viernes, 15 de julio de 2016

[No todo es RPG] Oxenfree

¡Hola a todos! Aquí Astara. Recientemente me terminé este título, Oxenfree, que para mi sorpresa ha recibido muy poco bombo de la prensa y de la comunidad, a partes iguales, lo cual considero como algo muy sorprendente porque, sinceramente, me parece una de las sorpresas del año y, diría más, lo podría considerar incluso un claro contendiente a GOTY.

Sí, lo estoy poniendo al nivel de otras maravillas que han salido este año como Uncharted 4: A Thief's End, Hyper Light Drifter o el reciente Furi, que también va por los mismos derroteros. No, no me olvido de Trails of Cold Steel, que hay que hacer algo de spam. No hablo de Dark Souls III o The Witness por no haberlos jugado aún, pero podéis haceros una idea. Al contrario de lo que me ocurrió en su momento con Child of Light, en el que me dejé llevar más por lo novedoso que resulta y su apartado artístico (admito que es mi perdición, si un juego es bonito automáticamente gana muchísimos puntos en mi escala, sí, os miro a vosotros Vanillaware), ya que, haciendo una retrospectiva, creo que fui demasiado benévolo en algunos aspectos. Pero no estamos aquí para hablar del título de Ubisoft ni de los premios Destino RPG ¿porque existen, no? Si no, ya los propongo yo este año. :P

Este análisis, por llamarlo de alguna manera, va a ser bastante complicado, porque el juego es 80% argumento y cosas relativas a él y 20% jugabilidad. Y no quiero decir casi nada del argumento para que vayáis sabiendo lo mínimo, así que os voy a dar dos opciones: que os fiéis de mi palabra y lo compréis, o que leáis la entrada y lo compréis. Os lo dejo a vuestra elección.

En fin, vamos al lío.

¿Qué es Oxenfree? Es una aventura gráfica desarrollada por Night School Studio. Son relativamente nuevos en la industria, su compañía se fundó en 2014 por Sean Krankel y Adam Hines, alumnos de Telltale y Disney. Según ellos, les gusta centrarse especialmente en las historias, el cómo contarlas y el desarrollo de personajes y la interacción entre ellos, dándole más importancia a este apartado que al jugable. De ahí que su primer título haya sido una aventura gráfica. Y, Dios santo, menuda aventura gráfica.

Aquí van ligeros spoilers de la trama (nada que no vayas a descubrir en los primeros 20 minutos). Oxenfree nos pone en la piel de Alex, una estudiante que acaba de terminar el instituto y se prepara para entrar en la universidad, pero decide irse de vacaciones con sus amigos en verano, de acampada a una isla. Todo son risas al principio (o no, porque rápidamente chocará con otros personajes, cosas típicas de adolescentes haciendo cosas de adolescentes) pero rápidamente todo se va a la mierda y empiezan a ocurrir cosas paranormales, viajes en el tiempo, rotura de la cuarta pared y sucesos bastantes turbios. Y no diré nada más porque es algo que debéis jugar por vosotros mismos. El juego tiene varios finales y es obligatorio realizar un Nuevo Juego+. Fin, ya no digo nada más de esto, sigamos.

A priori, tiene un planteamiento muy similar a Until Dawn... hasta que llegamos al doblaje. Y es que es uno de los mejores doblajes que he tenido la oportunidad de disfrutar de un videojuego, y me ha sorprendido gratamente viniendo de un estudio tan humilde como es Night School Studio. En serio, es soberbio, no vais a escuchar nada igual en la inmensa mayoría de videojuegos. Si estáis familiarizados con los juegos de Telltale, puede que algunos nombres os suenen, como Erin Yvette, Britanni Johnson o Gavin Hammon, pero aquí destacan todavía más, si cabe.

Vale, pero, ¿y en qué se diferencia este reparto de cualquier otro? Hay una palabra que lo resume todo: desparpajo. O naturalidad. Llamadlo como queráis. Until Dawn, Life is Strange, The Wolf Among Us y otros tantos juegos poseen un guión soberbio, con una trama bien hilada y unos personajes coherentes consigo mismos (la mayoría, al menos). Pero falla en el doblaje. A pesar de ser bastante bueno, no tenemos esa naturalidad típica de una conversación de adolescentes. Sí, la relación entre Max y Chloe en Life is Strange es una de mis favoritas y todavía escucho la Banda Sonora de cuando en cuando, para recordar lo que me gustó el título de Dontnod Studios, pero en algunos momentos carece de esa espontaneidad característica de la edad. A Oxenfree no le sucede esto. Desde que le das a New Game sabes que estás ante algo único por la forma en la que Jonas empieza a hablar.

Y es que no acaba ahí. La interacción entre los personajes es tan natural que abruma, porque por momentos crees que estás con ellos y no eres un espectador más, acabas conociendo a los personajes, queriéndolos y entendiéndolos. ¿Y sabéis que es lo mejor? Que salvando a un (dos) personajes, no tenemos clichés, al menos no demasiado aparentes. Cada personaje está tan bien construido y diferenciado de los demás que no es necesario recurrir a encasillarlos a un rol, sino que consiguen dotarlos de suficiente personalidad para desmarcarse entre ellos.

¿Pero esto se juega? Ya os dije al principio que estamos ante un 80% narrativa y un 20% jugabilidad. Durante todo el título manejaremos exclusivamente a Alex, mientras recorremos la isla tratando de resolver el misterio que nos envuelve mientras nos mantenemos a nosotros (y al resto del grupo) con vida. Manejaremos a nuestro personaje en un entorno 2D con verticalidad y múltiples caminos que llevan a varios sitios, aunque nada demasiado profundo. No estamos ante un metroidvania pero tampoco queremos quedarnos en una Novela Visual. Es una aventura gráfica old school, del estilo de Monkey Island o Day of the Tentacle.

Como digo, iremos desplazándonos con Alex por la isla mientras se nos cuenta la historia y los personajes interactúan entre ellos o con nosotros. Para ello, a medida que hablemos se nos irá dando a escoger varias opciones de diálogo, que alterarán lo que digamos y evidentemente repercutirá en el final que acabemos obteniendo, que son unos cuantos. También podremos quedarnos callados y no decir nada, una opción bastante interesante en algunas situaciones.

Además, tendremos una herramienta fundamental que será básica en nuestro devenir: una radio. Debido a cosas que ocurren, que no contaré, nos veremos obligados a sintonizar frecuencias para hacer cosas que tampoco contaré. Me meto en terreno de spoilers y no quiero hablar más de la cuenta, así que básicamente os diré que estaremos todo el trayecto trasteando con la radio sintonizando frecuencias para resolver algunos de los misterios que suceden en la isla. También nos enfrentaremos a algunos puzles, aunque bastante sencillos y no dan demasiados problemas.

A lo largo de la aventura iremos encontrándonos coleccionables en forma de cartas o frecuencias anómalas, que cobrarán una importancia capital si queremos enterarnos de lo que está pasando, pues añaden un trasfondo necesario de conocer y que no nos cuentan. Aunque es una decisión cuestionable de diseño (es algo que no me gusta demasiado, especialmente con situaciones tan extremas como en Dishonored) aquí son bastante breves y no nos quitarán demasiado tiempo pero, como digo, son sumamente importantes.

Y... ya. Eso es todo lo jugable que os puedo comentar. Como decía al principio, es lo justo para que tengamos una leve interacción y no estemos de meros espectadores, pero poco más.

A nivel artístico, si bien no llega a ser tan bonito visualmente como Ori and the Blind Forest, Child of Light o Bastion, es lo suficientemente atractivo como para saborearlo. Los personajes tienen una variedad de animaciones aceptable que casan a la perfección con la edad que tienen y lo que está ocurriendo.

Además, la iluminación es bastante acertada, especialmente cuando empiezan a ocurrir cosas. Consigue ponerte los pelos de punta gracias a la combinación tan acertada que el juego hace entre luces y sonido y otros elementos que... también son spoilers.

La Banda Sonora, por tanto, está muy bien escogida, y aunque no habrá ningún tema del que nos acordemos en el futuro, tiene un elemento muy similar a Fallout o Metal Gear Solid V, puesto que con la radio podremos sintonizar alguna emisora para escuchar lo que está sonando en ese momento.

Entonces, ¿por qué debéis comprar este juego? Bueno, no es el juego más original del mundo (no os esperéis un Undertale), tampoco es lo más bonito visualmente que vais a ver y, jugablemente, es una aventura gráfica más. Pero ya no tiene más defectos. Tiene varios giros de guión bastante sorprendentes, un trasfondo muy bien hilado con algunas teorías físicas, unos personajes genuinamente interesantes y naturales, una trama que puede llegar a sorprender por la originalidad del cambio de enfoque y un doblaje de otro planeta. En serio, merece la pena que lo juguéis solo por eso.

Tiene una duración bastante corta (unas 4-5 horas aproximadamente, en función de lo que exploréis la isla) y hay un punto importante que he de comentar: no cuenta con un inglés sencillo. Si bien puede tener una complejidad similar a la serie Persona o los Zero Escape, al contrario de estos donde podemos pararnos lo que queramos a entender lo que nos están diciendo, aquí todo ocurre en en tiempo real, por lo que deberemos entender lo que nos están diciendo y las opciones de diálogo que se nos ofrece, todo en un periodo de tiempo relativamente corto que, si no estamos familiarizados con el inglés, puede ser una traba bastante importante. Lamentablemente, este era el precio que había que pagar para la espontaneidad. De momento, no está en español aunque desde Night School Studio había intenciones de sacar un parche a nuestro idioma, no sé en qué habrá quedado al final. Si no, siempre podéis esperar al parche de la comunidad, que supongo estará en camino, porque el título lo merece.

Oxenfree está disponible para PC, PlayStation 4 y Xbox One, cuesta 20€ (lo rebajaron este verano a 10€ y seguramente volverá a rebajarse más adelante). Vale cada céntimo de lo que cuesta, si podéis permitíroslo, ya sabéis.

En mayo se lanzó una versión Enhanced del mismo, que incluía nuevos diálogos, nuevas localizaciones y nuevos finales, ya incluida en el juego base cuando lo compremos. Yo, al haberlo jugado hace relativamente poco, no he notado las diferencias, aunque me consta que las hay.

Y ya está. Espero que os haya promovido el interés por uno de los juegos que más me han gustado de este 2016 y que, por alguna razón, no ha generado tanto ruido como otros, a pesar de que el nicho que le hemos dado una oportunidad estamos encantados con él y expectantes por ver cuál será el próximo proyecto de estos genios, que tienen intención de tocar el Olimpo. Por cierto, ¿os he dicho ya que Robert Kirkman (creador de los cómics de The Walking Dead) tiene interés en ayudar a crear el guión para una adaptación cinematográfica? Mi dinero ya lo tienen. Y mi interés por saber qué es el próximo proyecto de Night School Studio, también.

Muchas gracias por llegar hasta aquí y espero haberos convencido de, al menos, darle una oportunidad en algún momento- :)

5 comentarios:

  1. ME ABSTENGO DE LEER PORQUE MIS FUENTES DE JUEGOS DE AVENTURA ME RECOMENDARON QUE ENTRASE EN FRÍO

    Lo tengo en la wishlist desde hace meses, y seguí de lejos el desarrollo. Lo único que sé es que el diálogo no pausa la acción, y un par de detalles de estética. Como cosa experimental chula indie, me tiene en vilo hasta que sea millonario y pueda comprarlo. Véase Dropsy por el extremo opuesto pero igualmente deseado.

    Y algún día tenemos que hablar juegos de aventura modernos, que hay muchísima salsa, pero aaaargh RPGs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho la mejor recomendación que le haría a alguien sobre Oxenfree es comprarlo a ciegas como hice yo yo.

      Y sí,el diálogo no pausa la acción y es precisamente lo mejor del juego, le otorga una naturalidad increíble. Lo mejor es el doblaje sin duda, se beneficia mucho de esto.

      Eliminar
    2. Hubiera molado una entrada sin imágenes ni nada que dijera: "os lo recomiendo, compradlo. Ya está."

      A mí debo decir que no me atrae demasiado, quizá algún dia en una rebaja muy tocha. Demasiado backlog gordo, you know. Aparte de que cosas como esta o Furi no gustan a todo el mundo, que ya es aparte. Son recomendaciones muy sutiles, no sé si me explico.

      Eliminar
  2. No soy muy fan de las aventuras gráficas pero me ha picado mucho la curiosidad, en cuanto esté de oferta cae fijo, gracias por enseñármelo! :3

    ResponderEliminar
  3. Aprovecho para comentar que está al 50% en Steam hoy solo. Si estabais esperando un descuento, es el momento.

    ResponderEliminar