lunes, 19 de diciembre de 2016

[Análisis] Sword Art Online Re:Hollow Fragment

Siendo uno de los juegos más exitosos del catálogo de PlayStation Vita en Japón y con la gran aceptación de la serie de animación en occidente, Namco Bandai decidió apostar fuerte por la serie Sword Art Online y, tras un primer lanzamiento para la portátil en el año 2014, Hollow Fragment acabó dando el salto a PlayStation 4 en el año 2015, ofreciendo distintas mejoras con respecto al juego original.

También hay que decir que Hollow Fragment es, a su vez, una mejora con respecto al primer título basado en Sword Art Online: Infinity Moment (PSP, 2013), el cual no sólo cambió las mecánicas de juego y mejoró su aspecto visual, sino que añadió un nuevo mapa, elementos de historia, personajes y multitud de misiones extra.

Vamos, que estamos ante un título que ha sufrido constantes revisiones y saltos a sistemas cada vez más potentes en tres años consecutivos, lo cual por una parte nos deja una versión muy superior al juego original, pero también ofrece problemas evidentes a la hora de ser una mejora con respecto a una base de un título de PSP.

Lo primero de todo que hay que comprender de la trama del título es que resulta una continuación de los eventos ocurridos en el anime, hasta la mitad del capítulo 14. Es cierto que te dan la posibilidad de ponerte al día si no conoces lo que ha ocurrido, pero muy brevemente y los personajes que aparecen (a excepción de los nuevos) ya son conocidos por el protagonista y no nos explican como se conocieron. Por lo que es necesario verse el anime hasta cierto punto para comprender qué está pasando. El título seguirá su propia trama alternativa con respecto a los acontecimientos de la serie de animación, que aunque tiene sus baches, resulta creíble dentro de la línea argumental y resultará muy entretenida para los fans.

El juego comienza con la llegada de Kirito a un área completamente desconocida para él. Por suerte, se tropezará con una joven, de nombre Philia, que le explicará que se encuentra en la Hollow Area. Con su ayuda, Kirito consigue escapar del lugar y volver a Aincrad, pero aunque a nuestro protagonista aún le queda superar los pisos restantes para volver al mundo real, no podrá evitar investigar esa nueva zona.

Es decir, poniéndonos en situación: Kirito y sus compañeros se han quedado atrapados en un MMORPG virtual en el que su mente es transportada al mundo del juego, siendo la única forma de escapar alcanzar piso 100, derrotando a cada uno de los jefes de planta, desde el piso 76 en adelante. Mientras que, por otro lado, podremos explorar un nuevo mapa enorme conocido como la "Hollow Area", que cuenta con su propio arco argumental y que resulta lo mejor trabajado que he visto en el juego, en lo que se refiere al argumento y personajes presentados. El arco Infinite Moment empieza bastante bien, con sus propias tensiones, pero sufre su bajón a mitad de juego y no vuelve a subir hasta el último tercio.

Además de esto, no podemos olvidarnos de los amigos de Kirito, con los que tendremos eventos especiales al comienzo de cada piso que ampliarán la historia y fortalecerán los lazos de amistad de cara al final del juego. Es lo que le da vida al argumento de toda la historia, aunque hay eventos que abusan del fanservice japonés (no voy a especificar, porque ni siquiera yo quiero mencionarlo) y que no llevan a ninguna parte. Por suerte, son escasos.

Generalmente, nos enteramos de lo que ocurre mediante escenas con conversaciones al más puro estilo de una novela visual, mostrando a los personajes en pantalla y con un texto de conversación en la parte de abajo. Y, en algunas ocasiones, la historia se narrará mediante cinemáticas hechas con cel-shading de muy buena calidad.

En lo que respecta a los personajes, casi todos son conocidos de la serie de animación y aquí se les da un nuevo tratamiento en el día a día que funciona, aunque con la mayoría no se puede evitar caer en las tendencias románticas. Curiosamente, las mejores historias personales son las que se escapan de ese tratamiento, pero son las menos.

Lo primero que vemos nada más empezar el juego es una interfaz de creación de personaje. Nos permite configurar a Kirito a nuestro gusto, incluyendo el cambio de género (exclusivo de este remaster, ya que no existía la opción en la versión de Vita) que tampoco es que afecte demasiado al argumento, puesto que Kirito seguirá siendo él mismo por mucho que toquemos su apariencia. Esto no será más que un efecto visual de cara al multijugador.

Pasado el prólogo, nos encontramos con un ARPG bastante entretenido en lo que respecta a la exploración y el sistema de combate. Los mapas de cada piso son variados y de todos los tamaños, aunque se nota demasiado que la Hollow Area fue añadida posteriormente, ya que sus mapas son muchos más grandes y la exploración es mucho más satisfactoria.

Hablemos un momento de la "base de operaciones". En este juego, solo contamos con un pueblo: Arc Sophia, en el piso 76, donde podremos realizar compras de equipo y objetos, afianzar nuestra relación con el resto de jugadores del juego, descansar en la posada, etc... Además, contaremos con la ayuda de Argo, que además de compañera, servirá como tutorial de los conceptos básicos y avanzados del juego, y podremos consultarla cuando queramos. Los demás pisos tendrán sus propias tiendas, pero sólo estarán disponibles a través de un menú, por desgracia.

