sábado, 12 de marzo de 2016

[No todo es un RPG] ICO & Shadow of the Colossus HD

¡Buenas, gente!

Hacía tiempo que no escribía una entrada y, bueno, ya que estoy jugando ahora mismo al Shadow of the Colossus (tras haberme pasado el ICO, claro), pues me he animado a comentaros mi experiencia con estos juegos que han alcanzado el nivel de mito.

Ambos son títulos desarrollados por Team ICO, un estudio de desarrollo de Sony con Fumito Ueda a la cabeza, y fueron lanzados en PlayStation 2, originalmente. ICO salió en el año 2001-2002, contando con una reedición exclusiva de los Estados Unidos lanzada en el año 2006, mientras que Shadow of the Colossus fue lanzado en el año 2005-2006. El primer título, tuvo una acogida algo fría, dada su mecánica, tratada como "demasiado original" para la época. Vendió menos de medio millón de unidades, pero la crítica lo alabó llevándolo a un 90 de media y consiguiendo varios premios en un año donde coincidió con GTA III, Halo y Metal Gear Solid 2.

Shadow of the Colossus fue mucho más llamativo, logrando un 91 de media para la crítica y vendiendo más de un millón de unidades, que fueron acompañadas por multitud de premios en diferentes medios.

Este éxito, no obstante, sigue sin alcanzar a un público más mayoritario, para lo que intentaron traer ambos títulos a PlayStation 3 mediante una reedición conjunta en HD, que fue lanzada en el año 2011.

Vamos a comentar lo que ofrece cada uno:

En ICO, manejamos a un chavalín (que aparentemente se llama Ico, o eso dicen por internet, porque nunca le nombran directamente ^^U) al cual encierran en una fortaleza gigantesca, aparentemente por el "crimen" de haber nacido con cuernos. Nada más empezar, Ico consigue salir fortuitamente de su celda-ataúd, tras lo cual, obviamente empieza a buscar la manera de huir del lugar. Al poco, se encuentra con una misteriosa joven encerrada en una jaula, cual pájaro y, como todos los héroes, nuestro joven no duda en liberarla sin plantearse que a lo mejor hay motivos para que esté encerrada. Total, que tras sacarla de la jaula, es atacada por unas sombras que intentan llevársela a un vórtice de oscuridad, lo cual nos dará una ligera pista de la dinámica del juego.

Porque es que ICO es, cuanto menos, un juego considerablemente simple: Nuestro objetivo evidente es escapar de la cárcel-fortaleza, arrastrando literalmente a Yorda, la chica que rescatamos, tirando de su mano. Deberemos resolver puzzles relativamente sencillos (mover bloques, activar palancas, escalar para dar la vuelta y que ella pueda avanzar...) a la vez que protegemos a la muchacha de las sombras que aparecen de cuando en cuando intentando llevársela. Y es que Yorda, por muy maja que pueda ser, es como un maldito fardo. Parece que le configuraron la IA para ser lo más inútil que ha parido madre: Lo de alejarse de las sombras o resistirse apenas un poco está más allá de su entendimiento. ¿Coger carrerilla para saltar un agujero? Naaaaah, mejor salto desde el borde que ya estará Ico presto a dislocarse el hombro sujetándome para que no me incruste contra el fondo del precipicio.

Así que, eso, hay que irla guiando poquito a poco, tirando de su mano o pegándole voces para que nos siga a lo largo de todo el castillo. 

Obviamente la historia tiene algo más de trasfondo y descubriremos por qué está Yorda encerrada, además de muchas otras cosas interesantes... Pero, aún así, el juego es muuuuuuy corto. Con deciros que tiene un trofeo de pasárselo en menos de 2 horas creo que os lo digo todo. Ese reto lo veo muy para súper pr0s que se lo sepan de memoria y tal, pero una persona normal se lo pasaría en una primera partida en unas 4 o 5 horas, depende de lo atascados que nos quedemos en algún puzle. Es decir: Sí, es extremadamente corto.


