miércoles, 1 de octubre de 2014

[Experiencias Roleras] Cid nos escribe sobre Golden Sun (GBA)


Pese a ser títulos algo criticados en ocasiones en Destino RPG [Nota de Adell: Que conste que sólo el Oscuro Amanecer, de los originales sólo dije que están sobrevalorados dentro del panorama general del género], los dos primeros juegos de la serie Golden Sun (ambos publicados en Game Boy Advance) marcaron un punto de inflexión para el género en las portátiles de Nintendo, acercándolo a un público mucho más amplio de lo que lo habían hecho los juegos de Game Boy y Game Boy Color, ya que pese al enorme éxito de Pokémon, la mayoría de juegos del género seguían siendo muy desconocidos para el gran público.

Aunque suene algo exagerado afirmarlo, Golden Sun puede considerarse el Final Fantasy VII de las portátiles de Nintendo, por ser el que descubrió el género en occidente (especialmente en Europa) a muchísmos jóvenes jugadores fieles a la gran N, que no pudieron descubrir las grandes joyas de SNES en su día porque, bueno, la mayoría no llegaron a nuestra región y Nintendo 64 fue poco prolífica en cuanto a RPGs se refiere.

De esta manera, aun habiendo RPGs objetivamente de mejor calidad para la portátil e incluso con grandísimas joyas en otras consolas, con joyas como Final Fantasy X (PS2, 2001/02) ya en el mercado, Golden Sun (GBA, 2001/02) consiguió, gracias a una enorme campaña de distribución, marketing y publicidad llevada a cabo por Nintendo, enamorar a una horda de jugadores que todavía hoy recuerdan el juego con muchísimo cariño.


Pero entonces, ¿son los dos primeros juegos de Golden Sun buenos o malos RPGs? ¿Son títulos sobrevalorados por la escasez de RPGs originales traducidos al castellano en la portátil durante sus primeros años? ¿O, realmente, son juegos que merecen ser probados y jugados por todo aficionado al género incluso hoy en día? Antes de sacar conclusiones precipitadas, vamos a repasar sus principales puntos fuertes y débiles.

Por cierto, no comentaré nada acerca del tercer título de la saga para Nintendo DS, porque considero que está muy por debajo de las dos primeras entregas. Además, cuando me refiera a Golden Sun estaré hablando indistintamente de los dos primeros títulos de la saga, ya que actúan como un todo, contando una misma historia dividida en las dos entregas.



En numerosas ocasiones hemos destacado la importancia de una buena historia en un buen RPG. En este sentido, creo que la historia de Golden Sun roza un nivel sobresaliente. Sin llegar a la profundidad de los máximos exponentes en este sentido, como podrían ser los Final Fantasy del VI al X o Xenogears, sí que cuenta con una premisa inicial bastante interesante, unos personajes carismáticos y con bastante desarrollo a lo largo de la trama, unos giros de guión inesperados y, sobre todo, la utilización de un recurso narrativo brillante que creo que no se ha vuelto ha utilizar en el mundo de los videojuegos. Para entender esto último tenemos que entrar un poco más en detalle en la historia del título:

En el mundo de Golden Sun (Weyard) existía una fuerza/magia denominada Alquimia que permitió a la humanidad lograr grandes avances técnicos y sociales. Sin embargo, el ansia de poder y dominio sobre la naturaleza de la humanidad, dejó como única alternativa el sello de este poder para evitar la destrucción el mundo. Sin embargo, el encendido de cuatro faros elementales (agua, tierra, viento y fuego) con cuatro estrellas elementales guardadas, en secreto, en un templo entre las montañas, permitiría romper dicho sello y traer de vuelta el poder de la Alquimia al mundo.

Pues bien, el primer Golden Sun comienza con el robo de dichas estrellas elementales por parte de los antagonistas principales que tienen como objetivo romper el sello sobre la Alquimia. Como no puede ser más típico en un RPG, nuestro grupo tiene la misión de impedir el encendido de los faros para lograr salvar el mundo. Sin embargo, al comienzo del segundo juego se hace gala de un recurso narrativo único (hasta donde yo conozco) en el género: Pasaremos a controlar al grupo de antagonistas contra el que antes luchábamos y nuestra misión será encender los faros a toda costa.


Este planteamiento resulta magistral por dos motivos:

En primer lugar por aumentar la incógnita sobre el desenlace de la historia: En los videojuegos al final siempre se gana, siempre se logra rescatar a la princesa de turno o salvar al mundo. Sin embargo, en Golden Sun, hasta que no está muy avanzada la historia, no se llega a resolver esta incógnita y no sabremos si finalmente la Alquimia volverá o no al mundo. 

Por otra parte, dicho planteamiento también nos consigue hacer reflexionar sobre los motivos de cada personaje y sobre qué consideramos que sería lo correcto y qué haríamos nosotros en esa situación. ¿La sociedad humana está abocada al fracaso y no debe resurgir la Alquimia porque provocará en última instancia el fin del mundo? o, por el contrario, la humanidad se merece una segunda oportunidad para poder prosperar como civilización.



Dejando ya al margen la historia, ya que profundizar más en este aspecto nos haría revelar spoilers que echarían para atrás a jugadores que todavía no han probado estos títulos, en el apartado técnico los dos primeros Golden Sun aprueban también con nota, para ser títulos de GBA.

Gráficamente se encuentran no demasiado lejos del techo técnico de la portátil, siendo muy meritorio ya que son títulos relativamente primerizos en su catálogo. Además, su estilo puede recordar a las grandes joyas del género en Super Nintendo, siendo el acabado de los pueblos y ciudades realmente encantador. Muy espectaculares resultan también las animaciones de las invocaciones o conjuros durante los combates. Lo dicho, un sobresaliente en este sentido.

Por otra parte, en el apartado sonoro no se queda para nada atrás, contando con melodías que sorprenden por su calidad para tratarse de un título para una portátil. Cada uno tendrá sus melodías favoritas pero a mí me gustaría recordar especialmente la que podemos escuchar durante nuestra estancia en el Faro de Venus:



Aunque el sistema de combate quizás sea algo flojo (es un sistema con batallas aleatorias y combate por turnos clásico) lo compensa con un gameplay muy variado y entretenido. Para empezar, el mundo creado es gigantesco y tenemos una gran libertad de exploración (sobre todo en el segundo juego de la serie), con gran cantidad de mazmorras opcionales repartidas a lo largo y ancho del mundo e incluso libertad en el orden en el que superar algunas partes de la historia.

Este aspecto se ve potenciado por la riqueza y detallismo del mundo creado el cual está inspirado en un época indeterminada del mundo real (toma algunos elementos de la Edad Media pero también otros de la Edad Antigua). De esta manera, en el mundo del juego existe una representación de los cinco continentes con las tradiciones y diferencias culturales propias de cada región.


Además, también aparecen dentro del mundo de Weyard elementos fantásticos inspirados en creencias populares del mundo Antiguo y Medieval. Por ejemplo, el mundo del juego es literalmente plano y existen unas cataratas del fin del mundo (que podemos visitar) así como también podemos encontrar "la Atlántida" (Lemuria en el juego), una isla oculta que alberga una civilización más avanzada que el resto de la huminidad.

Sin embargo, en lo referente al sistema del juego, destacan sobre todo dos elementos diferenciadores que distinguen a este título del resto de RPGs y le dan identidad propia:

Por un lado, tenemos unas habilidades denominadas Psinergias, propias de cada personaje y que permiten resolver una gran variedad de puzles presentes en las mazmorras (especialmente bien pensados los desafíos de los faros elementales). Así, algunas Psinergias nos permitirán mover bloques a distancia, otras congelar charcos del suelo para crear pilares de hielo que podremos usar como puentes, otras la capacidad de hacer crecer enredaderas para trepar a sitios elevados y un largo etcétera. En este sentido, Golden Sun puede recordar en parte a grandes joyas como Zelda o Alundra, aunque por lo general los puzles son algo más sencillos y simples que en los ejemplos mencionados.

Por otra parte encontramos el sistema de Djinn: Los Djinn son pequeñas criaturas repartidas por el mundo que deberemos de buscar y "capturar". Existen cuatro tipos de Djinn asociados con los cuatro elementos y ,una vez capturado, cada Djinn puede asociarse a un personaje. De esta manera, si al personaje experto en magias de fuego le asociamos un Djinn de fuego, sus magias resultarán más poderosas, aunque también podemos probar otras combinaciones distintas para obtener magias nuevas (por ejemplo mezclando Djinn de fuego y viento).


Además, cada Djinn tiene una habilidad propia que puede usarse en batalla, tales como un ataque elemental, aumentar la defensa o el ataque del grupo, sanar... Sin embargo, después de utilizar la habilidad del Djinn, deberemos gastar un turno en recargarlo o bien dejarlo "inactivo" (perdiendo las magias y ganacia en atributos que consigue tu personaje al asociarse con el Djinn). Por otra parte, para realizar las invocaciones (los ataques más potentes del juego) deberemos tener una cierta cantidad de Djinn inactivos, que al realizar la invocación volverán a activarse.

Este es uno de los grandes problemas del juego, ya que consigue un sistema de combate relativamente roto. Antes de entrar a combatir, podemos seleccionar si queremos empezar la batalla con los Djinn activos o inactivos. Una estrategia muy simple es siempre empezar con los Djinn inactivos y realizar las invocaciones más fuertes nada más comenzar la batalla. Justo después, tendremos los Djinn activos con todas sus habilidades y reforzando las stats de nuestros personajes. Todo, por supuesto, sin ninguna pega.

La mayoría de jugadores, de hecho, volverá a usar las habilidades de los Djinn (que son bastante buenas, además) hasta que tengamos suficientes inactivos para volver a realizar las invocaciones más potentes y repetir todo de nuevo. De esta manera, las magias propias de cada personaje resultan prácticamente inservibles, así como las diferentes combinaciones de Djinn asociados a cada personaje. Al final lo más cómodo, sencillo y eficaz es asociar los Djinn de cada tipo elemental con el personaje de dicho tipo (tierra con tierra y así) y arrasar usando las invocaciones una y otra vez.


Por contra, la búsqueda y captura de los Djinn resulta una tarea secundaria de enorme importancia para la misión principal. Además, es muy amena y divertida, ya que pueden conseguirse de numerosas maneras, necesitando normalmente de la resolución de pequeños puzles o la búsqueda de lugares "secretos" para su obtención. Es decir, que premian mucho la exploración.

Es curioso que la inclusión de los Djinns sea a la vez de lo mejor y de lo peor del juego.


Además del mencionado sistema de combate roto gracias a los Djinn y el sistema inútil de cambio de clases por asociación de los personajes con dichas criaturas, la saga Golden Sun no está exenta de pequeños defectos. 

En primer lugar, la dificultad general del juego es reducida para todo asiduo del género, aunque tampoco es que sea un paseo durante toda la aventura, los puzzles y los jefes finales de los faros nos requerirán pensar y planear nuestros movimientos con cuidado.


En segundo lugar, muchos criticaron en su día que salieran como dos juegos distintos cuando son continuaciones tan directas el uno del otro. Quizás ambos títulos hubieran podido caber de sobras en un único cartucho de GBA (el primer juego, además, es especialmente corto), aunque en este sentido tenemos que ver el lado positivo, ya que el parón en el argumento se produce en un momento clave de la historia que permite que el cambio de personajes adquiera una mayor importancia. Además este periodo entre juegos les dio a los desarrolladores algo más de tiempo para trabajar en la secuela, que es mucho más larga, profunda e incluso con pequeñas mejoras gráficas.

Por último, creo que es importante criticar la inclusión de ciertas secciones de relleno en la trama, especialmente durante el inicio del segundo juego. Aun así, aunque son historias que aportan poco o nada la historia principal, son bastante disfrutables y entretenidas (la mazmorra del interior de la estatua de Gabomba o la subtrama de los hombres lobo de Garoh creo que están muy logradas).



En conclusión, pese a sus fallos, me parece uno de los mejores RPGs exclusivos para portátiles de todos los tiempos. Hay que considerar, además, que lo crearon unos tipos que venían de hacer Mario Golf y Mario Tennis, juegos radicalmente distintos. Quizás haya títulos en la portátil que un asiduo al género disfrute mucho más como Final Fantasy Tactics Advance, los Mother u otros que seguramente nos recordará Adell en un hipotético "Los mejores RPGs de Game Boy Advance". 

Sin embargo, por lo logrado de la historia y la banda sonora y la originalidad en la inclusión de los puzles creo que se merece el cariño que tiene por parte de tantos jugadores.

Espero que dejéis vuestra opinión sobre la saga en los comentarios y, especialmente, espero vuestra opinión sobre los aspectos que menos os gustaron de los juegos, porque a mí al final me ha costado bastante encontrarle demasiados defectos (y eso que he intentado ser objetivo).



Muchas gracias a Cid por recordarnos esta maravillosa pareja de RPGs de Game Boy Advance que, sin duda, marcaron la infancia/juventud de muchos fans actuales del género. Ya he comentado al principio que, simplemente, creo que son bastante sencillos en comparación con los más grandes del género, pero que para el nivel de la portátil son de lo mejorcito.

Recuerda que tú también puedes escribir tus propios comentarios sobre algún RPG que te guste (o no), te haya marcado o, simplemente, hayas jugado últimamente poniéndote en contacto con nosotros en:


8 comentarios:

  1. Buen articulo, se ha hecho muy ameno. Golden Sun es un juego del que he hablado mucho (He estado en un foro de Golden Sun)... Y bueno, siempre me han parecido titulos muy sobrevalorados (Si, y lo soltaba tal cual en el foro. Soy un poco masoca xDDD)

    Siendo sincero, a mi la trama de Golden Sun me parece mala. El ritmo de la narracion es lentisimo y terminas conociendo la trama principal.en cuatro dialogos importantes. El resto es relleno. Y bueno, a mi los personajes me parecen topicos andantes (Los de Golden Sun 1) y completamente planos. No les vi mucho cambio con el giro. Giro que junto al trasfondo me parece lo mejor del argumento.

    Luego, son tan poco originales. Lo unico que tienen innovador es el sistema de clases y el susodicho giro.

    Y a mi las clases no me parecen inutiles. Puedes armarte buenas estrategias con clases poderosisimas como el señor de la guerra. Claro que el camino mas corto es el summon rush, no lo niego.

    Y bueno, los graficos y el sonido a mi me parecen de lo mejor de GBA. En eso hay bastante unanimidad xD

    La verdad, si ambos juegos hubieran estado en un mismo cartucho y hubieran quitado todo el relleno, hubiera sido mucho mejor juego. Asi se ha quedado en un buen intento.


    Y eso es mi opinion de los GS de GBA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada muchas gracias a Adell por dejarme colaborar en el blog y gracias también jorgetrola por tu opinión sobre la entrada. =)

      Como ya he comentado en el artículo, a mí el relleno de la historia no me parece tan malo ya que el mundo del juego es lo suficientemente interesante y variado (en mi opinión) para que resulten entretenido esos tramos de historia (con excepciones claro).

      Respecto a los personajes sí que es verdad que en ocasiones pueden parecer tópicos y un pelín planos pero realmente hay bastante personajes relevantes en la trama y prácticamente todos tienen una personalidad marcada que afecta a sus decisiones y diálogos (algo que por ejemplo FFXIII no tiene).

      De todas maneras, lo que es una pena es que después de tantos años de espera la tercera entrega fuera tan mala (eso sí que era relleno por todos los lados). Estaba más o menos claro lo que gustaba y lo que había que cambiar e hicieron casi todo al revés. Aún tengo experanzas de que el cuarto juego (del que deberíamos saber pronto algo de él si no está cancelado) remonte y sea un bueno juego, aunque con la competencia que hay en 3DS en el género, difícilmente saldrá bien parado.

      Eliminar
  2. Buen artículo. Ambos me parecen muy buenos, de lo mejor del catálogo del GBA. A mí la historia y el desarrollo de los personajes si me gusto, y bastante, más incluso que algunos FF.
    En lo que difiero por completo es en lo referente a las clases (me late que no exploraste mucho ese aspecto). Compensa mucho más armar un grupo con sus clases acordes a su rol y ganar psinergias y estats vitales que simplemente ir lanzando invocaciones, y eso se nota en la exploración y en los combates más complicados. En mi opinión GS tiene uno de los mejores sistemas de clases, y el sistema de combate no me parece para nada roto (aunque a primera vista parezca que es así).
    En lo que todos estamos de acuerdo es que la tercera entrega es para llorar, una lástima. Respecto a la cuarta entrega ojala sea similar a los primeros, aunque creo que para ello tendrían que empezar de 0.

    ResponderEliminar
  3. Decir que cuando ayer escribí el artículo de kamidori vi el borrador de esto y me hizo especial gracia porque mi intención inicial era escribir un artículo de Golden Sun XDD Ya es casualidad, eh? Al final recurrí al plan B.

    Sobre el juego, es (o son) mi favorito de GBA, y es uno de los RPG que recuerdo con más cariño. Objetivamente hablando tiene pegas, lo sé, como la dificultad, poca profundidad en la historia principal (las secundarias molan, pero deberían de dar más peso a la principal), o el inútil sistema de clases (muy buena idea, pero como bien dices, poner los Djinn del mismo tipo es superior).

    Como nota, Lemuria es un mito de por sí, no es la Altlántida, aunque el mito tiene cosas similares:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Lemuria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que es casualidad porque además no tenía pensado escribir nada y de repente me vino la inspiración no se muy bien por qué, perdona por haberte quitado el tema pero al menos la entrada sobre Kamidori te muy chula y a muchos (entre los que me incluyo) nos descubrió un juego que no tiene para nada mala pinta. Respecto a lo de Lemuria no tenía ni idea así que gracias por el apunte.

      Eliminar
  4. Muy buen artículo, son juegos a los que guardo mucho cariño, pueden palidecer o no ante los grandes del género y verse de una forma u otra en la actualidad, pero qué duda cabe que a casi todos en el momento de su salida nos parecieron juegos buenos.
    Una pequeña reflexión con respecto el 3, a mi el juego no me llenó para nada pero...¿realmente el juego es malo o está por debajo de la calidad de los dos anteriores? mi sensación con este juego es que el juego mantuvo su esencia como si no hubiera pasado el tiempo, buscando una audiencia más joven y mecánicas, historia, sistema de combate, etc similares a los de los dos juegos anteriores. En mi opinión, el juego en sí no es malo, sino que los que lo jugamos nos hemos hecho más viejos :P, hemos visto evolucionar la industria y el GS3 simplemente se nos quedó atrás.

    Con respecto al sistema de combate estoy de acuerdo con Cid, podía haber mejores estrategias pero la que comenta servía hasta con los jefes opcionales, quizás había que reiniciar alguna vez porque con mala suerte podían reventarte nada más empezar al tener todos los djin no equipados xD.

    ResponderEliminar
  5. Para mi son dos buenos juegos, y los recuerdo con bastante cariño, aunque están lejos de ser lo mejor del género.
    Una cosa que odiaba era la aberrante lentitud de los diálogos... miles de frases vacías... horas de sprites encogiéndose y estirándose y de caritas encima de los personajes, pesadísimo la verdad, es lo que más recuerdo del juego. La escena al principio del primer juego en la que lo protagonistas están reparando el techo de paja de una casa es... insufrible xD Da la sensación de que se intentaba alargar la duración del juego artificialmente... un sopor. Aun así, muy buenos juegos, totalmente recomendables!

    ResponderEliminar
  6. Lo único realmente molesto para mí en estos juegos es la forma cómo está narrada la historia, en especial en el primero. Hay un montón de bloques de texto enormes e incoherentes dejados caer cada vez que Kraden se aburre (en serio, volver a jugar el principio del 1 es un verdadero suplicio) que intentan explicar de forma pésima cosas mejor contadas por los eventos.
    Se me hace raro quejarme por "demasiado" texto en un RPG, pero en los Golden Sun muchas veces es superfluo y, por encima de todo, está pobremente escrito. No es interesante, directamente.
    Aparte de ese detalle, soy un fanboy considerable de los dos. Creo que son por encima de FFTA, todos los remakes de los FF y lo que les echen, indiscutiblemente los mejores RPG de la consola.
    Entre otras cosas, porque son enormes (en mapa y en subquests), tienen una banda sonora increíble, el sistema de batalla es muy entretenido, gráficamente son una chulada, la historia (aunque pésimamente narrada y con unos cuantos agujeros enormes al final, tras Júpiter) tiene un aire épico que enamora y encaja muy bien con el mundo, los puzles tienen una curva de dificultad adecuada (crípticos sólo en zonas opcionales) y me encanta el diseño de personajes.
    El único que diría rivaliza (¿quizás sobrepasa?) en todo eso excepto gráficos, sin salirnos de GBA, sería el remake del Phantasia. Pero el Phantasia se come a bestias mucho mayores, no es para avergonzarse :3

    ResponderEliminar