jueves, 20 de agosto de 2015

Historia de los videojuegos: La generación de las 8 Bits.

Hace unos cuatro años, en Base Avalancha emprendimos un proyecto llamado "Avalancha Magazine", que consistió en la creación de una revista digital gratuita que compartir con la comunidad, en la que participábamos diferentes usuarios y contaba multitud de secciones. Dicha revista duró prácticamente un año y su calidad, incluso al ser totalmente amateur, era digna de elogio por la cantidad de temas que tratábamos y siempre con conocimiento de causa, haciendo que nuestra pasión superara con creces la falta de medios.

Pues bien, en esa revista yo era encargado de la sección de videojuegos y contaba con un equipo de compañeros realmente interesantes (Ahí fue donde aprendí que apoyarse en otros para aportar otros estilos de vista resultaba realmente refrescante) o invitados puntuales. Eso sí, de vez en cuando me metía, como aquí en Destino RPG, en algunos embolados que, sinceramente, me superaban.

Así, repasando lo realizado, me pude encontrar con una sección llamada "Retrospectiva", que cubrió varios meses, en la que repasaba la evolución generacional del mundo de los videojuegos, con sus distintos sistemas, juegos más importantes, etc... Y se me ocurrió que algo así no se podía quedar perdido en un enlace de Mediafire o en mi Disco Duro, por lo que toda esta sección de historia que estamos montando en estas semanas viene, en parte, de ahí.

Esta entrada, por tanto, no estará tampoco centrada en el género RPG y será la continuación de nuestro último paso por la historia de los videojuegos donde las consolas se habían inmolado en una mezcla de malas decisiones, pésima calidad, poca idea de futuro y todo tipo de luchas legales que no llevaban a ningún lado. El público y las tiendas parecía haberle dado definitivamente de lado a las consolas pero, entonces, llegamos a esta tercera generación: La de las 8 Bits.

Bien, hasta aquí ya sabíamos que Nintendo había logrado tener una consola de éxito en Japón (La Color-TV Game, que tampoco llamó mucho la atención en occidente) y que la Segunda Generación de sistemas había arruinado todo el mercado. ¿Qué hizo que la NES (Nintendo Entertainment System) cambiara todo el panorama del mundo de los videojuegos? Pues varias cosas:
  1. Avance tecnológico: La NES era muy superior a las consolas previamente vistas y lo había hecho ahorrando muy bien los costes superfluos para centrarse en el nivel técnico. En lugar de acabados en madera, la consola era de plástico (Y, además, del más barato, eligiendo los colores menos usados por la industria). En lugar de joystick, ofrecía un mando con la típica cruceta que se convirtió en el estándar de todas las consolas. El apartado visual ofrecía sprites más grandes, con más colores, mejor sonido, resolución... Y, sobre todo, fue la primera consola en poder usar el scroll. Sí, el scroll, eso de que la pantalla se moviera con nosotros mientras avanzamos. Si os paráis en todos los juegos previos (Incluso el primer The Legend of Zelda seguía sin usarlo) éstos eran juegos "encajonados" en una pantalla que cambiaba al llegar a los bordes (Si los había). Pac-Man, Asteroids, Frogger, Space Invaders, Pong, los Donkey Kong y Mario Bros. originales... Todos se jugaban en una pantalla y, por ello, Super Mario Bros. (1985) impactó tanto a toda una generación de jugadores.
  2. Juegos gancho realmente buenos: Mientras que los otros sistemas del mercado lanzaban ports de baja calidad de los grandes éxitos de recreativas, Nintendo contaba con licencias propias que tenían una calidad abrumadora: Donkey Kong, Mario Bros, Super Mario Bros, Tennis, Exitebike... Y no olvidemos la inclusión de la pistola Zapper junto al mítico Duck Hunt. ¡Disparar con una pistola a la pantalla y que los patos fuesen derribados! ¿Cómo no iban a impresionar a todo el mundo? 
  3. El sello de calidad: Pero si hubo algo que "sentenció" definitivamente la victoria de Nintendo en esta generación y el levantamiento de las consolas tras el patético estado en el que se encontraba el mercado por culpa de Atari y las demás, fue la implementación de este sello de calidad:
Versión europea del sello de calidad de Nintendo

Básicamente, Famicom había logrado tener éxito en Japón en 1983 por la falta de competencia (Sega había lanzado su sistema SG-1000 en las mismas fechas, pero no tenía punto de comparación en calidad y, sobre todo, catálogo) y Nintendo ya planeaba el lanzamiento de su sistema en América, sabiendo lo mal que se encontraban las cosas ahí para las consolas.

Por fortuna, fueron inteligentes. Primero probaron a enseñar el prototipo del sistema configurado para el mercado occidental con la idea de que fuese un alarde de la técnica (Con teclado y grabador de casetes) y se dieron cuenta de que eso no iba a triunfar. Luego, probaron a plantearse una alianza con Atari para aprovechar su conocimiento del mercado americano, pero como que una compañía que lanzaba una basura del nivel de E.T. y, encima, se creía que iba a tener éxito, realizando millones y millones de copias que tuvieron que enterrar en un desierto... Igual tan conocedoras del mercado no eran. Es más, era casi el cáncer del mismo.

Así, pues, Nintendo lanzaba su NES en América el año 1985 (1986 en Europa) por ellos mismos, con el diseño gris que conocemos y sin "pijerías" extra. Un sistema hecho para jugar con dos títulos extremadamente llamativos como Super Mario Bros. y Duck Hunt, aunque el catálogo inicial estaba compuesto por 18 juegos realmente sólidos en sus correspondientes estilos:

El "efecto show" también fue importante, por lo que para demostrar que la NES estaba a la vanguardia de la técnica, además del Zapper, también trajeron esa flipadura de R.O.B, un robot "inteligente" que podía manejar el segundo mando y jugar contigo a ciertos juegos...


Pero, bueno, que nos desviamos: El sello de calidad. Hasta ahora, sabíamos que la industria no había tenido ningún reparo en copiar los juegos que hacían los demás aplicando pequeños cambios (O empeorando el juego, directamente) como una forma rápida de sacar dinero, todo debido al nulo control que cada una de las compañías aplicaba a sus formatos, que tenían fecha de caducidad en unos pocos años.

Nintendo no quería eso, de forma que gracias a ese sello garantizaron controlar todo el mercado de títulos de su consola: Si querías hacer un juego para la NES, tenías que comunicarlo a Nintendo, licenciarlo con ellos, pasar un test de calidad y firmar un contrato de exclusividad que te impedía portear ese título a otro sistema en los próximos dos años. Es decir, Nintendo controlaba la calidad y el ritmo de lanzamientos de los juegos para su sistemas (Evitando la sobresaturación o la avalancha de juegos malos), además de anular por completo a la competencia, que tenía que esperar dos años para poder recibir un port de un juego que hubiese llegado a la NES. Evidentemente, incluso con el sello puesto siguieron saliendo juegos malos... Pero, bueno, eran menos que en la anterior generación y casi nadie se atrevía a "pasar" de las reglas de Nintendo, porque lanzar un juego sin el sello era casi como gritar que tu título era basura.

Con este férreo sistema de control, Nintendo logró cotas de éxito nunca vistas en la industria. NES vendió más de 60 millones de consolas y mantuvo estable la generación hasta que llegaron las primeras consolas de 16 Bits y Super NES llegó al mercado para sustituirla (Algo que no sucedió hasta el año 90/92, dependiendo de cada región), lo cual estableció una generación que duró unos 8 años, la más larga y estable que se había visto hasta la fecha.

