martes, 5 de enero de 2016

[No todo es un RPG] Life is Strange

Dontnod Entertainment, un estudio francés semi desconocido que sólo había creado hasta la fecha el irregular Remember Me, junto a Capcom, empezó en enero del pasado año una historia con tintes episódicos de la mano de una compañía totalmente inesperada: Square Enix. El juego logró captar la atención de miles de jugadores por su estilo y, una vez lanzados todos sus episodios, podemos decir que ha sido uno de los títulos más importantes del 2015 para la industria de los videojuegos.
Llevaba bastante tiempo con interés en probar este juego y, con esto de las vacaciones de Navidad y las ofertas de Steam, me he animado a probarlo. Y, la verdad, haciendo balance general, no me ha decepcionado en absoluto.

Para los que no sepan muy bien de qué estoy hablando, Life is Strange pertenece al género de Aventura Gráfica actual, diferente al estilo de clásicos como Monkey Island o Grim Fandango, pero muy similar a otros más recientes como Heavy Rain, Beyond: Two Souls o los videojuegos de Telltale, de los que quizás toma más elementos (Además de su división por capítulos separados).

Dicho esto, voy a tratar de daros mi opinión tras haberlo acabado y dejado un tiempo para aclarar mis ideas sobre cómo enfocarlo.


Probablemente va a ser la parte que más difícil me resulte de explicaros por un motivo evidente: Life is Strange no es nada sin su historia. Si os cuento demasiado, quizás os podría spoilear sin quererlo, pero si os cuento demasiado poco, quizás no logre que os llame la atención. Así que vamos a intentarlo y a ver cómo nos sale.

Life is Strange nos pone en la piel de Max Caulfield, una chica de 18 años que se acaba de mudar en la ciudad de Arcadia Bay para estudiar lo que es su pasión, la fotografía. El juego comenzará sin embargo de forma bastante abrupta, ya que seremos testigo de una gran tormenta que arrasa la ciudad. Será en ese momento cuando despertemos de nuestra visión/sueño y volvamos a la realidad, donde nos están dando una clase de fotografía.

Max comenzará a sentirse aturdida y le dará vueltas a lo que acaba de ver, por lo que tras la clase decidirá ir al baño y será testigo de un suceso que cambiará su vida y la de todos los que le rodean para siempre. Sin entrar en detalles, será capaz de manipular el tiempo, volviendo hacia atrás para poder cambiar las decisiones que haya tomado y alterar el flujo de su día a día. Sin embargo, no se dará cuenta hasta que sea demasiado tarde que con este poder influye en el destino de todos y, como bien es sabido, "un aleteo de las alas de una mariposa puede provocar un Tsunami al otro lado del mundo"

Así pues, seremos testigos de nuestro día a día en el instituto, ya que la acción del mismo transcurrirá durante una semana completa, si bien es cierto que existirán saltos temporales hacia adelante y hacia atrás. Como digo, comenzaremos explicándole nuestro poder a nuestra mejor amiga, y seremos testigos del día a día de un estudiante: Uno de los episodios más memorables será, quizás, un caso de bullying hacia una chica de nuestra clase.

Paralelo a todo esto, Max comenzará una investigación al darse cuenta de que algo ocurre en Arcadia Bay. Nada más salir de la clase, nos daremos cuenta de que hay numerosos carteles de "Desaparecida" de una antigua estudiante: Rachel Ambers. Al recabar información, verá que nada es lo que parece y se verá obligada a utilizar sus poderes para encontrar el paradero de esta chica.

Además de la historia, de la cual no os puedo hablar demasiado por no incurrir a spoilers, nos encontraremos con un casting de personajes bastante bueno, en especial el dúo protagonista. Este día a día en el instituto me hacía recordar a la saga Persona, y ciertamente han sabido incorporar los estereotipos de adolescentes bastante bien. Es más, eres capaz de identificarte con algunos (yo al menos lo hice) ya que todos hemos pasado o estáis pasando esa etapa adolescente, por lo que nunca está de más veros a vosotros mismos.

Life is Strange, además, ha conseguido emocionarme en varios momentos del juego. Más adelante hablaré de la importancia que tienen nuestras decisiones y ese efecto mariposa que iremos provocando, pero como digo, es un juego cuya historia consigue atraparte. Sí, es cierto que tarda en arrancar un poco (el primer episodio es el más flojo en mi opinión) pero en función de qué final provoquéis en el episodio 2 y, especialmente tras ver el episodio 3, estaréis queriendo saber qué ocurre a continuación.

En primer lugar, he de comentaros que el juego está estructurado en capítulos (5, concretamente) y en cada uno tomaremos una serie de decisiones que afectarán al transcurso del mismo. Así, algunas decisiones que tomemos en el primer episodio no la veremos hasta el cuarto por ejemplo, mientras que otras serán mucho más inmediatas y podremos observarlas en el mismo episodio en que la hagamos.

De entrada, el control de Max será en tercera persona, y será bien simple. El juego está limitado por zonas, una vez entremos a una, no podremos volver a la anterior ya que generalmente salta una cinemática, por lo que tendremos que asegurarnos de hacer todo lo que esté disponible en esa zona antes de pasar a la siguiente. Cada área no es especialmente grande, aunque debido al factor "Rebobinar" del que os hablaré dentro de poco, hará que pasemos en cada una más de lo que pensamos.

Cada zona será explorable y podremos recabar información de los distintos objetos que haya por la misma, buscar en papeleras/cajones objetos que puedan servirnos o darnos información sobre distintos personajes e interactuar con ellos.

Como decía al principio, Max tiene el poder de manipular el tiempo, haciendo que todo el mundo vuelva a como estaba al principio mientras ella se mantiene en el mismo lugar. Esto será especialmente útil para desarrollar nuestra partida. Por un lado, seremos capaces de provocar nuevas situaciones gracias a nuestro poder. Por ejemplo, podremos avisar a una chica que le van a golpear con un balón, haciendo que ésta lo esquive y ganándonos su afecto, para que nos cuente algo que de lo contrario no hubiera hecho.

También seremos capaces de recabar más información de la gente al explorar todo su árbol de conversación. Por ejemplo, en cada conversación se nos darán generalmente entre 2 y 4 opciones a elegir, y la conversación avanzará, sin poder volver hacia atrás para preguntarle todo como ocurriría en muchos RPGs occidentales. Sin embargo, una vez terminada la conversación, podremos volver atrás en el tiempo y preguntar por la otra opción, ganando más información. Esto es especialmente útil ya que generalmente existe una opción oculta inicialmente que se nos presentará cuando hayamos recorrido una rama del árbol. Por ejemplo, podremos preguntarle a una chica para unirnos o no a un Club del instituto, la cual nos dirá que no pero nos comentará algo de su madre. Si retrocedemos en el tiempo, se nos dará la nueva opción de preguntarle por su madre, obteniendo generalmente la mejor decisión posible y ganándonos su afecto para decisiones futuras. El juego nos indicará cuando hemos recabado información importante, y debemos tenerlo en cuenta ya que Max es capaz de retener toda la información que haya visto durante el juego aunque vuelva hacia atrás en el tiempo, así como objetos, etc.

El juego también dispondrá de algunos puzzles (no demasiados) que deberemos de resolver utilizando nuestro poder o nuestro ingenio (cierto puzzle del episodio 4 aún me tiene hablando solo). También tiene una parte negativa, consistente en una parte de sigilo bastante mal implementada durante el episodio 5, que en mi opinión sobra bastante por lo desastroso que es el control en esa zona y la mala iluminación de la misma pero, bueno, se le perdona.

Pero lo más importante de todo esto es el efecto mariposa. Ver como las decisiones que vas tomando, por pequeñas que sean, afectan al devenir de la historia es alucinante. Y sin embargo, ahí radica quizás su mayor fallo. Porque sí, todas las decisiones tienen peso durante el transcurso del juego, pero por motivos que desconozco (creo que por falta de dinero) la decisión que da paso al final del juego es elegir entre A o B. Y, lamentablemente, en ninguno de los dos finales se ven reflejadas la mayor parte de las decisiones que has ido tomando a lo largo la aventura.

Que un juego tan basado en la historia y en sus decisiones acabe de la misma forma que terminaba Mass Effect 3, con unos finales que si bien, son buenos (el juego tiene dos finales, uno de los cuales es el canon y el otro no) le quitan todo el mérito al trabajo que tiene detrás el juego. Porque resulta muy triste tener esa sensación de que todo lo que has hecho realmente no ha valido de nada, como realmente ocurre.

Sin embargo, que no os eche para atrás esto. Dicen que hay que saber disfrutar del camino, y con Life is Strange lo haces. Sí, al final hay dos finales y da exactamente igual lo que hayas hecho, pero la aventura para llegar a él es radicalmente distinta de una persona a otra. El comportamiento de cada personaje se ve afectado por las decisiones que has ido tomando lo largo de la aventura, por lo que no es baladí.

Volviendo un poco a las decisiones, existirán dos tipos: las fundamentales y las menores. En el segundo caso afectará a nuestro entorno y el comportamiento de los personajes de forma más ligera. En el caso de las primeras, suelen ser decisiones muy importantes que afectan de manera crucial a los acontecimientos, por lo que será importante que meditemos sobre qué estamos haciendo. El juego nos avisará si la decisión es fundamental o no, por lo que no debemos preocuparnos por eso.

Además, gracias al poder de Max, seremos capaces de ver cómo se desarrollan todas las posibilidades, aunque no sus desenlaces. Así, podremos ver cómo se comportarían los personajes si decidimos, por ejemplo, intervenir en defensa de nuestra amiga o no, pero no seremos capaces de saber cuál es la mejor decisión ya que sus consecuencias generalmente no se verán hasta el siguiente episodio.

A esto hay que añadir un recurso que me pareció muy bueno y que, sin embargo, se explotó bastante poco. En determinadas ocasiones, seremos incapaces de volver atrás en el tiempo, lo que nuestra decisión será aún más importante si cabe, ya que podremos fallar sobre lo que pensamos hacer, provocando un efecto mariposa increíble en el resto del juego. Por ello, tendremos que haber prestado la suficiente atención a lo que nos dicen todos los personajes, las notas que encontremos por ahí y lo que vayamos escribiendo en nuestro diario.

Porque sí, a todo esto hay que añadirle un diario que Max va escribiendo a lo largo del desarrollo de la aventura. Allí podremos leer momentos clave de la misma, información sobre distintos personajes, acceder al sistema de sms del juego (realmente nosotros simplemente leeremos las conversaciones que mantiene Max con el resto del elenco) y ver las fotos, que son algo así como los coleccionables, obligándonos a prestar atención a cada zona para ver qué es lo que debemos fotografiar al más puro estilo Beyond: Good and Evil.

Ciertamente, quitando la Banda Sonora, el apartado técnico no es el fuerte de este título. Dontnod hace uso del motor Unreal Engine 4, aunque de forma bastante superficial. Resulta increíble como una versión anterior es capaz de crear el mundo de Batman: Arkham Knight, mientras que con esta se consiguen resultados bastante inferiores. Que oye, no molesta a la vista ni mucho menos, pero también es cierto que no pusieron el foco aquí. 

No sobresale nada especialmente, quizás el propio diseño de los personajes, pero como digo no vamos a quedarnos sorprendidos recorriendo las zonas como haríamos en Xenoblade Chronicles X o The Witcher 3, o si lo comparamos con algo del género, el reciente Until Dawn. Como digo, no pasa de correcto.

Sin embargo, en el apartado sonoro el juego cobra fuerza. El inicio es de los que marcan, con Max saliendo de la clase y poniéndose los auriculares para dar paso al tema To All Of You, de Syd Matters. Como digo, la BSO sí está a la altura del juego, con temas que tocan todos los géneros y se adaptan perfectamente al momento del juego.

Dontnod ha sabido encontrar su rumbo. Remember Me puso las bases: una historia genial que si bien no estaba del todo bien aprovechada y su sistema de juego era, simplemente, correcto, aunque se dejaba entrever de lo que eran capaces.

Con Life is Strange lo han demostrado. Sí, el juego tiene un defecto principal que es su final, que lo lastra después de lo bien llevada que está la historia. Pero creo que no sería justo valorarlo únicamente por su desenlace, y es que realmente la aventura es todo un recorrido donde nos sumergiremos en el mundo de Max y nos identificaremos con los personajes, emocionándonos en más de una ocasión.

Es cierto que no juego demasiadas Aventuras Gráficas, pero Life is Strange no cuesta demasiado para el buen sabor de boca que deja después de completarlo si hacemos balance general. No es el juego del año, y tiene algunas carencias como he comentado antes, pero realmente os lo recomiendo. El 29 de enero sale una edición especial donde se incorpora la traducción al español (ahora mismo una disponible gracias a la comunidad, aunque yo jugué en versión original y no he podido probarla). Creo que el juego cuesta unos 20€ (yo lo compré rebajado a 10€ gracias a la oferta de navidad) y no dura demasiado (algo menos de 20h si sois tan rebuscados como yo y le dais mil vueltas a todo). Si os gustó la película de El Efecto Mariposa, creo que podréis disfrutar de este título. Si no, creo que también.

¡Un saludo y gracias por leer!

When a door closes, a window opens... Or, something like that

5 comentarios:

  1. Tengo reservada la Limited Edition que sale el 22 de este mes. Me ha parecido simplemente mejor que cualquiera de telltale (si me apuras mucho a nivel del primer walking dead). Y no lo considero una aventura gráfica (me he jugado 2897492874 en los 90), sino una novela con gameplay (cutrillo xD), y los que mencionas de aventura grafica actual tampoco lo son xD Porque sí hay aventuras gráficas actualmente, aunque suelen ser cosas indie. Personalmente sí me gustó el tema gráfico. Es bonito y estético, aunque no sean gráficos new generation. No los necesita. Pero, al igual que tu, lo recomiendo encarecidamente solo por un detalle: Ha sido el primer juego por el que he llorado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La línea entre aventura gráfica y novela visual se ha diluido del todo con los últimos años, a medida que todo el espectro de Walking Simulators por un lado y Novelas visuales de investigación o habitacción cerrada por otro se han ido robando trozos los unos a los otros. Empero, el nombre de Aventura Gráfica sigue siendo apropiado mientras haya progresión que puede ser resuelta aplicando objeto encontrable A a solución B, que es el mínimo absoluto del género.

      Pillé también el Life is Strange en las rebajas de navidad, pero ahora mismo tengo un backlog de... (consultando...) nueve juegos en marcha y ocho por empezar. Lo he visto descrito como "un juego sobre lo incómodo que es ser joven", y me lo vendieron con esa frase casi.

      Eliminar
  2. Yo parto de la base de que este tipo de juegos cercanos a los Telltale Games o a las obras de Cage no me gustan demasiado. He probado muchos de los que han ido saliendo y ninguno me convenció a excepción de la primera temporada de Walking Dead... pero de la segunda he pasado abiertamente xD. Y eso que yo voy diciendo por ahí que me gustan las buenas historias, que teóricamente es lo que presentan este tipo de títulos. Así que de momento ni el buen Astara me ha convencido para meterlo en mi backlog, que es semejante al de Abe o incluso superior.

    Sí me gustaría comentar algo que se deja caer en el texto: ¿cuántos de estos juegos presumen del tema de las decisiones para luego acabar en dos o tres finales distintos o en varios pero con poquísimos matices? Vale que lo que importa es el camino, de hecho a mí el Mass Effect 3 me satisfizo igual porque el final me daba lo mismo, pero uno no puede presumir de tanto camino para luego caer en fallar al final haciendo cosas muy parecidas o pocas ramificaciones digamos "reales". Y sí, a la prensa se le llenó la boca con Until Dawn, que es un juego que disfruté, pero he visto tres partidas distintas (porque se presta mucho a jugarlo con amigos y ver lo que cambian) y el final a todos los efectos era lo mismo cambiando quién vive o no... lo que tampoco tenía tanta relevancia. Otro del que pienso lo mismo es el citado The Walking Dead Temporada 1. Fastidia hacerlo todo a tu modo para luego ver que tienes el mismo final que todo el mundo o muy parecido al de gente que ha hecho cosas muy distintas a ti. Es algo en lo que podrían trabajar en esta generación, aunque entiendo que a nivel de guión es más fácil meter variaciones por en medio más grandes o pequeñas pero que conducen al mismo final o semejante que ramificar tantísimo.

    ResponderEliminar
  3. De los mejores juegos que salieron en el 2015, sin dudas una historia casi perfecta con un desenlace que te podrá o no dejar un mal sabor pero ese es muy personal, es de esos juegos que se deben jugar si o si en la vida para no perderse de algo, sea que te guste o no el genero.
    Una banda sonara espectacular, una ambientación casi magistral y por los premios que recibió no tengo que agregar mucho mas en cuanto a su apartado sonoro y las voces que lo acompañan.
    Es verdad que el apartado gráfico no es de los mejores, pero la ambientación esta tan bien hecha que dejas de lado los defectos que puedas encontrar para sumergirte en el juego.

    ResponderEliminar
  4. A mi me gustan los juegos de este estilo, son ligeritos para desconectar de otros juegos más complejos y si te gusta la historia son mmuy buenas opciones, el último que me pasé fue el de Juego de Tronos y me gustó bastante.

    De este Life is Strange siempre he oido hablar muy bien, tengo que jugarlo también en cuanto pueda

    ResponderEliminar