El sistema de juego es muy sencillo: Un botón para saltar, otro para tirar de Yorda o llamarla, otro para interactuar... Lo único malo es que no hay explicación ni tutorial ni ayuda y, si no te has leído el manual del juego o te ha dado por entrar en la configuración de controles, te puedes encontrar (como me pasó a mí ^^U) durante 15 minutos sin saber cómo agarrar a la chica para poder avanzar. Estamos malacostumbrados a tutoriales dentro del propio juego. -_-

¿Lo peor del juego? La cámara. Se ajusta automáticamente, aunque tú puedes "moverla" ligeramente para explorar los alrededores y a veces puede ser un coñazo enooooooooorme para buscar cosas o no perder de vista a la "tontucia" de Yorda.

Gráficamente hablando, dado que es un juego de PlayStation 2, es bastante sencillito. Hay que decir que la fortaleza es enorme y está bien ideada pero, sin embargo, aún en la remasterización de PlayStation 3, a las texturas se les nota como una falta de profundidad y la perspectiva de los objetos lejanos a veces es un poco extraña.

Y, en cuanto a la banda sonora, hay que decir que, en general, no tendremos temas musicales mientras nos movemos. Salvo cuando aparecen las sombras, que funciona como una especie de aviso de su presencia, en los puntos de guardado o en las escenas, el título sólo ofrece sonidos de fondo y las propias voces (o gritos) de nuestro protagonista. Eso sí, hay que decir que las piezas, aunque sencillas, son bastante bonitas, con algunos temas que, personalmente, me han gustado mucho, como Castle in the Mist, o el único tema vocal: You Were There.

En Shadow of the Colossus, nos metemos en la piel de Wander, un joven guerrero que entra en la Tierra Prohibida buscando la manera de resucitar a su amada, Mono, que ha sido sacrificada por su, supuestamente, destino maldito. Llegados al Templo, conoceremos, o mejor dicho, oiremos la voz de Dormin, un ente todopoderoso que nos dirá que, para adquirir la fuerza necesaria para resucitar a la chica, debemos derrotar a los 16 colosos que personifican las 16 estatuas que hay en el templo.

Y... pues de eso va. Hay que recorrerse un mapa condierablemente grande a lomos de nuestro siempre fiel caballo, Agro, buscando a los susodichos colosos con la ayuda de nuestra espada, que nos permitirá localizarlos siguiendo un halo de luz. Una vez encontrado el coloso, que, como su buen nombre indica, casi siempre es condenadamente grande, hay que localizar los puntos débiles del mismo, para poder dañarlo.

Cada uno tiene su propia estrategia para alcanzar dichos puntos, marcados con un símbolo luminoso, sólo visible si llevamos equipada la espada, y nos obligará a escalarlos, aguantando el tipo mientras el coloso intenta sacudírsenos de encima, hasta lograr que se ponga de una postura (o haga algo) en particular que deje esos puntos a la vista o que se rompa él solo la armadura que lo protege al dar un mal golpe. A veces, necesitaremos a Agro para movernos alrededor del gigante antes de poder golpearle, o huir de él mientras le lanzamos flechas. La verdad sea dicha, cada batalla es única y enormemente épica. Aguantarte sobre el coloso, vigilando nuestro medidor de resistencia, esquivando sus ataques y demás, acuchillando a saco los puntos débiles, es súper intenso y cada coloso nos dejará montones de momentos para el recuerdo.

La jugabilidad es bastante sencilla: Monta en Agro -> Alza la espada para ver el rayo de luz que te indica la posición del Coloso -> Encuentra el Coloso recorriendo hermosos parajes -> Búscate la forma de escalarle y matarlo. Y vuelta a empezar. Como "extras", podemos embarcarnos en la búsqueda de los lagartos de cola blanca que, al matarlos y coger su cola, aumentará nuestro medidor de resistencia y la búsqueda de árboles frutales que, al comer sus frutos, aumentarán nuestra vida. Además, una vez superada la primera partida, se nos desbloquean más dificultades y el modo contrarreloj, lo cual le da un toquecillo más emocionante al título, junto con la introducción de ciertas piezas de equipo que nos aportarán diferentes beneficios.

En cuanto a gráficos, para ser de PlayStation 2, este título sí está bastante bien: Los colosos están muy bien conseguidos y son impresionantes. Agro, como siempre pasa con los caballos, es un poco extraño en movimiento a veces, pero está bastante bien. Las texturas en esta versión en HD para PlaysTation 3 están algo más pulidas y la verdad es que los escenarios pueden ser realmente impresionantes, dado que nos encontramos desiertos, bosques, montañas, precipicios, lagunas... De todo, y la iluminación está bastante conseguida.

Para concluir, la banda sonora está muy bien... Aunque, como pasaba en ICO, mientras estamos simplemente viajando no se oye nada más que el viento o los pájaros y sólo una vez empezamos con el enfrentamiento contra un coloso será cuando aparezcan los temas épicos que se vuelven aún más legendarios cuando estamos encima del gigante.

Como curiosidad, hay que decir que, reconocido por el mismo director Ueda-san, ambos juegos están relacionados, llegando a comentar que Shadow of the Colossus se puede considerar como una precuela de ICO. Así mismo hay rumores de que el siguiente proyecto en desarrollo, The Last Guardian, también estará relacionado con estos dos.

Ya que estamos en ello, vamos a comentar lo poco que se sabe de este título en desarrollo, que desde que lo re-anunciaran oficialmente el pasado E3, parece haber vuelto un poco al silencio:


The Last Guardian ha estado en desarrollo desde 2007 y se anunció formalmente en el E3 de 2009 con vistas a lanzarlo en 2011, exclusivamente para PlayStation 3. Sin embargo, los numerosos aplazamientos y complicaciones sufridos, incluyendo dificultades de hardware, algo compartido por Final Fantasy Versus XIII, ahora Final Fantasy XV, obligaron a trasladar el desarrollo a PlayStation 4 e hicieron que Ueda y otros miembros de Team Ico se marchasen de Sony.

A pesar de ello, Ueda y su nuevo estudio GenDesign, compuesto por varios de los antiguos miembros del grupo, continúan como asesores creativos para el título, que reapareció oficialmente en el E3 de 2015 y se prevé su lanzamiento para este mismo año... A ver si esta vez de verdad.

Ahora bien, ¿qué es lo poco que sabemos sobre el juego en sí? Por lo visto, nos pondrá en la piel de un muchacho, secuestrado "bajo extrañas circunstancias", que se encontrará con Trico o Toriko (personalmente perfiero el nombre japo ^^U), un enorme ser que parece una mezcla entre perro, gato y pájaro. El... "animal" podrá ser liberado en determinado momento y, aunque al principio se mostará hostil hacia el chico, eventualmente desarrollarán una relación de amistad. Y aparentemente dicha relación será la parte central del juego.

Recordando al ICO, parece ser que tendremos movernos por unas ruinas resolviendo puzles escalando o con la ayuda de Trico para ir avanzando, a la vez que esquivamos a los guardias que nos buscan. Esto último parece añadirle cierto toque de sigilo que personalmente me llama mucho la atención, ya que me encantan este tipo de juegos. Total, según el propio equipo, el juego tendrá una clara influencia de sus antecesores.

Y bueno, poco más se sabe. Según Ueda, Trico se comportará como el animal que es, siguiendo sus instintos y reaccionando como tal, así que deberemos saber cómo interactuar con él para que haga lo que nos interesa y todo eso.

Sólo espero que sea un poco más largo que los anteriores, que estos juegos tan cortillos me gustan mucho, pero te queda la sensación de que pagas muy cara cada hora de partida... ^^U

En fin, con esto cierro la entrada. Espero que os haya parecido medianamente interesante y gracias por leer hasta aquí.

¡Un saludo!

9 comentarios:

  1. Grandes juegos los dos, y bastante experimentales además (el "alma" de estos juegos es pieza clave, además). El Shadow of the Colossus lo pude vivir en su momento y me enamoró, el ICO lo viví algo más tarde y casi debo decir que en algunas cosas me gustó más que el posterior. Con muchas ganas de ver lo que Ueda nos propone con The Last Guardian, a ver si nos cae un día de estos xD.

    Sobre la duración, a mí me parece correcto que haya juegos que duren unas pocas horas si la experiencia es plena y lo deja a uno satisfecho, especialmente cuando son propuestas así más atrevidas. No obstante, está claro que no es lo mismo pagar 10€ por las horas que dura Undertale que pagar 60 por las horas que dura uno de los de Ueda... aunque tampoco la propuesta y el enfoque es el mismo, ojo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que la calidad no se mide en horas de juego. Los gráficos son cada vez más impresionantes y los juegos ocupan y consumen (y cuestan) cada vez más, y cuando crees que esto ya no hay quien lo pare, aparece un viento fresco llamado Minecraft y lo vuela todo por los aires (lo adquirió Microsoft por 2500 millones de dólares). Los juegos, aparte de calidad y técnica, tienen que tener jugabilidad, esa es la clave, cuando un juego te llama a jugarlo una y otra vez es por algo. Hay bombazos con una jugabilidad increíble (Far Cry, GTA, PES) pero hay muchos títulos coloristas con un desarrollo técnico bestial pero que no llegan.

      Eliminar
  2. Sin duda SotC es una de las obras maestras del videojuego,y encima basandose en una mecanica innovadora como el hecho de que los unicos enemigos del juego son los jefes finales.Es claramente un juego que demuestra que no todos los AAA tienen por que ser iguales.

    ResponderEliminar
  3. Es curioso que hayas echo este articulo, me pregunto si se debe únicamente al echo de que hayas estado jugando estos títulos...lo pregunto porque hace 2 semanas DayoScript publico un vídeo en YouTube dedicado a estos 2 títulos, ¿coincidencia?, tal vez si o tal vez no, no interesa realmente...lo importante es que me gusto el articulo, en especial las criticas que tuviste respecto al comportamiento de Yorda XD, Dayo hizo ver al juego como una de las obras magnas de los videojuegos ¬¬

    Es interesante comparar ambas visiones, la de un critico y la de un gamer, si tuviera que elegir una de las 2 me quedo con la tuya...yo juego por diversión, no porque este buscando una revelación religiosa.

    Muchas gracias por el articulo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé ni quién es el tal DayoScript, así que ha sido casualidad pura y dura ^^U Ahora mismo estoy terminando el SotC, que me falta el último coloso, así que... Yo juego porque me gusta xD Hasta ahora la única "revelación" que puedo haber tenido ha sido cuando Adell me descubrió el mundo de los SMT: Persona xD

      Me alegro de que te haya gustado :D

      Eliminar
  4. ¡JajaXD!Muy bueno lo de "la revelación religiosa.
    Lo cierto es que tienes razón,jugamos para divertirnos ¿no?

    ResponderEliminar
  5. Me extraña de verdad que senpai no haya colado su "a mí no me atraen, la amientación no me la vendieron y me parecen sosos". Creo que esta saga y Golden Sun son lo único en lo que nada abiertamente contracorriente, sería interesante leer sus parágrafos de cómo y por qué no le llega SotC.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo metí en el repaso semanal: Básicamente, me parece un anticlímax extremo las partes de ir con Agro dando vueltas por escenarios vacíos, mirando como un gorrión a cada lado a ver si había una lagartija y levantando la espada cada minuto a ver si sigues en la buena dirección. Eso mató mi inmersión totalmente.

      Me encantaron los combates contra los colosos, son épicos y memorables, pero el resto del juego sólo destaca por ser soso.

      Eliminar
  6. Hay personas, libros, canciones, juegos y muchas más cosas que te encuentran a ti en lugar en encontrarlos tú a ellos. Eso me pasó a mí con Shadow of the Colossus. El juego resultó ser justo lo que yo imaginaba, pero no esperaba encontrarme ante una obra maestra de la programación. Su atmósfera, su banda sonora, sus personajes, sus paisajes, esa melancolía y ese dramatismo inherente que inunda hasta las piedras de aquellos viejos templos, hacen de este título una auténtica experiencia que todo buen aficionado a los videojuegos debería probar, pararse a escuchar el sonido del viento a través de las montañas, asomarse a enormes abismos que terminan en una preciosa cala de arena blanca o pararse a la sombra de los árboles a contemplar las ruinas de un templo ancestral, son pequeñas joyas que ofrece SoTC de manera no explícita pero que están ahí. Shadow of the Colossus, al igual que su desconocido antecesor: ICO, son verdaderas obras de arte. Os lo dice uno que lleva matando marcianos desde 1984 y ya no se sorprende fácilmente.

    Saludos.

    ResponderEliminar