viernes, 10 de mayo de 2019

Lo que nos dejó el State of Play de mayo

Había mucha curiosidad por lo que iba a plantear Sony tras el bastante pobre primer State of Play, un modelo que trata de emular el ritmo de anuncios de forma periódica similar a Nintendo Direct. En esta nueva presentación producida a las 12 de la noche, hora española, sabíamos que tendríamos a Medievil, la presentación de un nuevo título y el regreso de un juego que ya había sido anunciado hace tiempo, lo que apuntaba a Final Fantasy VII Remake.

No obstante, también estábamos avisados de que iba a ser una presentación muy corta, de unos diez minutos, que se alargaría al cuarto de hora en la retransmisión japonesa, lo que apuntaría que tendrían algo más que decir al público nipón... pero eso último ha resultado ser falso. El resultado real ha sido el siguiente:

La conferencia abrió con Monster Hunter World Iceborne, su primera expansión, que llegará a PlayStation 4 el próximo 6 de septiembre, este invierno a PC. Luego llegó Riverbond, un hack&slash cooperativo pixelado con cameos de varios títulos independientes que llegará este verano; se anunció un shooter asimétrico de Predator para el 2020; Medievil anunció su salida para el próximo 25 de octubre; hemos podido ver a Away, un juego de supervivencia animal sin fecha prevista; un nuevo modelo de PlayStation 4... y el regreso de Final Fantasy VII Remake, con un corto tráiler centrado en el comienzo del juego enseñando su estilo ARPG y del que tendremos más noticias en el próximo E3.



¿Cómo os han dejado estos dos titanes? ¿Con ganas de saber más del Remake este E3?

2 comentarios:

  1. Mira que deseaba que el FFVII fuera más parecido al FFXII, ojalá a la larga tenga razón, pero viendo ese combate...

    ResponderEliminar
  2. Lo del FFVII es para denunciar a Sony por estafa. Ya harto de su humo.

    ResponderEliminar