lunes, 3 de junio de 2019

[Jugando de importación] Digimon Story: Lost Evolution

Tras un periodo de bajas ventas, la saga Digimon dejó de ver sus títulos publicados en occidente durante un periodo que rondó los años 2010-2013, lo que nos dejó sin RPGs interesantes como Digimon World Re:Digitize (PSP)Digimon World Re:Digitize Decode (N3DS) o Digimon Adventure (PSP), probablemente porque la prematura muerte de PSP en nuestras regiones y las dudas de la por aquel entonces nuevo portátil de Nintendo, que en sus primeros momentos no parecía particularmente llamativa desde el punto de vista comercial.

Pero antes de esa controvertida decisión, varias entregas ya habían obviado la región europea unos años antes, lo que nos dejó sin recibir los primeros títulos de la serie Digimon Story, como Digimon World DS (NDS, 2006) y el dúo Digimon World Dawn/Dusk (NDS, 2007), que no cruzaron el océano Atlántico. Estos juegos se llamaron Digimon Story y Digimon Story: Sunburst/Moonlight en Japón y tuvieron dos entregas más para Nintendo DS que no llegaron a salir de tierras niponas, por lo que se produjo un importante salto hasta que recibimos Digimon Story: Cyber Sleuth (Vita/PS4, 2015/16).

Una de esos títulos perdidos fue, precisamente, Digimon Story: Lost Evolution (NDS, 2010), para el que se está realizando una fan traducción al inglés con el objetivo de recuperar algunos de los juegos de la popular franquicia de Bandai Namco que no salieron de la isla. ¿Qué nos perdimos al no recibir este título? Vamos a analizarlo.

En Lost Evolution elegiremos el género de nuestro protagonista, quien tras mudarse a un nuevo distrito y conocer a nuevos amigos, se unirá a un festival tradicional japonés. Mientras observan los fuegos artificiales, el grupo observa un objeto caer en un bosque cercano y parte a investigarlo, encontrándose a un dispositivo del que salen tres personajes con uniformes negros que se denominan los Bandits e intentan eliminarlos usando a un Numemon.

Tras ser ayudados por Agumon, Shuu o Kizuna despierta en el mundo digital, donde deberá intentar encontrar a sus amigos, acabar con el plan de los Bandits e investigar sobre un problema de fondo que amenaza a todos los digimon: el grupo Selector y la forma en la que ha dañado todo el árbol evolutivo.

La trama guardará alguna que otra sorpresa, encontrando poblaciones de humanos que llevan tiempo en este mundo, personajes con objetivos elevados, estrategias de control mental... tampoco nada totalmente ajeno a otros títulos de la franquicia, pero resulta al menos una historia entretenida cuando se desarrolla.

Al igual que los anteriores Story de Nintendo DS, Lost Evolution nos presenta un combate realizado por turnos pseudo activos, en el que manejamos a nuestras tres criaturas que pueden alterar los momentos de actuación de otros combatientes dependiendo de los movimientos que usen. Es un sistema que presenta una evolución con respecto a los anteriores Story de Nintendo DS, eliminando algunos ataques elementales y permitiendo atacar varias veces en el mismo turno si nuestra criatura es lo suficientemente rápida.

Otra particularidad del sistema será la situación de cada contendiente, ya que cada grupo combatirá en un tablero de cinco columnas y ciertos ataques causarán más daño en determinados puntos o actuarán sobre un área. El posicionamiento será también importante por la existencia de bonificaciones asociadas al mismo, de forma que ciertos digimon mejorarán sus atributos si están cerca de otros, lo que será importante a la hora de configurar un equipo ganador.

La exploración del mundo digital ya no exigirá el uso de diferentes métodos de viaje y nos presenta una región conectada al completo, si bien necesitaremos habilidades de ciertos digimon o localizar llaves guardadas por ciertos enemigos para avanzar por ciertas zonas. Debido a la ruptura de la cadena evolutiva, uno de los elementos introducidos en el título consistirá en recuperar placas de diferentes evoluciones, que deberemos reparar con un minijuego realizado en la pantalla táctil de una forma que recordará ligeramente a Fossil Fighters. Dependiendo de lo bien que realicemos esa tarea, las evoluciones desbloqueadas tendrán acceso a más y mejores habilidades.

Otra mecánica a no perder de vista será nuestra propia granja donde dejar a los digimon que no usemos y que, de esta forma, se vayan reforzando por su cuenta, mejorando diferentes características tanto al azar como a través de interacciones con el jugador. Estas granjas se podrán mejorar, diversificar y especializar, lo que permite contar con un eventual equipo de apoyo para hacer cambios puntuales de formación en determinados puntos del juego.

En total, el título se hará entretenido, sobre todo teniendo en cuenta que no resulta muy extenso y se puede completar en poco más de quince horas. Si queremos hacernos con todas las placas y digimon sí que puede extenderse más, pero la verdad es que está muy bien pensado para jugarlo en cortos periodos, como corresponde a la portátil. Su duración tampoco será un problema, sobre todo si has jugado a los anteriores, así que es un título bastante accesible en este apartado.

Teniendo en cuenta que Lost Evolution comparte motor con los anteriores Story, la evolución visual de esta entrega es prácticamente nula con respecto a los anteriores y nos deja unos coloridos personajes o escenarios recorriendo escenarios plagados por restos tecnológicos, algo habitual en los juegos de la saga. En combate, los enemigos se muestran a pantalla completa con una vista en primera persona que no nos deja ver a nuestras criaturas, lo cual permite usar unos modelados animados algo más llamativos, pero con algunos diseños un tanto discutibles. Las animaciones de los ataques dejan bastante que desear.

Musicalmente tampoco se ha realizado un buen trabajo, ya que podremos reconocer muchas melodías de anteriores entregas, con algunos temas nuevos y alguna remezcla menor, pero poco más. El resultado, por tanto, nos deja una música que no pasa de aceptable y que, en muchos momentos, llega a ser hasta mediocre o hasta molesta.

Resulta evidente que esta "Evolución Perdida" en occidente cuando Bandai Namco dejó de traer títulos de la serie Digimon a nuestras regiones no es particularmente importante. Aunque ofrece mecánicas interesantes en la exploración del sistema de digievoluciones y toma elementos que podemos reconocer de otras sagas como Fossil Fighters, este título fue lanzado en el año 2010 con prácticamente el mismo nivel técnico que el primer juego de la serie que recibimos en Nintendo DS, allá por el 2006.

Los aficionados a la franquicia que hayan disfrutado de los dos primeros Story (recordemos, llamados World DS en occidente) pueden abordar este título con interés, pero es una entrega muy alejada de los actuales Digimon Story: Cyber Sleuth y, desde luego, se entiende que no llegase a occidente por las reducidas aspiraciones que tenía este proyecto. Aún así, si pertenecéis a ese grupo que tiene ganas de más Digimon, os puede merecer la pena darle una oportunidad, sobre todo si llegáis al mismo advertidos de lo que os espera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario