sábado, 29 de junio de 2019

[Análisis] Bloodstained: Ritual of the Night

Invertir dinero en un videojuego que se va a financiar por medio de una campaña de Kickstarter es siempre un gran riesgo. Existen, tristemente, muchos ejemplos donde el juego prometido no se llega a finalizar o, en caso de ver la luz, su calidad dista mucho de la prometida en un primer momento. Es, además, un acto de fe en el futuro, ya que la mayoría de proyectos tardan varios años en finalizarse, rompiendo habitualmente los marcos de lanzamiento inicialmente previstos.

En el caso de Bloodstained: Ritual of the Night su campaña de Kickstarter nació en el año 2015 y hemos tenido que esperar al 2019 para poder tenerlo en nuestras manos. Unos cuatro años salpicados de problemas y continuos retrasos en los que Koji Igarashi, director del aclamado Castlevania: Symphony of the Night, ha conseguido sacar adelante al sucesor espiritual de la saga de Konami a la que tantos jugadores echaban de menos.

Porque en los últimos años hemos podido vivir el resurgir de los "Metroidvania", títulos de acción en perspectiva lateral que combina el estilo de las clásicas series de Metroid y Castlevania, incorporando normalmente ciertos elementos de RPGs como subidas de niveles, obtención de diversas piezas de equipo, habilidades... Con joyas del calibre de Hollow Knight, Dead Cells, Axiom Verge, Iconoclasts, Ori y tantos otros en el mercado, se echaba de menos la idea original, la que nos introducía en un castillo donde derrotar a Drácula -o el equivalente- y sus hordas de demonios. ¿Cumple este título ese objetivo? Vamos a analizarlo.
La protagonista de Bloodstained: Ritual of the Night es Miriam, una joven que sufrió en su niñez experimentos en su cuerpo para ser capaz de manejar el poder de los demonios. No obstante, esa cualidad implica también un gran peligro, ya que surgirán cristales en su cuerpo que pueden llegar a corromperla si abusa de la misma. Muchos infantes sucumbieron a este terrible proceso en manos del gremio de alquimistas, pero ninguno se descontroló tanto como Gebel, amigo de la infancia de nuestra protagonista que, tras perder la cordura, invoca un gigantesco castillo desde el que planear la destrucción de los culpables de su aflicción y, por extensión, toda la humanidad.

Al descubrir esta situación Miriam recuerda la promesa que se hicieron hace años: detenerse uno al otro en caso de que el poder de los cristales les corrompiese, por lo que con ese simple planteamiento nuestra heroína parte hacia el castillo para hacerle frente a su antiguo amigo. A partir de ahí viviremos una trama que tampoco tiene muchas más aspiraciones, ya que es claramente un homenaje a la saga Castlevania y no nos dejará grandes sorpresas en su guión o a través de las conversaciones con los diferentes secundarios del juego, que sólo nos permitirán profundizar en sus pasados o motivaciones. Eso sí, muchas de estas charlas resultarán vitales para evitar los potenciales finales abruptos de la aventura o descubrir por dónde avanzar, así que más nos valdrá estar muy atentos a todo lo que leemos.

Pero donde brilla especialmente este título es a la hora de cumplir sus expectativas como un regreso al espíritu de los Castlevania en el estilo de Koji Igarashi: entornos en 2D (aunque con diseños en 3D) donde nos moveremos con el scroll lateral mientras avanzamos por variados escenarios repartidos en salas de diferente tamaño, eliminando enemigos, mejorando nuestro parámetros y buscando zonas inexploradas por las que avanzar en el castillo y encontrar nuevos poderes o habilidades con las que llegar a nuevos territorios, inaccesibles de otra forma.

Esos conceptos se han elevado a la máxima potencia en Bloodstained: tenemos decenas y decenas de armas, armaduras o accesorios que encontrar y con los que podemos equipar a Miriam (la mayoría cambian hasta su aspecto), cambiando radicalmente su forma de combatir, lo que incentiva enormemente el cambio de equipo y la experimentación del jugador para adaptarse a cada enemigo y situación. El combate es muy fluido y divertido, lo que ayuda a enfrentarnos una y otra vez a los demonios e ir descubriendo en el bestiario sus drops y el poder demoníaco que poseen en forma de fragmentos.

La importancia de los drops de cada enemigo se acentúa especialmente con ese sistema de fragmentos, que resulta una herencia del sistema de almas que se nos presentó en Castlevania: Aria of Sorrow (GBA, 2003), de forma que casi todos los enemigos podrán dejarnos caer una cristalización de su poder que nos otorga la posibilidad de invocar criaturas, lanzar hechizos, obtener habilidades que mejoran nuestra movilidad por los escenarios o incluso cualidades pasivas. Será necesario derrotar a muchos enemigos del mismo tipo para hacernos con su cristal (su porcentaje de obtención suele estar por debajo del 5%), pero son un punto crucial para la variedad del título, permitiendo combinaciones específicas en estilos de combate realmente diferentes que usar en variadas situaciones.

Otro aspecto crucial para la evolución de Miriam a lo largo del juego será el uso del Taller, que nos permitirá cocinar artículos que aumentan permanentemente sus parámetros y fabricar o mejorar piezas de equipo. Por supuesto, también encontraremos tiendas en nuestra aventura, algunos NPCs nos encargarán tareas opcionales -eso sí, un tanto repetitivas y básicas, del tipo "Mata a X" o "Logra Z"- y, en general, muchas posibilidades para disfrutar de este gran castillo que cuenta con zonas tan disparatadas como un volcán o cueva helada, completando un Metroidvania realmente amplio y variado.

Con una duración total que puede rondar las 15 horas para alcanzar el final verdadero, el título garantiza mucho más tiempo de juego para el que busque completar la lista de fragmentos, objetos o cristales de los demonios. Además, al completar la aventura podremos acceder a nuevos modos de dificultad, Nuevo Juego+ donde conservamos lo logrado en la partida anterior, una maratón a contrarreloj contra los jefes de la aventura... ¡Y en el futuro tendremos varios DLCs gratuitos que ampliarán todavía más la duración de Bloodstained: Ritual of the Night! En ellos podremos controlar a nuevos protagonistas, tener un modo cooperativo local y online, nuevo modos de juego... está claro que regresaremos varias veces más a esta aventura en los próximos meses.

Uno de los caballos de batalla más serios del equipo de desarrollo de este título estuvo en su aspecto técnico, que fue criticado constantemente en diferentes etapas del proyecto: un nivel visual tosco, ralentizaciones, texturas pobres... lo que obligó a Igarashi a retrasar un poco más el título para lograr que su calidad fuese lo mejor posible. Y, sinceramente, al menos en sistemas más potentes, lo han conseguido.

El juego luce muy bien en su combinación de las 2D y 3D, la tasa de frames es estable en 60 FPS en PC, PlayStation 4 y Xbox One, quedándose algo atrás en Switch con 30 FPS y algunos problemas extras de rendimiento en los que se está trabajando para solucionar. Es posible notar alguna ralentización o tirón puntual en otros sistemas, pero no son frecuentes y tampoco afectan demasiado al título.

Musicalmente el juego es excelente, ofreciendo composiciones instrumentales de gran calidad que acompañan muy bien cada zona del juego y de las que no te cansas por mucho que las oigas. Los efectos de sonido también cumplen su papel al igual que el doblaje, con voces en japonés o inglés según se prefiera y textos en castellano (con más errores ortográficos de lo normal todo hay que decirlo)

Bloodstained: Ritual of the Night es uno de los títulos del año. Totalmente recomendable para cualquier fan de los metroidvania, es cierto que no inventa nada nuevo, pero combina todos sus elementos de forma magnífica, completando un título enorme y realmente divertido. Koji Igarashi ha regresado para traernos el título que faltaba en el renacer de este estilo, con pretensiones para expandirlo poco a poco a través de nuevo contenido, así que no dudéis en darle una oportunidad, que con casi total seguridad será muy difícil que os decepciones.

1 comentario:

  1. Excelente juego, fui de los backer cuando salio la campaña aunque aún está en camino el mi copia si tengo la digital y lo eh disfrutado muchísimo quizá se me hizo algo corto a lo que pensé que estaría pero lo eh jugado con total calma para sacar cuanto item arma y shard encuentre bien dicen difícilmente decepcionará.

    ResponderEliminar