viernes, 4 de julio de 2014

Terra Battle: Un paso atrás para dar dos hacia delante.


Cuando el pasado martes se anunciaba que el nuevo proyecto de la compañía Mistwalker tras Party Wave y Blade Guardian (iOS, 2012), muchos esperaban que la compañía de Hironobu Sakaguchi, creador de la serie Final Fantasy, volviera a sus fueros para desarrollar un RPG a gran escala, como lo fueron Blue Dragon (Xbox 360, 2006), Lost Odyssey (Xbox 360, 2007) o The Last Story (Wii, 2011-2012).

Sin embargo, los rumores no se hicieron realidad, de forma que ni Microsoft ni Nintendo habían logrado volver a reclutar a la pequeña compañía para que desarrollara su próximo RPG en una consola de sobremesa, de forma que Terra Battle, como se llamará el próximo título de Mistwalker, llegará, de momento, sólo a smartphones.

Para muchos, esto podría suponer un paso atrás para la compañía, que tiene que trabajar de nuevo para "un sistema menor", pero la verdad es que si exploramos en las razones que les han llevado a tomar esa decisión y conocemos las palabras que ha dedicado Sakaguchi a la revista japonesa Famitsu, queda claro que este no es un proyecto "para salir al paso" y tiene aspiraciones que le podrían llevar, en un futuro, a las consolas de sobremesa.

Porque, a decir verdad, parece que se nos olvida un importante detalle de Mistwalker: Sí, ha desarrollado RPGs a gran escala y muy interesantes durante estos últimos años, pero TODOS han nacido de co-producciones y el dinero de compañías de hardware como Microsoft o Nintendo.

Blue Dragon fue una colaboración con Artoon y Bird Studio que logró un éxito respetable: 890.000 unidades vendidas, una serie de animación... Y un par de entregas extra para Nintendo DS (Blue Dragon Plus, en colaboración con Brownie Brown y Feelplus, que no llegó a las 200.000 unidades vendidas y Blue Dragon: Awakened Shadow, en colaboración con tri-Crescendo y Bird Studio, que ni llegó a las 100.000).

Lost Odyssey fue desarrollado junto a Feelplus y, aunque es de los mejores RPGs de Xbox 360, se quedó en las 870.000 unidades vendidas. Por cierto, no hay que olvidar que otro proyecto de RPG también con un aire más oscuro o triste tuvo que ser cancelado por falta de financiación por parte de Microsoft: Cry On. Iba a ser desarrollado junto a Cavia (Creadores de Drakengard o Nier), así que estaba claro que oscuro iba a ser un rato... Y que difícilmente iba a tener buenas ventas. Se comprende un poco.

The Last Story fue desarrollado junto AQ Interactive, con presupuesto de Nintendo y se quedó en 600.000 unidades vendidas, al conjuntar llegar para una consola no muy especializada en RPGs como Wii, que además se encontraba en su último año de vida y que, encima, llegó un poco más tarde del que, probablemente, no sólo sea el mejor RPG de Wii, sino uno de los mejores de toda la generación: Xenoblade Chronicles, que le pasó un poco por encima.


Está claro, ¿no? Mistwalker nunca pudo trabajar sola en proyectos de la pasada generación, así que en la actual, con sistemas que elevan los presupuestos a cantidades exorbitantes, hacía falta pisar con pies de plomo para no resbalar, ya que unas ventas aceptables podrían no ser suficientes para compensar el sobre-coste extra que tienen Wii U, PS4 o Xbox One.

Así las cosas, sólo la opción de smartphones parece viable y, además, se lo están tomando en serio, ya que el título llegará simultáneamente a iOS y Android, en todo el mundo (Occidente lo recibirá sólo en inglés, salvo sorpresa), durante el próximo septiembre. Es decir, no han dudado sobre el éxito que podría tener o no en nuestra región.

¿Y qué tipo de juego será Terra Battle? Bueno, para empezar su nombre proviene de la potencia de los conjuros que existirán en el universo del juego (Mega, Giga y, finalmente, Terra), de forma que podría parecer que estamos ante un RPG en el que habrá mucha hechicería... Y, sí, pero sólo en las primeras horas del juego, ya que empezaremos en un mundo de tipo fantástico-medieval y terminaremos en un enterno completo de ciencia ficción con batallas por el universo.


Los diseños de los personajes del juego nos sonarán, cosa lógica ya que repite Kimihiko Fujisaka, que ya trabajó en Drakengard y The Last Story, por ejemplo. Y si pensáis que es un grupo de protagonistas muy amplio, atentos a lo que explica Sakaguchi: "No son todos los personajes del juego. De ese gran grupo escogeremos a los que más nos gusten y formaremos nuestro equipo. Todos tendrán una relación personal, así que si unimos a algunos que estén muy unidos hablarán entre ellos sobre su pasado, algo que nos permitirá conocerles un poco mejor."

Por supuesto, la música volverá a estar compuesta por el gran Nobuo Uematsu, que ha elaborado 20 temas en total. No son demasiados si lo comparamos con otros RPGs, pero teniendo en cuenta que se trata de un juego a baja escala, la verdad es que es una cifra bastante importante.

De momento, Sakaguchi prefiere guardar el secreto sobre cómo será el sistema de juego, pero ha asegurado que aunque inicialmente quería hacer un título más ligero, al reunir a antiguos compañeros que trabajaron en la serie Final Fantasy (Koji Ono será el director de Terra Battle mientras que Yuki Nishimura será el encargado del diseño del juego, tras trabajar en títulos como Chrono Cross, Final Fantasy X-2, Kingdom Hearts o Final Fantasy XIII) ha acabado añadiendo más y más contenido. "Es un hábito que tengo" comentó entre risas.

El equipo que trabaja en este título es pequeño, ya que el propio Sakaguchi, además de productor, también está escribiendo el escenario del juego y Masaru Hatano (The Last Story) está encargado de la historia.


Lo más importante del proyecto, sin duda, es que Terra Battle, si funciona en smartphones, llegará a las consolas: "Esto es un punto de partida" explicó Sakaguchi, que sin duda prefiere no arriesgar toda su compañía en un proyecto demasiado grande que, luego, les acabe hundiendo. 

Ya hemos visto casos recientes como los de Vigil Games (Darksiders), 38 Studios (Kingdoms of Amalur) o lo de hace nada: Airtight Games (Murdered: Soul Suspect), así que, en realidad, este proyecto tiene los pies en el suelo y, en realidad, podría ser una apuesta perfecta para acabar logrando mejorar el título poco a poco con los subsiguientes relanzamientos, algo que está muy de moda con los títulos indie y que podría tener en mente Sakaguchi, ya que dijo: "estoy preparando algo con todo tipo de creadores amigos míos."

¿Podría ser que esté pensando en plataformas como Kickstarter para financiar el port del juego a consolas, con contenido extra por objetivos que le permita reclutar a antiguos compañeros de Squaresoft para mejorar el título? No lo sabemos aún, pero con un lanzamiento mundial previsto para el próximo septiembre y la experiencia del equipo que ha formado, sólo podemos esperar que este "paso atrás" a la hora de trabajar para smartphones sea un paso adelante para lograr hacer de este Terra Battle un nuevo RPG importante de Mistwalker.

1 comentario: