martes, 12 de marzo de 2013

¿Sabías que en Baldur's Gate hay una misión que no se acaba hasta Baldur's Gate II: Throne of Bhaal?


Baldur's Gate (PC, 1998) puede que tenga la misión más larga de la historia de los videojuegos, ya que había que esperar tres años y comprarse dos juegos más para poder completarla.

Pasemos a explicar el jaleo, que tiene tela: Al poco de comenzar Baldur's Gate, visitaremos la Posada del Brazo Amigo. Ahí, al subir a la tercera planta, encontramos a un nombre que nos confunde por el servicio y nos da unas calzas doradas para que las limpiemos. En ese momento, el jugador puede hacer dos cosas: Devolverlas y recibir 100 puntos de EXP (Que no es mucho, pero para el principio del juego está bien) o bien guardarlas y dejarlas ocupando espacio en nuestro inventario. 


No importa lo que intentásemos hacer en Baldur's Gate con ellas, no servían para nada... Hasta la llegada de Baldur's Gate II: Shadows of Amn (PC, 2000).


Una de las funcionalidades del título, nos permitía importar a nuestro personaje de Baldur's Gate en esta nueva aventura. No servía de mucho, ya que todo nuestro equipo nos era robado por el hechicero Jon Irenicus, pero si nuestro personaje tenía las calzas doradas al final de su primera aventura, éstas podían ser recuperadas, ocultas tras un cuadro en la prisión donde comenzamos la aventura:


Volvemos a tener nuestras calzas doradas que no sirven para nada todavía.

Ya en la aventura Baldur's Gate II, al visitar el distrito del cementerio de Amn, podremos salvar a un pobre hombre enterrado vivo que nos da una tela roja que pudo rasgar de la ropa de su captores. Tras presionar al sepulturero Shetle, tendremos que visitar el distrito del Puente en el que encontraremos a un hombre llamado Am Si que lleva la ropa del mismo color del retal.

Tras perseguirle dentro de una casa, vemos como un par de maleantes le matan y se dan a la fuga, por lo que tendremos que darles caza y descubrir que todos estaban compinchados para secuestrar a la noble Elgena, oculta en el piso superior de la casa donde matan a Am Si.

¿Enrevesado? Pues espera: Si en lugar de rescatar a Elgena decides rebuscar por la habitación donde está capturada, encontrarás una nota de rescate enviada a un tal Welther al que tenemos que encontrar por la noche junto a la Corona de Cobre (Barrios Bajos). ¿El rescate? ¡Unos Bombachos plateados!


Si no te mola eso de cobrar rescates (Esta jugada disminuirá tu reputación) puedes robarle a Welther los bombachos y, luego, rescatar a Elgena sin más, eso ya depende de tu habilidad como ladrón.

Bien, ya tenemos dos objetos que no valen absolutamente para nada, así que, nada, esperemos otro año más para la salida de Baldur's Gate II: Throne of Bhaal (PC, 2001) y, de nuevo, importemos a nuestro personaje de nuestra partida en Baldur's Gate II.

Esta vez no hay trampa ni cartón y todo nuestro equipo de la anterior aventura estará en nuestro inventario. Eso sí, Throne of Bhaal tiene una dificultad brutal, mucho más alta que los dos juegos anteriores.


En el trancurso de esta aventura, te tendrás que enfrentar a uno de los hijos de Bhaal más poderosos: El dragón Abazigal. En su mazmorra, en la que tendrás que dar muchas vueltas para encontrar el camino correcto bajo el agua, encontrarás a un hechicero que te puede lograr el pergamino de inversión que estás buscando a cambio de un tentóculo de un contemplador.

Como buscar ese tentóculo es un coñazo, lo que tienes que hacer es usar un pergamino de la piedra a la carne sobre un grupo de aventureros petrificados y convencerles para que ellos lo busquen por ti. Les llevará bastante, pero te traerán el tentóculo y un extra: Unos bombachos de bronce.


Con los tres bombachos, vuelve a Amkethran y busca al herrero Kerrick que, finalmente, dará fin a la odisea de los bombachos fabricando con ellos la todopoderosa Gran Unidad Mecánica, una armadura que te dará la apariencia de un golem de metal, -10 a tu clase de armadura y 5% de resistencia mágica. Además, también lograrás unas "chucherías" extra que te permitirán lanzar rayos y explosiones sobre los enemigos como si fueras un robot. Muy friki todo.

Esa cosa grande con 146/167 y una barrera.

Evidentemente, la gran mayoría de jugadores no logra completar esta cadena de misiones que se sigue entre juegos, pero desde luego es un premio muy curioso para el que tuvo paciencia para cargar con una serie de objetos inútiles durante toda su aventura.

1 comentario:

  1. "Evidentemente, la gran mayoría de jugadores no logra completar esta cadena de misiones que se sigue entre juegos" -Adell_Sparda, DestinoRPG
    "No subestimes el poder de la persistencia" -Conrad Verner, Mass Effect
    Me encanta la quest, muy interesante todo :3

    ResponderEliminar