El sistema de combate emula por completo un MMO usando la base de Sword Art Online. Es un ARPG en tercera persona, sin pausa técnica, en el que deberemos invertir tiempo para entender sus mecánicas. Es posible cambiar la perspectiva a primera persona, pero visualmente resulta un tanto caótica. Como todo MMO, se pueden acceder a las Swords Skills (las habilidades de espada de SAO) y las Battle Skills (habilidades con las que reforzaremos a los personajes) a través de accesos directos (12 en total) en el mando, Por supuesto, está implementado la acción de "Switch", con la que intercambiaremos posición con nuestro compañero en cualquier momento, cuando necesitemos reducir la atención del enemigo para curarnos, renovar las habilidades de refuerzo o replantearnos la estrategia.

Cuando estamos explorando, ya sea en un piso de Aincrad o la Hollow Area, podremos ir solos o acompañados de uno de los cientos de jugadores disponibles en el juego. Si vamos acompañados, podremos configurar a nuestro compañero para que adopte un comportamiento específico en el campo de batalla. Además, a menudo ellos nos darán consejos sobre qué habilidad usar en mitad de la batalla. También podemos influir en su comportamiento ante situaciones críticas ya que, por defecto, a ellos no les importa estar dentro del área de efecto de un ataque enemigo, por lo que darles órdenes concretas para que se alejen, curen o usen ciertas habilidades resulta importante.

Podremos equipar a nuestro protagonista como queramos, modificando sus estadísticas o aprendiendo ciertas habilidades por encima de otras, para adaptarlo a nuestras preferencias. Tendremos tipos distintos de armas con su propio estilo de combate asociado, por lo que será importante dominar más de una y así poder adaptarnos mejor a cada enemigo. También contaremos con nuestro propio equipo defensivo, si bien sus diseños no son demasiado variados.

El menú es bastante fiel al anime, con ese botón en gris al final que pone LOGOUT pero que no funciona. En el mismo accederemos a los datos del personaje para cambiar su equipamiento, al correo que recibiremos muy a menudo de nuestros amigos, a la información que tenga nuestro clan sobre el jefe de piso, etc...

Cada piso contará con un número determinado de misiones, la mayoría consistentes en monstruos o recolectar objetos que servirán para dar información sobre el jefe de piso, algo que gana gran relevancia conforme vayamos avanzando. Los primeros son sencillos, tal vez pensados para que te acostumbraras al sistema de combate, pero cada uno con su propio patrón de ataques y, en función de lo que hagan, podremos reaccionar sabiendo como actuar, algo para lo que será muy importante tener información previa frente a los jefes más poderosos.

Aunque si obviamos gran parte de su contenido extra es posible completar el título en unas 60 horas, lo normal será que nos lleve entre 80 y 100 horas terminar el juego, por lo que en este aspecto cumple a las mil maravillas. Si añadimos que existe la opción de Nuevo Juego+, la duración puede aumentar de forma exponencial.

En lo que respecta a dificultad, es bastante variable. Pasarse únicamente la trama principal sin explorar la Hollow Area hará que nos resulte sencillo hasta cierto momento, donde realmente se pasa mal si no se invierte algo de tiempo en mejorar a nuestro personaje y conocer a los jefes. La Hollow Area es, pues, el gran reto del título y el auténtico desafío para el que habrá que estar bien preparados y saber jugar correctamente si no queremos acabar destrozados.

Aunque este análisis se basa en la versión para PlayStation 4, se nota que este juego es una conversión de la versión de PlayStation Vita, y mucho. Los escenarios son bastantes simples y con pocos efectos, a excepción de los mapeados de la Hollow Area, que refleja demasiado que fue añadido a posteriori.

Los modelos de personajes son bastante sencillos y, aunque todo está bastante remodelado, se notan texturas sin haberse renderizado del todo y caídas de FPS, sobre todo en Arc Sophia, cuando se juntan demasiados NPCs en una calle.

Las voces del juego son todas del mismo grupo de dobladores japoneses que ponen voz en el anime, por lo que resulta agradable escucharlos en pantalla. La BSO encaja bastante bien en los lugares por los que paseas, con alguna melodía destacando un poco por encima, pero sin llegar a ser imprescindible.

Otro detalle importante es que el juego sólo está disponible en inglés, lo que puede echar a muchos jugadores para atrás.

Sword Art Online Re: Hollow Fragment es un título pensado para los fans de la serie de animación, que se queda bastante cojo para el resto de jugadores. Que la trama dé por vistos varios capítulos para poder comprender mejor lo que pasa o cómo son cada uno de los personajes refleja que sólo si te ha gustado la serie podrás disfrutar de este RPG.

Si entras dentro de ese grupo y puedes entender/soportar los textos en inglés, el título nos ofrece un ARPG dinámico, entretenido y de gran duración, que falla en su apartado técnico por provenir de sistemas de inferior potencia o recurre a elementos románticos como una forma de añadirle picante a una trama que, aunque resultará diferente a la que vimos en la serie, tampoco destaca por ser excesivamente sorprendente.

No es un título imprescindible y hay multitud de ARPGs por encima en el catálogo de PlayStation 4, pero si eres un fan de la serie, puede resultar altamente satisfactorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario