jueves, 25 de agosto de 2016

[Entrada colaborativa] Reenganchándose a Pokémon

Muy buenas a todos y a todas, queridos lectores y lectoras de Destino RPG. Para esta ocasión, hemos unido fuerzas Luxar, Sai y un servidor (M2Hero), con Mml en la maquetación y añadiendo muchos detalles, para traeros una nueva entrada colaborativa, esta vez sobre la franquicia Pokémon y sus iteraciones principales. Inicialmente, la idea vino por parte de Luxar, que meditaba sobre el interés de crear un “Qué es y por dónde empezar” de la saga Pokémon, al menos de su saga principal. No obstante, al ser una franquicia realmente conocida, hemos decidido darle un enfoque un tanto distinto, a medio camino entre la famosa sección del blog y una entrada más diferenciada.

Por lo tanto, lo que hemos optado por hacer es saltarnos las dos primeras generaciones de Pokémon, que suelen ser bastante conocidas/jugadas y a partir de las cuales un buen número de usuarios se desvincularon de la licencia. Tomando ese punto como partida (hipotético y no adaptable a todos los casos, por supuesto), hemos decidido hablar de cada uno de los juegos principales a partir de la tercera generación (Rubí, Zafiro y más tarde Esmeralda), con la intención de desgranar ligeramente sus mayores logros y virtudes (o defectos). Cada uno de nosotros trataremos varias entregas de la franquicia, así hasta completar todos los juegos de Pokémon principales hasta la próxima llegada de Sol y Luna.

Al final, el objetivo de este artículo es doble: por un lado, cubrir una saga que no ha sido demasiado tratada en sentido unitario en el blog, como sí ha ocurrido con otras mediante los “Qué es y por dónde empezar”. Por otro, explicar a los que se hayan desvinculado lo que se pueden haber estado perdiendo estos años, por si quizá alguien se anima a introducirse de nuevo en este fantástico mundo de los Pokémon. Al final de las descripciones de los títulos, ordenaremos en cierto sentido estos juegos con un criterio unitario de los tres para recomendar una “ruta de juego” recomendada por los mismos. Acompañadnos en nuestro viaje y cualquier apreciación será bienvenida mediante los comentarios. ^^

Rubí/Zafiro/Esmeralda
La cubre: Luxar
Fecha de lanzamiento: 2002-2003 (Rubí y Zafiro, dependiendo de la región), 2004-2005 (Esmeralda, dependiendo de la región)
Consola: Game Boy Advance

Con la tercera generación de Pokémon (mi favorita, a título personal) se dio el salto a GBA, lo cual supuso un remodelado gráfico que ya incluía, por ejemplo, sprites en los menús que se asemejaban más a los Pokémon que veíamos en la serie. Además, empezó a ser la primera región que incluía climas y áreas claramente diferenciados, pues contenía extensas zonas de agua (y no sólo en la superficie, también se podía bucear), desiertos, volcanes e incluso rutas donde podías recoger ceniza volcánica.

En términos de jugablidad, introdujo muchas novedades. La mejor, sin duda, fueron las habilidades innatas de cada Pokémon, que se manifestaban en forma de beneficios (o perjuicios, según qué criatura) en combate, con algunos efectos añadidos fuera de él en Esmeralda (Escudo Magma o Pararrayos, por ejemplo). También se añadieron las naturalezas, que subían o bajaban estadísticas cuando subías de nivel, si bien sólo se podía saber qué características alteraban tirando de guía, porque no había indicativos en el propio juego.

Por supuesto, introdujo también novedades a nivel de trama. Ahora en cada edición nos enfrentamos a un enemigo diferente (o a ambos, en Esmeralda) para despertar a un legendario distinto. Y por primera vez había la posibilidad de escoger avatar, teniendo a Bruno o Aura. Por otro lado, se introdujo también el primer (y único, hasta la fecha) combate de gimnasio doble con Vito y Leti. Para aquellos que quisieran algo más aproximado al competitivo de hoy en día, se introdujeron los Concursos Pokémon y sus estadísticas propias (incluyéndose un nuevo tipo de evolución: por belleza), un Frente Batalla y una Torre Batalla. ¡Si hasta podíamos crear una base secreta y decorarla a nuestro gusto!

Rojo Fuego/Verde Hoja 
La cubre: M2Hero
Fecha de lanzamiento: 2004
Consola: Game Boy Advance

Hasta esta tercera generación (lógico, por otra parte), Nintendo no se había atrevido a tocar el pasado de la saga de manera clara, si exceptuamos el cambio que en Japón supuso Azul respecto a Rojo y Verde. Pero supongo que pensaron que, con tres juegos a sus espaldas, ya podían empezar con eso de los remakes (en aquel tiempo no estaban tan de moda) y sorprendieron a propios y extraños con el lanzamiento de Rojo Fuego y Verde Hoja, respetando las nomenclaturas originales japonesas de las primeras entregas. Era el momento apropiado, pues los cambios introducidos en la tercera generación (y las pocas diferencias técnicas establecidas entre Rojo y Azul y Oro y Plata en su día, al salir en la misma plataforma), así lo propiciaban. Y se denota que no les ha ido mal con ello, repitiendo casi en cada generación la jugada de aquí en adelante.

Ver a nuestra querida y primeriza Kanto, pero esta vez con un salto visual significativo, siguiendo la estela de Rubí y Zafiro (como se ha hecho después con el resto de remakes), tenía un toque que le hacía a uno suspirar, volviendo a aquel día donde descubrió los Pokémon con las ediciones Roja o Azul. Pero rápidamente te dabas cuenta de lo mucho que había cambiado el asunto y por eso lo considero un buen punto de reenganche a la saga: encanto nostálgico más “¿Qué es eso que pone en Charmander de naturaleza?”. Combinación ganadora entre retro y nuevo.

Por supuesto, además del remozado visual y la adición de las novedades que comenta Luxar arriba, principalmente enfocadas a la parcela más competitiva de la saga, Rojo Fuego y Verde Hoja no dudaron en añadir nuevo contenido que pudiera llamar a aquellos que los disfrutaron en su día: algunas nuevas localizaciones (incluyendo varias para atrapar a Pokémon de Johto, entre ellos los perros legendarios), Torre Desafío o el memorín para recordar cosas que nos hubieran dicho los otros entrenadores. Palidece un poco al comparar con Heart Gold y Soul Silver, pero sin duda es un buen punto de retorno.
Diamante/Perla/Platino 
La cubre: Sai
Fecha de lanzamiento: 2006-2007 (Diamante y Perla, dependiendo de la región) y 2009 (Platino)
Consola: Nintendo DS

La cuarta generación de Pokémon fue el salto de GBA a DS y, aunque a día de hoy pueda verse un poco obsoleto, lo cierto es que supuso un gran cambio, con personajes y entornos en 3D. Es por ello que podemos ver una región con grandes contrastes, dado que la geografía de Sinnoh es bastante variada, viendo la región dividida por el Monte Corona, que da lugar a climatologías diferentes que afectan a Pokémon (Shellos) y a las inclemencias del clima (las tormentas de nieve o la lluvia, por ejemplo).

El título en sí no sólo es interesante por eso, dado que el lore del juego da un gran paso en esta entrega, remontándose a la creación del mundo Pokémon tal y como lo conocemos (aunque Arceus se obvie la mayor parte del tiempo) gracias a los Pokémon del tiempo y el espacio, que son los legendarios protagonistas de estas entregas. Además de hacer un especial hincapié en los valores de la amistad y el respeto por los Pokémon que aunque suene ñoño es un mensaje muy bonito.

A nivel jugable también introdujo la distinción entre ataques físicos o especiales (y de estado) que antes venía determinada por el tipo (por ejemplo, normal era físico y agua especial). A partir de esta generación esto pasa a ser intrínseco de cada movimiento, aumentando considerablemente el valor estratégico del juego.

A eso le podemos añadir elementos que hacen que el título cuaje para aquellos a los que les gustan los minijuegos y poner a prueba sus habilidades. Tenemos el Parque Compi, los concursos Pokémon y una Torre Batalla verdaderamente interesante, que nos puede llevar incluso a hacer equipos de dobles con algunos personajes de la región. Es un título bastante completo, que nos invita sin duda a explotar el juego al máximo.

Heart Gold/Soul Silver
La cubre: M2Hero
Fecha de lanzamiento: 2009-2010 (dependiendo de la región)
Consola: Nintendo DS

Siempre me ha dado la sensación de que, hablando de puntos de reenganche a la saga, Heart Gold y Soul Silver (HGSS en adelante, como se los conoce en la comunidad) son el más grande que existe para los nostálgicos que disfrutaron con las dos primeras generaciones de Pokémon y luego los dejaron de lado. Anunciados para Nintendo DS tras los juegos anteriores, suponían la segunda ocasión en la que una generación de esta licencia se rehacía, y de qué manera.

Tal vez, hoy en día, HGSS se vean algo anticuados en el apartado técnico y en algunos aspectos jugables si comparamos con la quinta y, sobre todo, con la sexta generación, pero creo que suponen el sumun de lo que pueden alcanzar los juegos de Pokémon en su vertiente clásica: todos los fantásticos añadidos de tercera y cuarta generación, muchísimas criaturas, aspecto artístico remozado para Johto (que es una región con un encanto especial), multitud de eventos de historia traídos directamente desde Cristal o enlazando con las películas (además de eventos promocionales, en su día, claro) y, por supuesto, las dos regiones por las que nos moveremos, Kanto y Johto. Y no nos olvidemos de las póke-olimpiadas esas, por favor. xD

A nivel de sensaciones, HGSS te devuelven directamente a tu infancia, pero con todo más bonito y mejor. Retomar de nuevo la aventura que supuso la segunda generación fue un sueño para muchos en su momento y, si me lo permitís, lo que produjo mi reentrada en esta licencia tras años abandonada. Toneladas de contenido “de historia” gracias a que es el doble en términos prácticos que cualquier otro juego de Pokémon (doble de medallas, doble de regiones xD) en un nuevo envase que contiene todas las mejoras competitivas y jugables anteriores como las naturalezas (y poder ver qué atributos cambian), las habilidades, etc. Sí, puede que sea un poco nostálgico pero, francamente, no defrauda en absoluto y es un buen punto de partida para reintroducirse en la saga si puede superarse su toque retro.

Blanco/Negro
La cubre: Luxar
Fecha de lanzamiento: 2010-2011 (depende de la región)
Consola: Nintendo DS

No puedo hablar de la quinta generación sin decir que es de las mejores (o la mejor, a gustos) hasta la fecha, quizás porque, en lugar de centrarse en introducir novedades, terminó de pulir las ya existentes. Así, tenemos una “evolución” en el apartado gráfico incluso sin haber cambiado de consola con respecto a la quinta generación, con sprites de personajes que parecen más adultos, y con combates Pokémon menos estáticos, con criaturas que se movían constantemente. Blanco y Negro nos introducían la región de Teselia, una zona cambiante. Ambas ediciones tenían industrias y tecnologías además de una inmensa ciudad: Porcelana, en la cual podíamos escuchar de oídas conversaciones de transeúntes o ver cómo se apartaban al chocar con nosotros, pero en la edición Blanca veíamos una Teselia más natural y abrazada a sus raíces. Por su parte, la edición Negra era mucho más futurista y tecnológica.

A nivel jugable, trató de innovar como la que más introduciendo la friolera de 156 criaturas (más que en Rojo/Azul, recordad) y un montón de movimientos y habilidades nuevos. Por si fuera poco, perfeccionó el sistema competitivo que nos dejó la cuarta generación e introdujo dos tipos de combate más: el combate Triple y el combate Rotatorio. Innovaciones menores son, por ejemplo, que podíamos decidir el orden de lucha en el Alto Mando y que el primer gimnasio tenía tres líderes (aunque sólo se lucha contra uno, no os preocupéis).

Aunque, sin duda, donde más destacan es en la historia. Aquí seguimos teniendo el equipo maligno que quiere gobernar el mundo y todo eso, pero el antagonista principal adquiere matices profundos y muy interesantes que lo hacen destacar muy por encima del resto de rivales. También nos despedimos del “enemigo recurrente” para dar paso a amigos de la infancia que van evolucionando conforme avanza la trama y se van descubriendo a ellos mismos, empezando a conocer sus aspiraciones vitales.

Blanco 2/Negro 2
La cubre: Sai
Fecha de lanzamiento: 2012
Consola: Nintendo DS

La primera vez que la saga hacía una secuela directa y numérica, pese a que entre Azul y Rojo y Oro y Plata ya existía cierta continuidad. El seguir la estela de una de las mejores generaciones en cuanto a historia no es tarea sencilla. Sin embargo, la continuación de las aventuras por Teselia supo adaptarse para mostrar algo realmente único y diferenciarse de su predecesor.

Y es que en esta entrega vemos como el paso del tiempo y los actos que tuvieron lugar en Blanco y Negro han tenido repercusión en los elementos del juego. Ver a antiguos compañeros más maduros, con su propio lugar en el mundo, hace que se comprenda la evolución de los personajes. Y no sólo eso. Contamos con zonas nuevas, mostrando el avance de la sociedad y el entorno, creando un mundo la mar de realista.

En lo referente a historia, aunque interesante, al faltarnos el antagonista principal con sus diatribas no se muestra tan interesante. Ojo, el argumento es bueno, pero se queda ensombrecido por la primera parte. Compensando esto, tenemos una gran cantidad de minijuegos y elementos que compensan esto y se echaron en falta anteriormente. Tenemos Pokéwood, las comandas de bayas, el Metro Batalla… Es, sin duda, el título más completo en lo que se refiere a ofrecer al jugador un entretenimiento tras completar la historia principal.

X/Y
La cubre: M2Hero
Fecha de lanzamiento: 2013
Consola: Nintendo 3DS

El juego que estrenó la sexta generación es, sin duda, algo especial. No sólo se produjo el cambio de consola a la, hasta día de hoy, más reciente consola portátil de Nintendo, la 3DS, sino que esté cambio trajo consigo un espectacular conjunto visual que, actualmente, supone el más vistoso que hayamos podido ver en los juegos principales de la franquicia (hasta la salida de Sol y Luna, suponemos xD). El 3D como herramienta, no como función de la consola (que también), se encuentra ya perfectamente integrado en los mapas, escenarios de combate y criaturas, suponiendo que todo llegue al ojo dulce y suave como la melaza, con cambios incluso de enfoque y perspectiva en nuestros paseos por la región de Kalos.

Pero no queda ahí la cosa. Si Blanco y Negro supusieron la perfección de una era, X /Y nos propusieron el principio de otra, con sus ventajas e inconvenientes. A nivel jugable, tal vez las más importantes sean las que han popularizado bastante el juego competitivo o, al menos, el poder acceder a él, con el Súper Entrenamiento a la cabeza. Una sencilla manera de controlar los EVs de nuestros Pokémon con unos minijuegos (bastante simplones, eso sí), para poder crear criaturas poderosas sin tener que andar con cábalas variadas. No obstante, puede que la sexta generación suponga la caída más dura en la dificultad de la saga, lo cual no es algo agradable para todos.

Por supuesto, el festín de novedades no podía quedar ahí. Contamos con el Pokérecreo, mediante el cual aumentamos la relación con nuestros pokémon (que no la felicidad) jugando a minijuegos variados y dándoles comida (al estilo de UN simulador de mascotas pero simplificado). Ciudad Luminalia sigue la estela de Porcelana de Blanco y Negro, emulando esta vez París y suponiendo una navegación muy distinta a lo habitual en la saga. La Mansión Batalla nos introduce al aristocrático mundo de las batallas Pokémon por la nobleza, con rangos inspirados en la misma. Hay encuentros de horda, donde un Pokémon se enfrenta a cinco al mismo tiempo, las capturas dan experiencia y, hablando de la misma, Repartir Experiencia se convirtió aquí en el objeto más roto de la historia, funcionando sobre todos los Pokémon del equipo si está activo y dando más experiencia que antes. Y nos podemos montar encima de algunos Pokémon, además de personalizar visualmente a nuestro (o nuestra) protagonista.

Pero, a nivel de metajuego, sin duda lo que más remueve la saga, junto al Super Entrenamiento (a falta de ver cómo lo manejan en ocasiones futuras) son dos elementos: el nuevo tipo Hada y las mega-evoluciones. El tipo hada es la única inclusión que se ha hecho en la tabla de tipos en la saga desde la segunda generación, mientras que las mega-evoluciones dan nueva vida a nuestros viejos pokémon (aunque sea a los que menos lo necesitan competitivamente hablando ^^U), potenciando sus atributos, cambiando sus tipos o añadiendo nuevas habilidades… pero sólo durante los combates y a razón de una en cada ocasión. Sin duda, el componente fanservice fue importante y nada como ver a los viejos Venusaur, Charizard (éste encima tiene dos posibles) y Blastoise mega-evolucionando para alterar al personal. :P

También orientado al metajuego tenemos la Zona Safari, que si bien no es algo nuevo, se reinventa completamente. Dicha zona nos permite capturar pokémon que son asignados a cada uno de nuestros amigos en la consola, lo que permite completar la pokédex de forma más sencilla, pero la clave es que dichos pokémon tienen ya, de serie, 2 IVs maximizados, facilitando de gran forma la crianza de pokémon "competitivos".

Como veis, X e Y supusieron un buen número de cambios para la saga y, desde luego, suponen un excelente punto de partida para volver a la misma con todo lo añadido hasta la fecha disponible.

Zafiro Alfa/Rubí Omega
La cubre: Luxar, Sai y M2Hero
Fecha de lanzamiento: 2014
Consola: Nintendo 3DS

Con Rubí Omega y Zafiro Alfa se hizo un nuevo remake, esta vez de la tercera generación en la sexta. Con ello, se introdujeron todas las novedades existentes en X/Y incluyendo la mejora gráfica o el tipo Hada aunque también tuvo algunas de cosecha propia como ciertas mega-evoluciones nuevas o el Ultravuelo, que nos permitía sobrevolar Hoenn subidos en Latios o Latias.

Sin embargo, no nos equivocamos si decimos que es un juego deficiente en varios de sus aspectos. La paleta de colores es muy apastelada y no destaca en ningún momento, la dificultad se desplomó hasta el extremo (de forma todavía más notoria que en X/Y) y básicamente rompieron lo que los originales formaron en la región, sustituyendo lugares por otros o remodelando ciudades sin motivo aparente. Tampoco es un juego malísimo, ni está exento de puntos positivos como el Ultravuelo. los nuevos artworks de líderes de gimnasio (y otros personajes, destacando Blasco y Máximo, aunque no pueda decirse lo mismo de los principales) y Alto Mando y… ¿el Ultravuelo otra vez? xD

En cuanto a la dificultad, la IA es sencillamente deficiente, más todavía que en otros juegos de la saga, obviando el farmeo. El ritmo de juego también se ve resentido con tantas idas y venidas y tanto backtracking (ese señor y el Peeko nos tenían hasta las narices). Aunque estuvimos esperando este remake como agua de mayo, lo cierto es que, viéndolo en perspectiva, nos dejó bastante fríos, ya que destroza el espíritu de Hoenn en algunos aspectos. El hecho de encontrar a los Pokémon con el Pokeradar, eliminando la sensación de “¿Qué me saldrá aquí?” en los nuevos jugadores, dejando claro que sólo aspiran a ser una puerta al competitivo, el que Latios/Latias básicamente sean un simple hándicap que no supone ningún esfuerzo conseguir... es de risa.

Sol/Luna
La cubre: Sai
Fecha de lanzamiento: 18 de noviembre de 2016 en Japón y América, 23 del mismo mes en Europa
Consola: Nintendo 3DS

Llegamos a la joya de la corona, el nuevo juego del que Nintendo parece querer hacernos conocerlo todo incluso antes de que salga. Sol y Luna llegarán este otoño a nuestras consolas, y sin duda será un título con el que poder engancharse a la saga de nuevo en caso de haberla dejado de lado en algún momento.

¿Cuál es la razón de esto? Bueno, obviando el estilo visual, con personajes y entornos mejor formados, lo cierto es que el juego nos ofrece un título que “refresca”. En este bucólico lugar no hay gimnasios Pokémon, ni Liga, ni nada de eso. Aquí hay Kahuna, jefes de islas que pondrán a prueba tu madurez como entrenador, con diversas pruebas que no son estrictamente un combate Pokémon (que también xD). Con esto únicamente ya se están desmarcando del resto de entregas, dado que te incitan a que el reto te lo pongas tú mismo.

La cantidad de nuevos Pokémon (se rumorea que tendremos unas 120 criaturas de Alola, sin contar formas) y elementos únicos, como las Pokémonturas (que se expanden respecto a X/Y) gustarán tanto a nuevos como viejos jugadores que quieran disfrutar de algo que se vea totalmente “nuevo”. Y, por supuesto, simplemente por el hecho de conocer a nuestro amado y jovenzuelo jefe del Team Skull en toda su salsa merecerá la pena. Además, la vuelta de viejos Pokémon en nuevos envoltorios (veánse las formas Alola) contiene el componente fanservice necesario para atraer a los más viejos del lugar. Otro añadido interesante suponen los movimientos Delta, espectaculares y poderosos a más no poder.
Una vez cubiertos cada uno de los juegos principales a partir de la tercera generación de Pokémon, hemos querido elaborar un ránking aunando la opinión personal de los tres colaboradores. Esta clasificación no obedece exactamente a qué juegos nos parecen mejores (aunque también tiene algo de eso), sino especialmente a nuestra opinión sobre cuáles tienen más valor de "reenganche" a la saga y pueden suponer buenos exponentes para los que han estado alejados de ella un tiempo. Así pues, nuestra recomendación en orden de preferencia sería (obviando Sol y Luna que aún no han salido):
  1. Blanco y Negro: sin duda, el perfeccionamiento de una era, con un aspecto visual estupendo para lo que suponen los juegos de Pokémon antes de las mejoras introducidas en la sexta generación y que lo cambiaron todo. Además, su historia es, posiblemente, la mejor de la saga. Obviamente, de manera directa y seguida, irían Blanco y Negro 2.
  2. Heart Gold y Soul Silver: si los anteriores suponen el perfeccionamiento, HGSS sin duda también, pero en una vertiente todavía más clásica a nivel visual. Si se puede superar su aspecto anticuado, otorga horas y horas de diversión, con un punto mágico para los nostálgicos de las dos primeras generaciones.
  3. X/Y: si no está más arriba es porque opinamos que se deben jugar primero alguno de los otros dos, a tal de vivir después las grandes mejoras que estos X/Y supusieron. Pega un bajón de dificultad importante, pero sin duda aportan mil y una novedades, un alto grado de fanservice y son grandes juegos en su conjunto.
  4. Diamante, Perla y Platino: en algunos sentidos, la generación entre medias de lo más viejo y lo más nuevo, y así se manifiesta en nuestro top. Puede ser interesante en muchos sentidos, pero opinamos que cualquiera de las tres opciones anteriores es superior como punto de reenganche a la saga.
  5. Rubí, Zafiro y Esmeralda: estar tan cerca de las dos primeras generaciones, los penaliza para nosotros en esta clasificación. Son juegos con propuestas interesantes, pero supone más novedad meterse de lleno en la cuarta, quinta o sexta generación para los rezagados, que volver con la tercera.
  6. Rojo Fuego y Verde Hoja: lo mismo dicho justo arriba podría ser aplicable aquí. Como remake, Heart Gold y Soul Silver son altamente superiores y más recomendables para los nostálgicos, además de que nos permiten visitar la región de Kanto también. Relativamente prescindible.
  7. Rubí Omega y Zafiro Alfa: sin ser malos juegos, los hemos denostado bastante en su sección y personalmente no nos convence lo suficiente a ninguno de los tres. Para descubrir las novedades de la sexta generación, X/Y nos parecen muy por encima a todos los niveles. Para vivir la región de Hoenn, mejor Rubí, Zafiro o Esmeralda (especialmente éste último) originales.
Y, sin más, nos despedimos por hoy. Recordad que el orden del ránking es puramente subjetivo, aunque hemos intentado darle algo de criterio. No olvidéis dejar vuestros propios ránkings de reenganche en los comentarios, así como vuestras sensaciones sobre la saga (tanto si la dejasteis como si no) y demás apreciaciones. Gracias por leernos y esperemos que hayáis disfrutado de esta entrada tanto como nosotros elaborándola. ^^

6 comentarios:

  1. Ya os lo comenté en su momento mientras le hacíamos la revisión pero lo repito igualmente. Gracias por la entrada, tiene muchísimo trabajo detrás y es muy útil, especialmente para los que, como yo, queremos reengancharnos a la saga pero con tantas ediciones se nos hace un mundo. Ahora ya sólo falta hacerle hueco =)

    ResponderEliminar
  2. Jugadas todas las generaciones, y casi todos los juegos, excepto nada de la quinta. Nada nada. Ni blanquinegra, ni secuelas, ni directamente jamás he visto gameplay en movimiento, salté de platino a X/Y y me tuvieron que explicar los pokémon que me había perdido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo darte un garbeo por ella, para mí son los mejores objetivamente hablando, y te pierdes el mejor argumento de la franquicia de lejos.

      Eliminar
  3. Quiero aclarar que Rubí/Zafiro no fue el primer juego de Pokemon en dar la posibilidad de elegir avatar. Ese honor se lo llevó Pokemon Cristal.
    Y sobre Pokemon, mejor dejo que veáis mi historia cuando se publique el capítulo 7 del VaJ de Esmeralda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sep, se nos acabó colando, pero cierto es ;).

      Eliminar