jueves, 10 de diciembre de 2015

[Análisis] Exit Fate (PC)

Desde los inicios de los RPG hasta la actualidad hemos visto nacer distintos tipos de historias, tales como salvar al mundo de las garras del malvado señor oscuro o luchar con tus compañeros por una noble causa e, igualmente, detener al villano de turno. Con la cantidad de años que tiene el género es difícil encontrar innovación dentro de las compañías más conocidas, topándonos con la dualidad protagonista sin personalidad en un mundo abierto de los WRPG y excesividad de anime en los JRPG porque es ir a lo seguro, dándole a los jugadores lo de siempre.

Por este motivo las apuestas más arriesgadas, extravagantes e interesantes suelen venir de los juegos indie, pero no estoy aquí para crear una discusión sobre cuál sector es mejor. Hoy compartiré con ustedes un ejemplo de lo que considero un buen RPG, un juego llamado Exit Fate.

Exit Fate es un título creado en el año 2009 con RPG Maker por una sola persona, conocida como SCF, quien anteriormente ya había hecho un juego a mi gusto igual de bueno, pero esa es una historia para otra ocasión.

Este RPG es, básicamente, un homenaje a Suikoden II, implementando varias mecánicas y elementos de la obra de Murayama en el juego. Además, su aspecto visual (en términos generales) y la banda sonora son "tomadas prestadas" de otros títulos, pero esto no quiere decir que nos encontremos ante un título sin originalidad, más bien todo lo contrario, así que esto es lo que me gustaría compartir con toda la comunidad de Destino RPG.

La historia gira en torno a Daniel Vinyard, un coronel del ejército real de Kirgard quién prefiere la diplomacia y el pacifismo antes de la guerra. Sus ideales entran en conflicto cuando junto a su amigo Jovian Knight (quién acaba de ser promovido a general) formará parte de la ofensiva para conquistar la isla Helman, perteneciente al país vecino de Zelmony.

El ataque inicial es un éxito pero todo cambia radicalmente cuando nuestra legión es atacada al caer la noche y, sin tener idea de lo que pasó, despertamos en un pueblo de elfos que se encuentra en el centro de la isla, sin saber nada de nuestros amigos. Al tratar de volver al campamento, Daniel descubrirá que ha sido tachado como traidor y que su única alternativa es buscar la protección del ejército enemigo, lo que lo pondrá en contra de su país y de sus amigos.

Al igual que la saga Suikoden tendremos una trama compleja y muy enfocada a las relaciones políticas, complots, traiciones y guerras. Sin embargo, contaremos con un protagonista con ideales bien definidos, que no duda en expresarlos y que, además, se cuestionará constantemente lo que está en juego, luchando por lo que él cree que es correcto, además de tener personalidad suficiente como para sentir que no estamos frente a un protagonista típico.

Daniel es la parte fundamental que hace que toda la trama gane muchísima más profundidad que la que podemos ver en otros títulos de este género.

Las batallas en Exit Fate se realizan por turnos en una plantilla 3x3, siendo capaces de controlar hasta un máximo de 6 personajes ubicados en las distintas filas y columnas, además de poder cambiarlos de lugar o reemplazarlos por otros que nos acompañen en cualquier momento. Algunos de ellos poseerán habilidades especiales que pueden tener efectos de área u otras funciones de apoyo.

Cada personaje tiene un elemento asociado (Fuego, Hielo, Agua, Rayo, Luz y Oscuridad) que no solo le dará ventaja sobre enemigos del elemento opuesto sino que también le reducirán el coste de hechizos del mismo elemento. Esto es crucial para el desarrollo del combate, puesto que las magias son compartidas por el grupo en formas de cargas y, además, los PM comienzan desde un valor fijo que irá incrementando a medida que pasen los turnos.

Al finalizar un combate, la cantidad de PM volverá a su valor por defecto, perdiendo todos los que teníamos acumulados hasta el momento ¿Esto es malo? Para nada, si tenemos suficientes PM como para realizar un hechizo de curación, este se ejecutará automáticamente durante la pantalla de resultados, lo que mantendrá al grupo fresco y evitará que se interrumpa la aventura por desgaste, lo que parece ser la idea de dificultad en muchos RPGs.

Las batallas aleatorias son completamente inevitables y no nos permiten huir de ellas, pero como solución se nos presenta la posibilidad de sobornar a los enemigos para que los dejen en paz. La cantidad de Arn (dinero) a pagar es siempre 1/4 de lo que obtendríamos al ganar dicho combate, por lo que también podemos identificar formaciones enemigas y sus beneficios incluso antes de comenzar un combate, algo ideal para aquellos que les encanta farmear.

Para evitar quebraderos de cabeza, la experiencia recibida por cada personaje dependerá de la diferencia de nivel entre el enemigo derrotado y el nivel del personaje en cuestión, ganando más puntos aquellos que vayan más bajo de nivel (y por bastante) a la vez de evitar eso de ir sobrados de nivel en ciertas zonas.

El equilibrio siempre será constante y hará que el título ofrezca una dificultad muy estable, lo cual puede que esto no les guste a los amantes de los desafíos.

Fiel al modelo original, Exit Fate le da a cada personaje un arma específica la cual se tendrá que mejorar mediante herreros dispersos a lo largo de los países. También están presentes las relaciones personales que mejorarán (o empeorarán, según sea el caso) las estadísticas del personaje si se da el caso que su amigo/rival caiga en combate, lo que es muy importante a la hora de afrontar las batallas más duras y los jefes opcionales.

Ejemplo de una batalla en video (comienza en 08:45)

Como era de esperar, habrá secciones de enfrentamientos tácticos para repeler ataques o conquistar territorios enemigos donde una buena estrategia será la clave del éxito. En cada batalla tendremos que movilizar a los comandantes de nuestro ejército acompañados por tres subcomandantes. La capacidad de cada batallón estará determinada por la clase a la que pertenezcan las unidades (Infantería, Caballería, Exploradores y Hechiceros) y para lograr la victoria se deberá acabar con el ejército enemigo o derrotar al comandante (si es que lo hay).

Cada vez que finalicemos una enfrentamiento se nos clasificará con un rango del A al F acorde al desempeño en la batalla, naturalmente se nos darán mejores recompensas si conseguimos rangos A, B o C mientras que los demás aportarán objetos comunes. El rango F nos dará un objeto que no podremos vender ni desechar llamada Medalla de la Vergüenza, que es "un recordatorio constante de tus errores". Una bonita forma de incentivo ¿No?

"¡Todos los vampiros tocan el órgano! ¡Y si todos los vampiros tocan el órgano,
entonces lo más probable sea que alguien que toca el órgano sea un vampiro!"

Exit Fate cuenta con 75 personajes posibles de reclutar, de los cuales 27 son obligatorios por historia y 48 son opcionales. Además, solo 14 de ellos (algunos opcionales) cumplen funciones de comandantes en enfrentamientos tácticos. Estos cumplen diversos roles, ya sea en el castillo (que no podía faltar una base de operaciones para el ejército) o en la batalla con habilidades especiales, aunque son pocos los que las poseen.

Los personajes de historia, más específicamente los que están más relacionados con la política, son los que están mejor escritos y SCF tuvo especial cuidado que se notara. Los opcionales tienen muy pocas líneas y casi (o) nada de relevancia pero que su presencia en las batallas o en castillo dejan en claro que son importantes, y otros simplemente se ganarán al jugador con sus líneas, como Luther y su némesis.

Los villanos o aliados también demostrarán su carisma, demostrando ser más que personajes planos y genéricos. De hecho, es más complicado encontrar un personaje que desagrade que uno que caiga bien, con menciones honoríficas a los dúos Keyser & Bast (estrategas rivales estilo Light y L de Death Note), Sick & Trevor (Cumplen la función del enemigo con el que luchas varias veces) y Luther & Vanrushal (Es Hellsing hecho comedia pura) que son geniales en lo que hacen y sorprenderán a más de alguno.

Como ya dije este juego utiliza recursos de otros RPGs, la mayor parte de sus gráficos son de Suikoden II e incluso los sprites originales son familiares a los de ese juego. Los bustos de los personajes y sprites son completamente hechos por SCF, cuyo estilo particular marca una clara diferencia con la que se encuentran en otros videojuegos (aunque puede que a más de uno no le guste).

Los únicos defectos que podrían asociársele es la falta de animaciones de batalla o expresiones de los retratos de los personajes (pero no de los sprites) y que la música no se reinicia correctamente, pero esto ya es más un problema del RPG Maker que otra cosa.

Hablando de música, el juego toma temas en su mayoría temas de la edad de oro de los RPG, siendo SNES y PSX su fuerte, contando con temas de obras como Final Fantasy, Xenogears, Wild Arms, Chrono Trigger y (como no) Suikoden. Unas pocas excepciones corresponden a canciones de bandas que, salvo una, no desentonan con el ambiente del juego. Sin ser spoiler les dejo la canción utilizada para el jefe final, que me hizo descubrir una banda que se ha convertido en una de mis favoritas:


  • + Historia sublime y personajes con mucha profundidad.
  • + Dificultad aceptable y sistema de combate intuitivo.
  • + Variedad de contenido.
  • + Para estar hecho con RPG Maker está bastante trabajado.
  • + Soluciona problemas típicos como el grindeo.
  • + Batallas tácticas bien elaboradas.
  • + Funciona en cualquier sistema operativo.
  • - Está en inglés.
  • - A algunos les ocurre un bug donde aparecen rectángulos vacíos en las cajas de texto.
  • - Es fácil perderse cosas sin una guía.
Exit Fate es un gran juego que bien puede llegar a más de 40 horas si tratas de completar todo lo que ofrece, posee un elenco de personajes muy especiales y una historia que al comienzo puede parecer una copia de Suikoden II, pero al avanzar se comprobará que tan única es.

Me cuesta ser imparcial con este título porque realmente destaca entre el resto gracias a su construcción ya que se realizó por puro "amor al arte", así que los invito a que le den una oportunidad.

4 comentarios:

  1. Yo que estaba viendo un análisis de un RPG, y me encuentro una reseña oculta a Therion. Es que encima me esperaría antes a cualquier grupo que a Therion para un RPG xD

    Ya solo ver esa batalla con Therion de fondo, es casi suficiente aliciente.

    Y lo de la medalla de la vergüenza me ha parecido muy interesante. Me apunto la recomendación.

    ResponderEliminar
  2. Esto es MUY fuerte. Precisamente este juego lo conozco de hace tiempo, y el otro día (el viernes) lo estaba re-jugando, y pensé: "Estaría bien ver un análisis de este juego en Destino RPG" XD
    Estaría muy bien que hicieras lo mismo con el Last Scenario (he de decir que me gustó más, y la historia me parece muy buena).
    En cuanto a la "nota final", concuerdo en todo contigo.

    ResponderEliminar
  3. Me lo apunto para jugarlo, que sea gratis y tenga una dificultad algo estable hace que me apetezca más. Seguramente lo juegue entre dos juegos más "pesados" para relajarme y disfrutar de la historia.

    ResponderEliminar
  4. Que ganas le tengo a este juego, es del mismo creador del Last Scenario (uno de los rpg más deconstructivos de la historia XD) pero éste último todavía no me lo he acabado y me lo quiero pasar. Una de las joyitas del RPG Maker junto con otros como Alter Aila Genesis o Dhux's Scar.

    ResponderEliminar