martes, 30 de septiembre de 2014

No apto para todos los públicos - Séptima edición - Kamidori Alchemy Meister.


Hola de nuevo a todos, vuelvo a estar por aquí, como no, en otro "No apto para todos los públicos". Al final me voy a adueñar de la sección y todo ;)

Mi última aportación fue Sengoku Rance y, esta vez, os traigo un juego que, si bien coincide en género (Novela Visual+Eroge+SRPG) es muy distinto al anterior. El título en cuestión es Kamidori Alchemy meister (PC, 2011, Eushully), juego que a pocos sonará, ya que no ha salido de tierras niponas. A pesar de esto existe una fan-traducción al inglés, no os preocupéis, que si no yo no estaría escribiendo esto.

Como con Sengoku, el juego es peculiar por su género. Evidentemente, no está recomendado para menores de 18 años debido al apartado erótico, pero que esto no os eche para atrás, la parte jugable del título es de buena calidad y deleitará a los amantes del SRPG, especialmente a quien disfrute del farmeo. Como es costumbre en las novelas visuales, el juego luce una estética anime con imágenes en 2D para la parte de historia, lo cual también puede ser del gusto de muchos... Y una molestia para otros.

Estos aspectos son similares a Sengoku Rance, ya que no deja de ser el mismo tipo de juego, pero para aquellos que sepan ver más allá del toque picante y aprecien su sistema, encontrarán un título, si bien sencillo en su concepción, altamente disfrutable.



Como ya he comentado, la historia se nos presentará, principalmente mediante conversaciones de los personajes en imágenes estáticas en 2D, únicamente cambiando algunas expresiones y poco más. Algo a lo que ya estarán habituados los jugadores tanto de RPGs como de novelas visuales.

Nuevamente, nos encontramos ante un juego que destaca por jugabilidad, en el que la historia queda relegada a un segundo plano, siendo más bien corta y complementándose con la interacción con los compañeros, como pasa por ejemplo en la saga Atelier. Aun así, cumple perfectamente su función.


En el juego, nos ponemos en la piel de Wilfred, un aspirante a alquimista. Nada más comenzar la historia, realizaremos una misión, a modo de tutorial, donde conseguiremos el título. A partir de ahí, nos tocará crecer como alquimistas en el taller heredado de sus padres. Pero, claro, evidentemente la historia no será sólo "mejorar como alquimista",  la cosa se complicará bastante.

La historia del título estará estructurada por capítulos, nueve para ser exactos, que avanzan conforme lo hace nuestro nivel de alquimista. La historia principal suele avanzar sólo al final de cada capítulo, aunque a veces hay alguna misión o evento relacionado con ésta de por medio, así como historias secundarias. En el capítulo 3 el juego se separa en rutas, tres, una por cada heroína, lo cuál cambiará la historia principal, que estará relacionada con la heroína de turno, pero dejará intacto el resto. Esto nos invitará a completar el juego al menos 3 veces si queremos saber todo lo que nos puede ofrecer.

Decir que en el ámbito eroge, el juego es bastante menos crudo que Rance, aquí no hay violaciones o cosas del estilo, el protagonista "simplemente" y sin saber como, se consigue una especie de Harem de chicas con "su encanto natural".



La parte jugable se divide en dos apartados: Por un lado, como propietarios de un taller, deberemos de administrarlo. El edificio se divide en cuatro secciones: El taller propiamente dicho, nuestra habitación, la tienda y el jardín. Podremos poner "muebles" (en el sentido amplio, porque cuadros o plantas van incluidos xD) que modificarán ciertos parámetros de cada habitación.

Por ejemplo, en la tienda podremos atraer más clientes o vender más caro, en la habitación subir el conocimiento para poder desbloquear recetas de alquimia, en el taller reducir el coste de los materiales... No todo será simplemente cuestión de decorar, habrá que prestar mucha atención a lo que queremos buscar en cada zona. Dichos muebles podremos crearlos o conseguirlos en misiones.

El apartado de la tienda será, además, nuestra principal fuente de ingresos (alguna misión también dará dinero, pero poco). Es necesario vender cosas para subsistir, ya que la tienda consume recursos, que aumentan al conseguir nuevos compañeros o subir de nivel el taller y, si nos quedamos sin dinero, será Game Over (bueno, en realidad el juego te da una segunda oportunidad, tras la cuál sí es Game Over). Si habéis jugado, os sonará un poco a Recettear: An Item Shop’s Tale (PC, 2007/10), que se hizo bastante famoso hace unos años.

Aunque, la verdad, muy mal hay que hacerlo para que os arruinéis, ya que conseguir lo justo para ir tirando no es difícil.


Como alquimistas, nos encargaremos de construir nuestro propio equipo y, en el caso de las armaduras, podremos mejorarlas, lo cuál consume bastante dinero, de ahí la importancia de manejar bien la tienda. También podremos crear consumibles, tipo pociones, que podremos vender en la tienda o quedárnoslos para consumo personal, y algunos objetos para cumplir misiones o sacarnos un dinero extra.

Evidentemente, para crear cosas necesitamos materiales, y aquí es donde entra en juego el segundo apartado jugable: La exploración. