viernes, 29 de julio de 2016

¿Por qué deberías sentir hype por World of Final Fantasy?

Hola a todos, aquí Astara. Poco a poco se va acercando el lanzamiento de World of Final Fantasy (PS4/Vita, 25-28/10/16) y me sorprende lo poco que está llamando la atención en este blog, a pesar de haber subido algo sus posiciones en el último Planet Hype. Por tanto, voy a tratar de venderos la moto porque, en mi opinión, se está infravalorando o directamente ignorando el que, para mi, es uno de los lanzamientos más fuertes de Square Enix durante este 2016.

Pongámonos en materia: World of Final Fantasy se anunció durante 2015, el año de los sueños, en ese E3 que nos recuperó The Last Guardian, supimos de la existencia de Shenmue III y el desarrollo de Final Fantasy VII Remake. Ese año en el que se hicieron anuncios imposibles, como Zero Time Dilemma, NieR: Automata, Resident Evil Remake, la salida oficial en occidente de Trails in the Sky Second Chapter y Trails of Cold Steel, localizaciones estúpidas que jamás pensábamos que veríamos como Digimon Story: Cyber Sleuth, Yakuza 0 o la invasión de juegos japoneses a Steam. Fue el año que nos dio uno de los juegos más originales de los últimos tiempos, como Undertale, y la competencia feroz entre dos titanes del género como fueron The Witcher 3 y Bloodborne. Y fue solo el principio de lo que nos esperaba en 2016. Qué bonito es este medio. Pero me pongo sentimental y los tiros no van por ahí.

Bajo la dirección de Hiroki Chiba, alguien relativamente desconocido en el seno de la compañía pero que ha trabajado en Final Fantasy VII, VIII, X y Type-0, además de Lightning Returns, con Shinji Hashimoto como productor, todo bajo la dirección artística de Tetsuya Nomura y Yasuhisa Izumisawa (Crystal Chronicles). Los diseños de los enemigos y arte del logo corren a cargo de Yoshitaka Amano. La concepción del juego, para este equipo tan importante, era acercar a nuevos jugadores a la saga Final Fantasy, al mismo tiempo que ofrecía fanservice a los seguidores de la misma.

Se presentó con una premisa poco seria, y en general fue ignorado debido a la cantidad ingente de títulos que se presentaron durante el E3 de 2015. Seamos claros, a ningún seguidor de la saga Final Fantasy le interesaba lo más mínimo este título cuando teníamos cada vez más cerca la fecha de salida de Final Fantasy XV (que prometieron que sería en 2016 y la acabaron dando durante el Uncovered) ni tenía la importancia mediática que suponía la vuelta de Cloud y compañía tras tantos años pidiendo el tan ansiado remake. Por ello, el título se fue diluyendo poco a poco entre mareas ingentes de información de otros juegos. Pero ha sabido jugar sus cartas.

Con el 30 aniversario de la saga a la vuelta de la esquina (18 de diciembre de 2017), Square Enix, con un movimiento similar a Nintendo, ha empezado a usar la nostalgia como principal reclamo para atraer a su fanbase de vuelta. Durante meses, ha ido dando información del título a cuenta gotas, facilitando imágenes de algunos personajes claves de la saga, nuevos tráilers y en general mimando en exceso este título. Y aquí entro yo, a recopilar toda la información de la mejor forma posible y, por qué no, a venderos la moto.

World of Final Fantasy nos pone en la piel de Lann (cualquier parecido con Neku de The World Ends With You es mera coincidencia) y Reynn, dos hermanos gemelos que acaban en el mundo de Grymoire y pierden la memoria. Será aquí donde conozcan al que será su compañero y guía durante todo el juego, Tama. La historia en sí tiene un velo de misterio a su alrededor y apenas se conocen datos sobre ella. Se sabe que durará 100 horas (no se lo creen ni ellos, pero es el dato que dan) sin contar misiones opcionales, y que visitaremos una gran cantidad de lugares de la franquicia Final Fantasy.