Esta generación, además, fue el inicio de tantas ideas que no cuajaron hasta muchos años más adelante que puede llegar a chocar: 
  • El efecto en 3D de consolas actuales como Nintendo 3DS se estrenó en 1985 por la "rival" de la NES, Master System, con unas gafas bastante cutres. La propia Nintendo lo copiaría con Rad Racer (1987/88), un juego de coches realizado por Square (Sí, no solo hacían Final Fantasys xD). No caló mucho y se volvió a intentar años más adelante por parte de Nintendo, con desastrosas consecuencias. Al final, Nintendo 3DS es la primera que lo ha incluido de forma estable... Y la mayoría pasamos de usarlo. El efecto en 3D siempre ha sido una gilipollez a la hora de jugar, señores.
  • El detector de movimientos que hizo que Wii vendiera como churros en la pasada generación también viene de esa época. El mítico Power Glove (Is so bad) promocionado con la película The Wizard (1989) funcionaba de pena, pero permitía -supuestamente- controlar con movimientos de tus dedos cualquier juego de la consola. Hubieron otros sistemas que funcionaron un poco mejor, como U-Force, pero la tecnología de la época todavía no estaba lo suficientemente avanzada. Si hasta las alfombrillas de baile que luego utilizó Dance Dance Revolution o un prototipo de la Wii Balance Board se vieron en esas fechas...
  • Los eSports que son tan actuales hoy en día, también comenzaron con Nintendo y sus World Championships, torneos mundiales (También publicitados por la película The Wizard) donde jugadores de todos los lugares de Estados Unidos -Lo de "mundial" era discutible, ¿vale?- competían por lograr la mejor puntuación en diversos títulos, en plan olimpiadas. Los cartuchos que se entregaban como premios han alcanzado el nivel de mito para los coleccionistas.
  • La Detección por voz que Kinect tiene como gran emblema, también apareció en esos tiempos en una especie de casco para jugar a títulos de disparos. Era MUY idiota y, más que órdenes concretas, simplemente reaccionaba al ruido fuerte, pero, oye, existía.
También existieron los primeros concursos "online" (En realidad, por correo ordinario xD), NES llegó a tener conexión a internet en Japón, los mandos inalámbricos, el multitap para permitir que jugasen 4 jugadores a la vez, discos duros externos, mandos programables, la "inteligencia artificial" de R.O.B. (Que no daba para mucho, con su velocidad de procesamiento)... Si es que la inventiva estaba por las nubes en estas fechas, no como ahora.

Por supuesto, NES tuvo montones de RPGs que influenciaron a todo el género gracias a su expansión por todo el mundo. Dragon Quest, por esos tiempos, ya era un problema nacional en Japón por el hype que generaba cada nueva entrega. Si queréis saber cuáles fueron los mejores títulos de nuestro género favorito que recibió la consola de Nintendo, tenemos otra entrada dedicada a los mismos. ;)

Con todo, la NES tuvo competencia... Desde lejos. Sega, otra compañía japonesa con serios problemas para leer el mercado quiso entrar en la lucha de las consolas de 8 Bits y, bueno, basta ver la imagen superior para comprobar que ya empezaba mal: 5 sistemas llegó a lanzar en esta generación. Vale que tres de ellos eran básicamente la misma máquina, pero demuestra bastante bien que estábamos ante una compañía que había aprendido poco de eso de "No lances tantos sistemas en tan poco tiempo, que el público acaba por perder la confianza".

Los primeros sistemas, SG-1000 y SG-1000 II (Que, en sí, también tuvieron modelos distintos) coincidieron con el lanzamiento de la Famicom en Japón. La idea de Sega era "escapar" del hundimiento en los juegos para recreativas, que eran su principal fuente de ingresos (Y, sí, también se vieron afectados por el "crack" de la Segunda Generación de consolas) aprovechando que, al menos en Japón, las consolas sí que funcionaban bien. El problema es que la capacidad técnica de esos dos primeros prototipos dejaba mucho que desear y, directamente, eran casi como sistemas de Segunda Generación un poco más avanzados.

Todo cambió con el modelo Sega Mark III o Master System, como se conoció en occidente. Lanzado en 1985 en Japón, Sega por fin había logrado crear una consola algo más potente que la NES y, rápidamente, se dispuso a competir con ella en todo el mundo. Su lanzamiento en 1986 en América y 1987 en Europa hizo que fuese conocida rápidamente como "la rival de NES" y, aunque quedó lejos de plantear verdadera batalla (Vendió casi 15 millones de sistemas, por los más de 60 de la máquina de Nintendo) sí que sirvió para que Sega fuese conocida en todo el mundo e incluso logró superar a la NES en algunos mercados emergentes como Brasil.

Curiosamente, aunque Sega "la mató" en tiempo récord (En 1988 lanzaba la Megadrive/Genesis en Japón y en 1990 ya estaba disponible en todo el mundo su sistema de 16 Bits), el éxito de Sonic y que fuese porteado en Master System, permitió que este sistema aguantase un poco más de tiempo.

La mayor potencia de la consola hizo que recibiera el que, seguramente, fuese de los primeros JRPGs en llegar a occidente y, lo que es más, posiblemente fuese el mejor en el aspecto técnico de toda la generación.

Phantasy Star (1987/88) era una pasada para haber llegado a una consola: Un cartucho de 512K que permitía guardar hasta 5 partidas, viajes entre planetas con claras diferencias entre ellos (El verde Palma, el árido Motavia y el helado Dezoris), una protagonista femenina, un nivel gráfico impresionante (Comparad la imagen superior con los Dragon Quest o Final Fantasy originales), una historia interesante... Todo al más "puro estilo Sega": Sobre el papel pintaba de lujo, pero los sobre-costes del título fueron tales que el cartucho costaba casi lo mismo que la propia consola que, de todas formas, tampoco tenía tanto público para poder disfrutar de este título, que pasó desapercibido a pesar de su gran calidad.

Otros RPGs de la consola fueron Dragon Crystal (1990/91), un roguelike que era una especie de downgrade de Fatal Labyrinth de Megadrive y ports de títulos como Ys: Ancient Vanished Omens (1988), que fue el primer Ys de Nihon Falcom y Sega distribuyó en todo el mundo o Ultima IV, Miracle Warriors o Heroes of the Lance, algunos de los cuales lograron "escaparse" del sello de calidad de Nintendo, siendo lanzados casi a la par que la versión de NES.

La tercera consola que se puede considerar en esta generación (Porque cosas como la Casio PV-1000, Super Cassette Vision, Dina, Action Max, View-Master, VTech Socrates, Amstrad GX4000 o la Commodore 64 casi se extinguieron en el acto) fue la Atari 7800, seguramente la última consola "buena" de la compañía. Y aún así, ni llegó a vender 4 millones de unidades.

Lanzado en 1986/87, con todo lo que había pasado con E.T. y la ridícula Atari 5200 en la mente del público, Atari intentó salvar la jugada como pudo: Sistema retrocompatible con su consola de más éxito, la Atari 2600, potencia similar a la de la NES y Pole Position II o ports de los pocos éxitos de arcade que les quedaban (Food Fight y Asteroids) como juegos emblema.

Al menos, Atari no perdió dinero con esta consola que, si contamos con su retrocompatibilidad, tuvo un catálogo amplio, pero en lo que se refiere a nuevos juegos, el sello de calidad de Nintendo la secó completamente.

En fin, ya hemos visto cómo Nintendo fue capaz de reflotar las consolas y llevarlas a todo el público, gracias a buenas ideas bien aplicadas. No obstante, esa tranquilidad ante la pobre competencia iba a desaparecer a comienzos de los 90. Sega "estaba muy loca", pero crearía un sistema que les obligó a tener que luchar en serio en lo que sería una de las generaciones más disputadas de la historia de los videojuegos.

Aunque, bueno, de eso ya escribiremos más adelante. :P

10 comentarios:

  1. Madre mía lo que me he podido reír con el vídeo de R.O.B. xDDD

    Ya llegamos a una época que conozco mejor. La consola más antigua que tengo es la Megadrive, y de mi niñez recuerdo muchas horas de diversión con Sonic o Rocket Knight Adventures. Lo que desconocía totalmente en aquel entonces era que formaba parte de la competencia a Nintendo, y la verdad, ser parte parte de esta historia me hace sentir viejo.

    Muy buena entrada, aunque tras leer el comentario final me hace reflexionar acerca de la situación actual... Es tan feroz la competencia actual entre Microsoft, Sony y Nintendo como lo fue entre Sega y Nintendo? Hmmm... a ver si la próxima entrada despeja mis dudas :P

    ResponderEliminar
  2. Magnífica entrada, Adell. En mi caso, esta fue la generación con la que comencé en el mundillo (con mi flamante Nasa, sí, un clon de la NES xD) y títulos como Super Mario Bros (1 y 3), Tennis, Soccer, The Legend of Zelda, Urban Champions o los de las tortugas ninja o los Simpsons (por decir los que más inmediatamente han venido a mi cabeza) no los olvidaré. Sólo un pequeño aporte (sin ganas de molestar) sobre la entrada: se ha colado un par de veces la palabra Fanicom en lugar de Famicom ;).

    A Wander, yo sí viví en primera persona la lucha Nintendo-Sega con Super NES y Mega Drive siendo un chaval y casi estoy por decirte que era más encarnizada y, desde luego, menos diplomática (los anuncios lo demostraban xD), que la que vivimos hoy en día, que es una competencia como más educada y menos visceral (más económica de manera visible, eso sí, en aquel tiempo importaría la pasta también pero era más como dos tíos que estaban dándose de palos xD). Ojalá Adell añada alguno de esos míticos anuncios en la próxima entrada (tipo Sega does that Nintendon't xDDD).

    ResponderEliminar
  3. Y con esto llegamos a la época que conozco, la de 16 bits, que es donde me inicié en las consolas xD Y también hablarás de la game boy supongo, que revolucionó el mercado portátil.

    Wander, aunque haya piques entre las compañías actuales, no eran tan bestias como antes, era la ley del "todo vale" xD Y aunque en japón SNES ganó, en occidente fue MD si no me equivoco, no hubo una ganadora global como con PS, PS2, Wii o PS4 :P

    ResponderEliminar
  4. Sonic The Hedgehog fue mi primer juego de consola y, sí, fue en la Megadrive.

    ResponderEliminar
  5. "Buenas políticas bien aplicadas"

    Llamar bueno a las royalties que no son más que competencia bastante sucia entre empresas, es algo en lo que no puedo estar más desacuerdo.

    Quizá las royalties salvaron la industria, pero crearon una red feudalística con las desarrolladoras donde la consola exitosa mandaba y las desarrolladoras hacían.

    Si, suele hartarme que se vanaglorie tanto a Nintendo cuando no fue más que un gran marketing y una guerra sucia para cargarse sistemáticamente a sus competidoras. Capitalismo salvaje. Y si, es el tipo de cosas que siempre que tengo ocasión suelto xDDDDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ahora las desarrolladoras hacen y los sistemas intentan ser los que reciban cada juego. No sé qué es mejor. xD

      Eliminar
    2. Yo prefiero por mucho el sistema actual la verdad. Los juegos llegan a más gente. Me parece mejor el aunamiento de las plataformas.

      Es que lo de las exclusivas y las distintas plataformas, me parece igual de ridículo que si todavía existiera el beta y el VHS o si hubiera cuatro formatos de CD rom y los reproductores solo funcionaran con uno.

      Eliminar
    3. Da igual, jorgetrola, al final ese mismo sistema se volvió contra la propia Nintendo en la época de la N64, cuando las thirds estaban hasta las narices de sus políticas exclusivistas y le dieron la vuelta a la tortilla (de hecho, hacia finales de la SNES ya iba así la cosa). No quiero pasarme, pero el como quedaron por aquel entonces varias thirds con ese tema ha sido, en parte, lo que ha castigado a Nintendo durante generaciones. Recuerdo haber leído al menos un par de buenos artículos al respecto (en inglés, eso sí), pero los enlaces se perdieron en las lagunas de mi memoria.

      Eliminar
    4. Si, eso es verdad, pero esas prácticas luego pasaron a Sony y tuvimos otras dos generaciones con un claro predominio de Royalties y demás.

      Y creo que hasta se podría decir que a Sony le pasó parecido y el sistema se volvió en su contra a principios de la anterior generación. La industria es un perrito que se muerde la cola xDDDDDDD

      Eliminar
  6. Yo la verdad que aún no estaba en el mundillo, al igual que BaschGT, mi primera consola fue la Megadrive con Sonic como primer videojuego, así que en la siguiente entrada espero comentar algo más, porque ahora mismo sólo puedo animarte a seguir xD

    No, en serio, continúa con esta sección que me parece super interesante ver cómo fue evolucionando la industria y el hecho de que muchas de las cosas que consideramos novedosas como el Wiimote o el efecto 3DS ya existían en la generación de 8 bits

    ResponderEliminar