, voy a hacer un par de apuntes iniciales que me sirvan de preámbulo:

1. No voy a intentar venderos el juego (para eso ya está el análisis de Adell), por lo que esta entrada no explicará las bases de la historia ni las mecánicas y contendrá mi opinión del título, lo cual me lleva a la siguiente nota...

2. Voy a dar ambos juegos por terminados (Default y Second). Dado que no voy a venderos la secuela, esto es más bien un lugar en el que expresar nuestras opiniones sobre el título, pudiendo comentar cosas como acontecimientos argumentales o trabajos. 

Y ya está, al ajo.

Le voy a meter mucha caña en estas líneas, pero luego seré más benevolente. Soy consciente de que ahora pareceré un inquisidor. xD

Con un comienzo realmente fuerte (¿Alguien más pensó que se había saltado alguna escena antes del combate inicial? ^^U) empieza la historia de Bravely Second… pero ese inicio vertiginoso dura los cinco primeros minutos. En cuanto entran Nikolai y Janne la trama cae en picado. Realmente, considero que el lapso de tiempo entre el combate contra el Káiser y la entrada de Edea es bastante aburrido, y sólo hace que quieras darle a Nikolai guantazos de propina hasta que cierre el pico. El resto del prólogo es más entretenido y, además, dura la mitad que el de Default, que podía pecar de ser muy largo.

En los tres primeros capítulos la historia se estanca del todo. Es la promesa de las novedades a nivel de localizaciones/trabajos la que insta a avanzar, porque desde luego la más de media hora de compras entre Yew y Magnolia en el Hartfest o los diálogos de Rifa y Cachi en Al-Khampis (y más fragmentos) sobran mucho. En cuanto a esto, los primeros capítulos son tediosos, ya que no cuentan con precisamente pocos diálogos. 

Que, a ver, no es una historia mala ni mucho menos, pero el ritmo de juego en la primera mitad es horrendo. A partir del capítulo 4 empieza a despegar de nuevo y se torna más interesante, con giros inesperados y, sobre todo, mucha caracterización de personajes. De todas formas, sigue teniendo situaciones como la pastelería de Angelo y Aimee en medio del bosque que, sinceramente, no puedo comprender. Decir sin embargo que, pese a que se estanca, mereció la pena jugarlo hasta el final, que me sacó varias sonrisas al verlo y no deja agujeros argumentales (no como el ángel en Default). 
Lo que sí voy a alabar son las misiones secundarias. Me gusta el hecho de que te obliguen a tomar decisiones morales, a veces llegando a ponerte en un brete porque no puedes decidir entre un trabajo deseado o escoger según tu opinión. No desarrollan a los personajes (salvo a Holly) pero aún así tienen su punto. Como no podía pasar de esta sección sin quejarme, diré que la secundaria de Ominas y Artemia es absurdamente larga, y que un par de ellas no tienen decisiones muy acertadas y pierden en comparación con el resto. :3

Respecto a los personajes. Voy a soltarlo sin pensar. ODIO a Yew. A muerte. No lo aguanto y he llegado a cogerle tirria a su actor de voz y todo. Pese a que su pasado está bien ligado, es una inmensa bola de clichés: un chico con un sueño/misión que tiene un punto débil que intenta ocultar, que se niega a abandonar a sus ex-camaradas aunque le hayan traicionado y que resuelve todo a base del poder de la amistad y el amor. El resto de personajes me gustan: A Edea y a Tiz les conocemos (y les desarrollan aún más, sobre todo a Edea), y Magnolia desborda carisma por todos sus poros. No obstante, es un personaje un tanto plano, pero su carisma se come a Yew. Cualquier cosa se come a Yew. 

Los personajes secundarios nuevos son tan geniales como lo eran los de la primera entrega en su momento. Salvo Angelo y Aimee que se les da mutis por el foro multitud de veces, el resto de personajes están maravillosamente caracterizados. Historias como las de Minette, Bella o Geist aúnan toda la crueldad y dureza de un juego que parece bastante feliz (y lo es). Pasaba en Default con secundarias como la de Mephilia, pero aquí no te lo puedes perder.

El sistema Brave/Default sigue gustándome tanto como siempre, con algunas novedades como las cadenas o los conjuntos de repetición que lo perfeccionan aún más. No puedo poner quejas, salvo que igual innova poco pero, ¿qué más se puede innovar? Desde luego a mí me faltan ideas.

Los nuevos trabajos me parecen muy originales y rompen moldes. Dejamos atrás el Mago azul para ser un Gatomante, nos convertimos en Pasteleros para matar enemigos a tartazo limpio, en Exorcistas para Deshacer todo, o en Yokai para usar Némesis de Default. De verdad, me han gustado mucho. ^^
Lo que sí he notado es un ligero aumento en la dificultad, lo cual es un arma de doble filo. Por una parte me encantaron las luchas contra los jefes, ya que la dificultad aumentada añadía más capas de estrategia, teniendo que ajustar bastante el Brave y Default, sobre todo en las curas (Sí, me negué al Oración + Muro). Por otra parte, me pasé más de un cuarto del juego con el ratio de encuentros al -100%. Los enemigos comunes eran simplemente sacos de vida con estadísticas brutalmente disparadas. En Default no usé magia en ningún momento durante los combates normales y los enemigos no se hacían tanto de rogar, aquí les metías quince hechizos explotando sus debilidades y seguían en pie. En las últimas mazmorras ni me planteé siquiera luchar con los enemigos ni una vez, y es una pena, porque no me sentía a gusto. Precisamente es por esto por lo que no voy a hablar del post-juego, me parecía inútil hacerlo con el ratio a -100% y no me apetece. ^^U

Off-topic: ¿A alguien más no le gustó Engullisanía? Creo que le eché diez minutos y me moría del aburrimiento. ^^U

Off-topic 2: Decidme que no fui el único que se asustó muchísimo cuando vio que el pollo negro le iba a borrar la partida. Pasé un mal trago importante. xD
Los gráficos son tan absolutamente monos como lo eran en Default, y más incluso. Lo que me encanta es, sin duda, los diseños, de todo. Desde los nuevos trajes a los nuevos personajes, pasando por las localizaciones o enemigos, logran captar toda la esencia de los mismos, sobre todo en lo referente a trabajos. Si no os gusta el traje del Gatomante, no tenéis alma. :3
En cuanto a la banda sonora, sinceramente me la esperaba peor. La del primer juego era sobresaliente, sí, pero esta tampoco tiene tanto que envidiarle. Se queda atrás en cuanto a, por ejemplo, los temas de cada personaje, por el abuso de la guitarra eléctrica, pero es de notable realmente. A veces es un poco genérica pero los temas de batalla de los jefes son muy buenos y la canción vocal me tiene enganchado de manera preocupante.

No es una secuela TAN continuísta como se comentaba en un principio. Tiene un buen puñado de localizaciones nuevas entre ciudades y cavernas y, realmente, sólo dos de las mazmorras de Default son obligatorias, siendo el resto para las misiones secundarias (Una decisión bastante acertada, la verdad). Incluso algunas tienen áreas nuevas, como la Ruina Harena.

Para mi conclusión particular, cogí Bravely Second con muchas, muchas ganas, pensando que solucionaba los problemas de su precuela (Ya sabéis, la repetición, el tema de Airy, el desequilibrio…) y me encontré con que, efectivamente, arreglaba esos errores a base de meter otros nuevos como el ritmo de la primera mitad, los enemigos sacados del séptimo círculo del infierno o Yew (Sí, Yew es un error). 

A mí me gustó más Default que Second porque, aparte de lo dicho, usa el humor como un recurso secundario aunque siempre presente (en este título está muy forzado a veces), pero realmente están parejos en cuanto a calidad. Es más una cuestión de opiniones que guste más uno que otro porque los fallos que he sacado son prácticamente subjetivos. Como me comentó el compañero Mml hace algún tiempo, le falta el factor sorpresa. El resto es pura opinión, así que espero con ganas las vuestras. :P

2 comentarios:

  1. Bien, algo que puedo comentar por tenerlo reciente xDD Entiendo que si se da el juego por pasado puedo hacer spoilers, ¿no?. Bueno, los limitaré por si acaso.

    A mí me faltó algo con esta entrega, no sé si es que tenía encumbrada a la otra o es que echaba de menos a Ringabel (esto sí, mucho) pero no sé, faltaba esa dosis de sorpresa que comentas, te lanzaban una pregunta y no te dejaban tiempo a elucubrar a qué podía referirse que en la siguiente escena ya te decían por qué era (hola, hermano de Yew), luego el tema de los combatientes, bueno, se echan en falta otros instrumentos predominantes,sí xD.

    Respecto a los enemigos y tal, ya voy a afirmar a ciencia cierta que iba demasiado overlevel, porque yo no tenía problemas ninguno xDD. Mención especial a Geist y su hijo y el guiño a la "Princesa Prometida", es lo mejor del juego xDDD

    Pd: Con lo del momento del cuervo yo me puse a reírme hasta que vi que seguía, ahí ya me estaba cagando en todo xD

    ResponderEliminar
  2. Este es un título que tengo pendiente (entre tantos otros), este artículo me lo recordó, son duda es uno de los títulos estrella de la consola.

    ResponderEliminar