Y aquí es donde debería de empezar a captar vuestra atención: Square Enix se muestra reticente a mostrarnos cosas, quizás porque realmente nos están vendiendo humo (que puede ser) o quizás porque quieren que lo descubramos por nosotros mismos. Hasta ahora, algunas de las zonas que se han revelado han sido el Lago Macalania de Final Fantasy X, el Jardín de Balamb de Final Fantasy VIII, Cornelia de Final Fantasy I o la Biblioteca de los Ancianos de Final Fantasy V. Estos son solo algunas de las muchas que Square Enix nos promete (sería muy raro que no viéramos Alexandria o Midgar, por ejemplo, de la serie principal) además de otras de los que no pertenecen a la serie numérica, como Crystal Chronicles o Dirge of Cerberus, del que, por cierto, se ha confirmado la inclusión de Shelke.

El siguiente nivel de fanservice es el de la inclusión de personajes de toda la franquicia. Cloud, Squall, Lightning, Vivi, Yuna, Sephiroth, Celes... son algunos de los muchos que nos acompañarán durante nuestro periplo. ¿Y de qué manera? Bueno, se sabe que algunos serán importantes a nivel narrativo, pero quizás lo que lo hace diferente es el cambio de mecánicas.

También tendremos invocaciones, pero no serán Ifrit, Shiva y compañía, a pesar de que están en el juego. Entonces, ¿a quién demonios invocaremos? Pues a estos personajes icónicos. El sistema de invocaciones será, básicamente, llamar a Cloud y que lance Omnilátigo, a Lightning y que utilice Andanada...

Pero la cosa no acaba ahí. Como si de un Shin Megami Tensei o Pokémon se tratara, el juego nos insta a que reclutemos enemigos para nuestro grupo. Estos enemigos, denominados Mirage, irán subiendo de niveles y tendrán su propio árbol de habilidades, similar al tablero de esferas de Final Fantasy X aunque muchísimo más simplificado. Y continúo, los Mirage subirán niveles, claro. Y llegado a un punto, incluso evolucionarán. Así, Ifchi evolucionará a Ifree, que acabará evolucionando en Ifrit. No falta fanservice aquí tampoco, hace poco se reveló a Odin, hemos visto a Tomberi, Molbol, Cactillio y multitud de enemigos icónicos de la saga.

¿Y cómo funciona el sistema de combate? Pues a los fans más tradicionales les sacará una sonrisa. Es el sistema ATB, el sistema de turnos que comenzó en Final Fantasy IV y acabó en Final Fantasy IX (porque el sistema de X es uno de turnos puro, sin tener que tomar decisiones en tiempo real).

Sin embargo, Square Enix decide darle una vuelta de tuercas, de forma similar al sistema Brave/Default de Bravely Default. No, no tendremos estas características, pero sí que será un sistema de combate por turnos evolucionado. Debido al carácter inherente desenfadado del juego, podremos apilar y desapilar Mirage para combinarlos y desbloquear nuevas habilidades. Así, tendremos que decidir qué momento será el adecuado para apilar varios Mirage sobre la cabeza de nuestros personajes y lanzar un ataque más poderoso o, quizás, optar por la ventaja numérica. Es, como digo, una vuelta de tuerca al sistema de combate clásico, dándonos un poco más de lo mismo pero aportando las suficientes diferencias para tener la sensación de no estar jugando a lo de siempre. Algo que funcionó extremadamente bien en Bravely Default.

Quiero pararme aquí. Final Fantasy fue muy criticado a partir de su duodécima entrega por abandonar el clásico sistema de combate por turnos y hacer un acercamiento distinto, con una décimo tercera entrega mucho más dinámica y que en líneas generales no gustó. Lo de Final Fantasy XV evidentemente clamó al cielo para una gran base de fans, abandonando completamente los turnos y convirtiéndose en un ARPG al uso. World of Final Fantasy supone la vuelta a los orígenes, que algo que se llame Final Fantasy recupere el sistema ATB. Y se le está ignorando. Pero bueno, sigamos.

¿Queréis más fanservice aún? También tendremos piezas icónicas de la Banda Sonora de la saga, con versiones de temas clásicos como el Overworld Theme de Final Fantasy III. La banda sonora correrá a cargo de Masashi Hamauzu (Final Fantasy X, trilogía Final Fantasy XIII, The Legend of Legacy). ¿Y la exploración? Pues como decía al principio, Square Enix promete más de cien horas únicamente con la misión principal, sin añadir misiones secundarias. ¿Cómo se consigue eso? Con un mundo enorme por explorar. Un mundo que será una amalgama del resto de mundos de la saga para sacarle una sonrisa a a cualquiera que esté familiarizado con esta serie. También tendrá minijuegos, aunque hay poca información referente a esto aún.

Además, visualmente el juego es una delicia. Hace poco han salido nuevas capturas mostrándonos un poco lo que veremos y son, simplemente, espectaculares. Si bien es cierto que las texturas no son todo lo aceptables que deberían (es un juego de PS Vita porteado a PS4) entran por los ojos. Y el conjunto llama mucho la atención.

¿Qué más? El juego vendrá traducido al castellano y tiene varias ediciones coleccionistas molonas para escoger. Saldrá para PS Vita y PS4 el próximo 25 de octubre en América y el 28 de octubre en Europa.

Es, como digo, una oda a la saga, una carta de amor de Square Enix hacia su franquicia más icónica, un preludio al 30º aniversario de la saga. Un título de obligada compra para cualquier fan de estos títulos. Y un JRPG que aparenta ser más sólido de lo que a priori pensamos. Ya ocurrió con Tokyo Mirage Sessions #FE, un titulo que parecía poco serio pero que traía la marca Atlus y que no ha decepcionado en absoluto. World of Final Fantasy apunta a lo mismo, y promete ser uno de los tapados del año, con su fecha de salida en plena campaña triple A (Final Fantasy XV sale apenas un mes antes, The Last Guardian sale el 25 de ese mismo mes) y con una competencia feroz de juegos del mismo género (Trails of Cold Steel II, Shin Megami Tensei IV: Apocalypse, Dragon Quest VII...).

Su mayor problema es, como digo, una fecha de salida prohibitiva si tenemos en mira algunos de estos títulos (y todos con una duración enorme). Pero apunta a ser un JRPG tremendamente sólido, desenfadado, divertido y se vende como un homenaje a una de las sagas más icónicas del género. Es un juego que, por lo que va saliendo, deberíamos de, al menos, considerar para un futuro próximo.

Además, ¿quién no quiere un juego en el que aparezca Lightning en forma de chibi?

3 comentarios:

  1. Mmm no sé. Puede que lo esté infravalorando bastante y la verdad es que no estoy muy informado (de hecho, esta entrada ha sido mi primer contacto así "largo" con él tras haber visto algunos gifs, imágenes, el vídeo de cuando lo anunciaron), pero a mí personalmente me llama bastante poco ahora mismo, así a priori. Tal vez cuando la gente lo vaya jugando resultará que estará majo, pero ni me van mucho los chibis, ni su apartado artístico ni lo que representa.

    Porque, no nos engañemos, éste es el cuento que Square Enix lleva años contando, el de jugar con la nostalgia para capturar a la amplia fanbase. Lo hizo con los Teatrillo (así llamo yo a los de música), luego con Record Keeper, después con Brave Exvious y ahora lo hará con Mobius y con este. No te engañes, Astara, Square Enix sabe muy bien a lo que juega desde hace tiempo y el 30 aniversario tiene poco o nada que ver (tampoco sé si asociabas ambas cosas, ojo). De hecho, ahora mismo recuerdo la interesante entrada que hizo Adell (creo) sobre la explotación de imagen que hace SE de cosas como Cloud.

    ResponderEliminar
  2. Yo sólo diré que en el E3 donde lo anunciaron dije que pintaba interesante y nadie me hizo caso :( El único problema es que no tengo ni PS4 ni PSV ^^U

    ResponderEliminar
  3. En lo personal me parece un titulo extraño y francamente no se a donde apunta, ¿a los fans mas incondicionales de la franquicia? ¿como en su momento lo hizo Final Fantasy Dissidia?, a mi modo de ver la animación es demasiado chibi para mi gusto, estaba bien en Persona Q Shadow Of The Labyrinth pero esto ya es excesivo a mi parecer.

    Si es demasiado desenfadado, le va a terminar faltando profundidad a la mecánicas jugables, y quienes sean ajenos a FF se van a sentir perdidos debido a las constante referencias a otros títulos, francamente no se que pensar de este juego, no puedo visualizar un futuro claro para este titulo, no solo porque otros proyectos mas ambiciosos le hacen sombra sino también por el echo de que el propio titulo parece metido con calzador en la lista de lanzamientos por venir o_O

    ResponderEliminar