miércoles, 5 de febrero de 2020

Los bulos en los RPGs: Pokémon y Final Fantasy

Hace ya bastantes años, los videojuegos no tenían el apoyo tan importante de internet para obtener información, ayuda o descubrir algún aspecto de los mismos. Esto hizo que surgiese una cierta mística a través de trucos que nos ayudasen a obtener más vidas, avanzar hasta una fase concreta o incluso poder jugar con personajes secretos o especiales. Trucos que sólo conocíamos a través de las incipientes revistas de videojuegos o mediante el boca a boca.

En la actualidad, dado que es prácticamente imposible ocultar algo con un mundo más globalizado y comunidades completas dedicadas a explorar los propios códigos del juego para encontrar cualquier secreto, ofreciendo todas las respuestas a cualquier jugador que esté interesado en buscarlas, resulta mucho más complicado. Será necesaria la fuerza de voluntad del jugador o bien que se produzca un caso tan curioso como el de Etrian Odyssey Nexus, que logró evitar el descubrimiento de una clase secreta durante más de un mes.

Pero en comunidades más grandes y con títulos lanzados hace mucho más tiempo esa posibilidad de conocer los hechos de forma radical no era tan común, de forma que surgían los clásicos bulos: locas teorías o sueños de los jugadores que se extendían con el boca a boca y muchos conocíamos o incluso los llegamos a creer en algún momento. Además, tenían ese toque mágico que normalmente implicaba realizar algún tipo de acción prácticamente imposible o muy rebuscada para alimentar la mística. Y, ojo, algunos estaban lejanamente basados en ciertos secretos reales de determinados juegos, pero la mayoría eran simplemente pura locura. 

En nuestro Discord debatimos sobre algunos ejemplos y nos quedó claro que son dos franquicias de RPGs las grandes representantes de estas fanteorías: Pokémon y Final Fantasy. Algo lógico si tenemos en cuenta que para que el boca a boca y la creación de esta clase de bulos es necesaria una amplia base de jugadores y que se traten de títulos donde sí existen secretos reales en forma de criaturas ocultas o personajes que sólo podemos reclutar de una forma concreta. Hace falta una base para extender el fuego, por así decirlo. Así pues, vamos a repasar algunos ejemplos de estos bulos y rumores clásicos de las dos franquicias:

Cuando tienes a un enemigo tan carismático como Sefirot que se puede controlar durante un flashback para exhibir lo extremadamente poderoso que era, elevas los sueños de los jugadores con la posibilidad de jugar con él. Ciertamente, no hubiese tenido el más mínimo sentido controlar al principal antagonista para usarlo contra él mismo, pero esa posibilidad resonaba con algo tan absurdo como los regalos de la Montaña Rusa de Gold Saucer, un minijuego de disparos en movimiento y tiempo límite donde acumular puntos para obtener algunos objetos interesantes... y mero atrezzo que vender en tiendas.

El problema surgía cuando esos regalos hacían referencia a Sefirot y podíamos conseguir una réplica de su Masamune, que muchos pensaban que era la señal de que podíamos reclutarlo y poder equiparle esa arma. ¿Y cómo reclutar al SOLDADO legendario? Pues entendiendo mal otro objeto que se conseguía en esa montaña rusa: un Soldado 1/35, cuyos números simplemente indicaban la escala de la figurita pero otros interpretaban como una colección con 35 piezas distintas. Evidentemente, no existía "Soldado 2/35" o "Soldado 22/35", pero aún así hay quien intentó hacerse con los 35 soldados para descubrir si de alguna forma así podían invocar a su lado a Sefirot.

Pero si hay un rumor insistente en el núcleo duro de los Final Fantasy clásicos es el de la posibilidad de traer a la vida a personajes que mueren en el transcurso de la historia. Hay que reconocer que en este aspecto la propia Square pudo tener algo de culpa, ya que en alguno sí que mágicamente vemos regresar a la vida a aliados que se suponen muertos en algún tipo de sacrificio para ayudar a nuestros personajes a sobrevivir. En Final Fantasy VI, por ejemplo, a la mínima que seamos buenos pescadores y tengamos paciencia será posible salvar a un par de personajes que mueren de otra forma, lo cual encendió las llamas del "aquí nadie muere del todo" que alentó todo tipo de teorías sobre la forma de recuperar a un determinado general o su relación con Gogo, un personaje secretísimo, sin pasado, que siempre oculta su rostro. Esta era fácil, pero los propios creadores admitieron hace unos años que no pensaron ningún tipo de identidad oculta o guiño, de forma que Gogo no era más que un personaje absurdo que ocultaron ahí, sin más.

Esto fue más allá con Final Fantasy VII y las 200 formas de intentar evitar el destino de un cierto personaje (y además hacer absurdo el final del juego y todas las entregas posteriores), donde cierto pez era el malvado impedimento a alcanzar el fondo de un lago y hacernos con nuestra ansiada recompensa en forma de... viejo aliado. Ahí entraron teorías de todo tipo: códigos, coleccionar ciertos objetos, llegar al final antes de X tiempo, derrotar determinados enemigos... evidentemente, nada servía, pero es probablemente la concatenación de mitos más recurrente de la saga Final Fantasy.

Esta es, sin lugar a dudas, la teoría más clásica de la saga Pokémon: Mew, el número 151 de la pokédex, sólo se podía conseguir en el juego mediante un bug, hack o esperando al evento oficial de Nintendo, pero por alguna razón surgió otra teoría mucho menos rebuscada para hacerse con él... que evidentemente no funcionaba. Todo tenía que ver con un camión en el puerto donde tomábamos el crucero del S.S. Anne, que podíamos explorar únicamente si perdíamos un combate en el espacio entre que se nos permite entrar en el barco y antes de que éste partiese. 

Llegados a ese punto, podíamos encontrar un camión, puro decorado que no se pensaba que los jugadores pudiesen explorar, que, según el mito, podía ser empujado usando Fuerza para encontrar a nuestro querido pokémon. Algunas teorías también sostenían que hacía falta un pokémon de nivel 100 (especialmente Nidoking) o que era posible descubrir toda una base del Team Rocket donde estaba oculto, pero la verdad es que so simplemente era una elaboración más compleja del bulo. Otra variedad del mismo implicaba hacerse con el llamado "Pikablu", nombre que se le dio a Marill cuando se filtraron las primeras imágenes del mismo en la película de animación de Pokémon: Mewtwo Contraataca porque algunos se pensaron que era una forma diferente de Pikachu. Evidentemente, era un pokémon que sólo se podía conseguir en las ediciones Oro/Plata, pero muchos teorizaban con algún tipo de trueque con Bill para hacerse con él en el juego original... y mejor no seguir con eso, que la idea de que éste podía usar su máquina para fusionar a los tres pokémon iniciales era todavía más loca.

Y no era única del juego: "si capturas a todos los Unown/Wormadam podrás encontrar al rey de los mismos", "si provocas un incendio en la Arboleda Celebi viene a luchar contra nosotros", "al X lanzamiento de cohetes en Pokémon Rubí/Zafiro podemos vivir un evento para capturar a Deoxys"... todo falso pero, claro, como otras cosas como las Islas Espejismo sí que eran reales...

Basta echar un vistazo a Games Done Quick para comprobar que, salvo que se pongan restricciones, los Speedrunners pueden saltarse muchas reglas físicas de los juegos para esquivar eventos y partes completas, completando en unas pocas horas a títulos que llevarían varias decenas. Atravesar muros y salir por los límites de la pantalla (el "out of bounds") es un clásico que en las primeras ediciones de Pokémon algunos jugadores encontraron y, claro, ¿por qué no desarrollar una historia de ello? Algunos se perdieron entre un océano de glitches para intentar hallar las Islas Naranja que Ash alcanzaba en una de las primeras temporadas de su serie de animación, pero el más clásico implicaba encontrar al Pokémon sin nombre, MISSINGNO, un error de los juegos que nos hacía chocar con uno de los espacios vacíos no ocupados por ningún pokémon (de ahí ese "Número Perdido, de su traducción al español).

Al tratarse de un bug, capturarlo destrozaba completamente la partida guardada, que distorsionaba los gráficos y podía corromper totalmente la misma, impidiendo acceder a la misma. No obstante, muchos especularon como que se trataba de un pokémon real que merecía la forma intentar capturar o bien una especie de "juego de valor", advirtiendo que la partida se pierde por intentar hacerse con algo así. Y esta clase de rumores no resulta rara, ya que en Pokémon y otros tantos RPGs existía algún tipo de "si te lo pasas mucha veces, la partida se pierde", en una especie de canto para que dejásemos de jugar, aterrorizados por algún tipo de "castigo divino programado" que, evidentemente, no existía.

En esta clase de RPGs donde se esperan muchos niños y adolescentes, introducir historias de miedo tiene un impacto espectacular, lo que demuestra la infinidad de teoría de fantasmas que tiene la saga Pokémon, donde precisamente un tipo completo está precisamente basado en ello. El mito original en Pokémon Edición Rojo/Azul era el de Ciudad Lavanda, todo un poblado cargado con ese tono descorazonador y en el que tenemos que huir de los fantasmas hasta que nos hacemos con un método para verlos y combatir contra ellos. Allí se nos comentaba que teníamos una mano a nuestra espalda (un terror clásico de historias japonesas) y, sobre todo, ganó peso la teoría de que la melodía que sonaba podía provocar tendencias depresivas o incluso suicidas.

Esto se sustentaba por un ligero cambio de ritmo entre las versiones original y occidental, ya que por lo visto en Japón muchos niños habían desaparecido o muerto dejando su partida guardada precisamente en este poblado. Lo cual era evidentemente falso, claro está, pero en una país con tantos suicidios como el japonés tenía alguna base que lo hacía plausible. Sabedores de ello, en Pokémon Edición Perla/Diamante exploramos una mansión encantada donde aparecen NPCs moviéndose por ahí y a los que nunca podemos encontrar cara a cara. No fueron pocas las teorías, ya con internet, sobre cómo encontrarlos a todo y que existían algunos especialmente secretos o siniestros. En Pokémon X/Y fueron más allá y tenemos varios encuentros con una niña fantasma que detiene el juego y nos dice que "no somos a quien busca" o nos habla del ascensor, alentando la teoría de que murió ahí o que sólo si tenemos una determinada identidad de entrenador nos ofrecerá un pokémon especial. Todo falso, claro está, ya que es sólo un guiño de Game Freak a los jugadores para que se volviesen locos teorizando sobre ello.

Y todo esto sin mentar a los Creepypasta, teorías colgadas por usuarios en la red contando una elaborada historia de cartuchos corruptos con imágenes siniestras, romhacks muy gores, llamadas de auxilio... todos unos clásicos para los eventos de Halloween. Aunque, vamos, que hay descripciones reales sobre muchos pokémon como Hypno o Drifloon que son absurdamente crueles, sobre todo con secuestro de niños.


Pero, claro, ¿cómo podríamos seguir con este repaso a las teorías sin conocer las vuestras? ¿Qué mitos recordáis haber leído o escuchado que sucedían en algún RPG?

2 comentarios:

  1. El nivel secreto de las vacas de "Diablo" que no existía y que terminaron incluyendo en "Diablo 2".

    ResponderEliminar
  2. Yo si recuerdo haber visto a MEW en Pokémon amarillo (con el stadiun) hace bastante años y con un truco diferente, así que posiblemente mi memoria este jugando malas pasadas.

    Respecto a ffvi, si te refieres a SPOILERcidSPOILER doy la mano en el fuego en que puedes salvarlo dándole de comer pescado, creo.

    ResponderEliminar