miércoles, 14 de septiembre de 2016

[VaJ] Pokémon Esmeralda - Capítulo 9 (Macrox)

¡Muy buenas a tod@s! Aquí Macrox a los mandos, quizás me recuerden de otras superproducciones como los Vamos a Jugar de Pokémon Azul y Final Fantasy Tactics, alguna que otra entrada o nuestros incondicionales Podcast, los cuales os recomiendo encarecidamente probar a escuchar al menos una vez, no tienen desperdicio creerme. Destino RPG está en pleno auge, y si os gustan los RPGs tanto como a nosotros, habéis dado con una web y una comunidad que enriquece nuestras vidas día tras día con nuestro género favorito, os recomiendo abrocharos el cinturón y esperar con expectación lo que está por venir.

Centrándonos en el tema que nos ocupa, estamos aquí reunidos para dar tributo a una serie de videojuegos sin comparación a lo largo de la historia. En mi caso estoy acompañando la evolución de Pokémon desde el principio, arrancando con mi querida Gameboy, embarcándome en un juego tan adictivo que he no he podido dejar de jugarlo... ¡nunca!. Sin embargo, mi historia con la saga no ha sido siempre de romance: enamorado de los dos primeros, Rojo y Oro en mi caso, también es cierto que jugué con cierta desgana las dos siguientes ediciones, casualmente una de ellas es la que nos ocupa, al menos jugué a Rubi, así que espero alguna sorpresa jugando a Esmeralda. Es también cierto que Pokémon Blanco volvió a recuperar mi interés, llegando por fin a Pokémon X, echándole muchas horas también. La siguiente generación la espero con cierta cautela, ya se ha hablado largo y tendido en el blog de los problemas de Pokémon, cierto agotamiento, con nuevas estrategias que "rizan el rizo" sin querer mover los cimientos, tienen gran parte del problema según mi opinión.
Bueno, vamos al lio de una vez, aviso que jugaré a esta edición sin guías ni ningún plan, simulando al jugador que le gusta descubrir durante la aventura, (tiro bastante de guías en la realidad, todo hay que decirlo).


Waxy realizó con gran maestría su camino, dejándonos como se ve en el centro Pokémon de la última ciudad que visitó.

Lo primero será una cierta reestructuración de la empresa, la crisis es claramente la culpable de esto. Sin embargo, esta vez solo cambiaremos entre los Pokémon disponibles, al menos por ahora, ya que no veo nada de interés por los alrededores y parte de mis favoritos de esta generación ya se encuentran en el equipo (Excalectri, Horus y Touma). Así que recuperamos del banquillo a Heidi y Gyara, el cual nos servirá para acumular todas aquellas MOs, ¿no os molesta a vosotros llegar a un punto y tener que volver porque os falta alguna técnica? ¡Pon un Gyarados en tu vida!


Damos un paseo por la ciudad y nos encontramos cosas... raras... ¿estás adorando a una piedra buena señora? ¡Pagana!

Visitando casas al azar (porque no me engañéis, lo hacemos todos al llegar a una ciudad en un RPG, ¿tiene sentido en la realidad?) descubrimos que el equipo magma está haciendo de las suyas, tomando este lugar.

Uhhh que miedo. ¿Y qué vas a hacer? Lo más chungo que sabes hacer es sacarme a un pokémon, cualquier cazabichos puede hacer lo mismo que tú

Los pokémon de cualquier equipo de malos malísimos de turno suelen ser muy similares: Normal, Siniestro y Veneno suelen abundar, normalmente escogiendo a los feos... En esta edición, al menos, había de Fuego y Agua.
¿Qué pasa contigo, tenemos aquí al chungo del grupo?

Algo que me encanta de los JRPGs tradicionales, son la preguntas que solo tienen una posible respuesta, ya puedes darle a la que no es que como mucho te volverán a preguntar. En este caso es claramente NO, Ash volvió a Pueblo Paleta y fin del juego (no se llaman así pero venga... ¿alguien se acuerda del resto de protas y pueblos?)

Aquí se ve una de las peores técnicas del juego, sobre todo si lo hace un pokémon salvaje que estás capturando...

Descubrimos que quieren robar el combustible, aunque con nuestra aparición vamos a frustrar sus planes...

¿Estás seguro que ese plan va a funcionar? ¿No deberías hablar con algún científico o algo? ¿En qué estudios te basas? Estos chicos están muy perdidos...

El líder del equipo magma nos viene con todo, pero la verdad es que tampoco es para tanto y Máximo viene a ayudarnos. Ey, Máximo, ¡me encanta ese Metang!

Sí, precisamente a lo que estás buscando: subirle el ataque. ¿Y qué pasa si el RNG no está a tu favor?

Derrotados recuperan algo la cordura, sí, es una insensatez importante criatura.

Una vez todo acabado vamos a hablar con Máximo, que resulta que tiene una casa aquí y muy amablemente nos regala la MO Buceo, ya podemos sumergimos bajo el agua y desafiar las leyes de la lógica... No, en serio, ¿como hace Rean para respirar cuando se usa buceo?

Nuestro acumulador de MOs se encargará de esta tarea. Aprovecho para gastar todas las MTs que tenemos en la mochila, creo que no tiene mucho sentido guardarlas para no usarlas.

Y, por fin, nos ponemos en marcha, viajaremos hacia el sur camino de la ruta 127, vaya veo solo agua.

Llegamos a una especie de isla con un objeto detrás y... una pareja con pinta sospechosa, ¿Qué hacen, se miran sin descanso? ¡Qué romántico!

Vaya y me sale otro Tentacool. Me salen muchos por aquí pero seguro que es esta ruta...donde solo veo agua.

Avanzando llegamos a una islita con una muesca, se quedará en un misterio para lo que era...

Después de dar una vuelta por la ruta, toca usar buceo por fin, hay diversas zonas profundas donde jugar a ser submarinista.

El estilo me recuerda un poco a Lufia: Rise of Sinistrals para SNES: el avance por el mapa hacia uso magistral de tierra, agua (barco), aire (zepelín) y profundidades del mar (submarino), Todo en un solo transporte ¡JA, riéndose en la cara del barco volador del Final Fantasy de turno!

Este amigo pescador me recuerda que un pokémon que solo se coge buceando permite algo especial, lastima que no me acuerde de nada xD

Seguimos la batalla con diversos entrenadores, la mayoría con pokemon de agua lógicamente, Manectric hará una labor estupenda aquí,

Y llegamos a un camino sin salida, hace falta cascada para seguir por aquí, así que habrá que buscar otro camino.

De vuelta a la ruta 127 y buceando nos encontramos con esta cueva, ¡espero que haya un tesoro pirata!

Pues no, es el submarino de Lufia... ah no el que robo el equipo Aqua... no me quito a unos para que me vengan otros.

Al salir de bucear nos encontramos en caverna abisal, a ver qué nos encontramos.

Pasamos de Tentacool a Zubats... ¡yujuuuuu! (si no eres Drive, está claro que odias a este pokémon)

Bueno llegamos a un punto que hace falta Fuerza y Golpe Roca, menos mal que Gyarados puede con todo!

Plagadito de miembros del equipo aqua, en fin a darles caña...

Jejeje, ¿hicieron la escena de los payasos y un mini-coche con un submarino? ¿lo tenéis en video?

Los puzles en Pokémon parece que están para decir que hay algo que resolver, demasiado simples me temo.

Por hablar antes de tiempo, llegamos a una zona con muchas corrientes... ¿van a poner bandera roja? llevo todo el día con ganas de bañarme.

Claaaaaro, las rocas naturalmente se ponen así, claaaaro que sí.

Avanzamos un poco y nos encontramos con niebla, esta cueva tiene de todo, espero que lo siguiente sea un vendedor de helados.

Pues no pero cantamos Bingo: aquí otro de los legendarios, Kyogre hace su aparición.

Parece que el líder del equipo aqua tiene planes para Kyogre, claramente habrá que impedírselo.

Un par de ataques y destrozamos, literalmente, lo poco que tiene Aquiles.

Otro de los grandes males de los JRPGs antiguos, puedes ganarme, sí, pero al final haré lo que tenga que hacer, no puedes impedirlo a pesar de darle la paliza de su vida.

¡Atención... Kyogre... ha abandonado el edificio...!

¿Estás seguro de eso? Mira que más agua son más Tentacool...claro que la alternativa son Zubats...estoy confuso.

Esta gente no piensa sus planes, o deben ir muy colocados. Pero nada les sale bien.

No eres el más indicado para hablar, Magno, querías hacer entrar en erupción un volcán con combustible, ¿pero cómo se le puede ocurrir estas flipaduras a esta gente?

En todo tu plan, probablemente, ese fue el primer y principal error. El segundo es disfrazarse y montar un grupo de colgados, el tercero no llevar 6 pokémon de distintos tipos, ¿sigo?

Pues ha empezado a llover que da gusto, los pantanos le van a llenar bien este año.. ¡No me seáis quejicas!

Parece que tendré que acercarme a Arrecípolis a ver qué pasa, que a estos isleños les cae un chaparrón y les parece el fin del mundo.

Pasamos por ruta 127 y giramos a la izquierda entrando en la ruta 126 a ver si por aquí encontramos algo...

Gracias por la ayuda hombre. Toca bucear, parece.

Pues no nos libramos de pokémon salvajes ni buceando, aquí también salen que da gusto.

Poco después encontramos la entrada a la ciudad, que se me antoja un pelín inaccesible... ¿Cómo les traen los suministros? ¿Son autosuficientes?

Y al llegar nos encontramos con esto, parece que Groudon y Kyogre tienen ciertas diferencias y las están solucionando a base de mamporros.

Un poco más arriba nos encontramos a los líderes del equipo Aqua y Magma, observando la función.

Y para terminar, también Máximo, que nos dice que la cosa está peor que liberar 10000 pilas Duracell.

Nos lleva hasta una cueva donde nos encontraremos con alguien que nos puede ayudar.

Esto suena a historia oscura y siniestra.

Pues parece que la solución es despertar a otro Pokémon legendario para que haga que dejen de pelearse. Debe ser su madre supongo.

Y aquí el mejor dialogo de toda mi aventura, resume con matices y de forma exquisita el engorro en el que andamos metido.

Ey es un Relicanth, este era el que hacia falta para algo que no recuerdo. Sale muy poco y ya he matado a dos, así que para este usaré la Master Ball, no queremos que se nos escape...

También atrapamos a este querido amigo, si su nombre es ya cómico, creo que he podido superarlo.

Tras estas dos acciones, Adell tiene ganas de asesinar un poco a Macrox. :P

Seguimos todo hacia la izquierda pasando a la ruta 129 en nuestra búsqueda del Pilar Celeste, parece que estas rutas no se acaba el agua y los nadadores...

Tú sigue nadando despacito con las corrientes, luego el rescate quien lo paga, los bancos seguro que no.

Y llegamos a la ruta 130 y la cosa sigue igual, por todos lados lo mismo, me da a mi que...










el problema es que hay....







¡DEMASIADA AGUA!


Anda tiene un Gyarados él también, 400 caramelos que tuvo que darle para conseguirlo, ¿o eso es en otro juego?

Seguimos con más pokemon de agua, donde Manectric se lo está pasando pipa.

Estos dos afirman ser mellizos... no sé a mi me falla algo aquí.

Y llegamos a pueblo Oromar: 5 casas mal contadas vamos.

¿Qué me estás contando y qué te has fumado?

¿Alguien pensó cuando diseñó la ciudad que mojarse los pies cada vez que vas a comprar no es óptimo?

¿Te estás riendo de mi verdad? Eso o esto es un chino, la conversación que puedes encontrar en algunos de esos establecimientos es similar.

Este quería enseñarme Explosión, así, by the face, pero ninguno podía aprenderla, su gran potencia cuando apenas queda vida lo convierte en un buen revulsivo, una pena...

Bueno, más bien los únicos, en verdad los Centro Pokémon son el mayor monopolio de la historia, peor que los Starbucks.

Y otr MT, esta vez Terremoto, se la enseñaré a cualquiera como he hecho con el resto de MTs.

¿Estás de coña verdad? ¿Un horsey por uno de los pokemon estrella de esta generación? Va a ser que no.

Recuerdo Isla Espejismo: solo aparece al azar, siguiendo un patrón que tiene que ver con número generado aleatoriamente cada día que se debe corresponder con un código de tu juego que puede hacer que aparezca o no esta isla una vez al día. Antes estaba aquí Rayquaza, me quedo con las ganas de saber que contiene ahora...

Nuestra llegada a Pueblo Oromar nos revela que hemos debido saltarnos el Pilar Celeste, así que volvemos a la ruta 130 y nos encontramos con él en el norte de la misma ruta.

Anda, campeón, que saliste pitando y a ver quien te sigue.

El pilar es básicamente una torre donde ir subiendo plantas.

Aprovechamos para capturar algún pokémon, ya sabéis, hay que lanzar la bola con la pantalla táctil, puedes lanzarlas curvas para conseguir más experiencia, aunque mi juego debe estar roto, tengo ya rayada la pantalla y no lanza las balls.

Nota de Adell: Y que ya teníamos un Sableye desde el capítulo 2, todo hay que decirlo.

Su nombre original tampoco es que fuera muy original... pero como es tan feo, este le viene que ni pintado.

Y llegamos al final de la torre, ¿y que nos encontramos? Pues a una serpiente verde, si te mueves se te tira al cuello, cual Najarala.

No le he debido caer muy bien, abre los ojos, me ve, y se va. Eres feo chico, y los demás lo notan...

Rayquaza parece que se ha ido a buscar a sus dos hijos que siguen con el mosqueo



Probable dialogo: Bueno, ya está bien, desgraciados, me echo un sueñecito de 500 años y así os encuentro. Ya estáis tirando para casa, os habéis quedado sin postre.

Los tres pokémon se marchan con la fiesta a otra parte, volviendo todo a la normalidad eso sí, así que nada, misión conseguida, el mundo está salvado una vez más.



Y ya sabéis, salvar el mundo igual a una recompensa, que en este caso no sabe a mucho (hey que he salvado al mundo) pero necesaria para avanzar, la última MO cascada.

Nos queda el combate para conseguir la octava y última medalla.

Y sí, se han marchado con el rabo entre las piernas, misión fracasada y con la música a otra parte, yo creo que deben estar así.

Atención a la historia de cómo se ha creado la ciudad de Arrecípolis, esa ciudad que está bajo el agua:

Sí bueno... vale que esto es para niños pero las explicaciones científicas del juego no se sostienen ni con pinzas.

Y empezamos con la última parte de esta parte de la aventura.

Buah el clásico suelo de hielo que resbala...

Pues no, resulta que se va resquebrajando, después de un par de intentos con la bici de carreras, descubro que lo que hay que hacer es pasar por todas las casillas sin repetir.




¡Ah! y terminar en la salida, eso me llevó a este pequeño problema.

Aun así no es que sea muy difícil, me quedo con ganas de algún reto serio.

Eso sí aprovechamos para vencer a todos los entrenadores del gimnasio, los cuales están aquí sin hacer nada...¡panda de vagos!

Claro, como que soy cordobés, (NOTA: la gracia parecía que debería hacerse con Sevilla. NOTA2: Un cordobés no hace bromas mentando a Sevilla)

Y llegamos hasta el líder de gimnasio, el cual creo que está ligando conmigo.

Manectric se va a cenar con este combate contra pokémon de agua.

Que sí, que está ligando conmigo.

Este Whiscash está aquí para joder al que se pensara pasarse todo el gimnasio a base de rayos.

Y nada Galano apalizado, no hay quien nos aguante dos asaltos.

A llorar a tu casa, tengo elegancia hasta en los dedos de los pies.

Este concepto siempre me ha resultado curioso. Vale que los pokémon nos reconozcan con más respeto a medida que consigamos más medallas y prestigio pero... ¿como lo cuantifican para saber que si tienes 8 y no otro número eres el p... amo?

Y, sí, ya podemos ir a por la Liga nada más y nada menos, nuestra aventura está cerca de su fin.

Con esto termina mi parte, como siempre agradeceros leer esta entrada y espero que nos reencontremos en la siguiente. Con respecto a mi un placer estar aquí como siempre, ¿acabaremos haciendo un Vaj del nuevo Pokémon que está por llegar?

Nota final: No, ninguna MT o Master Ball fue gastada durante esta parte de nuestra aventura, solo ha sido una pequeña broma y guiño hacia mi propia jugada magistral del Vaj del Pokémon Azul, espero que la halláis tomado con humor y que a Adell no le haya entrado ningún aneurisma al revisar el capítulo. ;)

Nota final de Adell: Casi, pero lo del mote a Chinchou no se perdona. :P

Notal finalísima: ¿Que quieres saber qué hice en el Vamos a Jugar de Pokémon Azul? ¡Pues léete el capítulo y los comentarios!

4 comentarios:

  1. Algunas de las imagenes se han perdido. Habra que arreglar eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pueden ser dos en la parte de demasiada agua?

      Eliminar
  2. Nota a la nota de Adell: No, no teníamos un Sableye (Mml mira para otro lado y disimula).

    ResponderEliminar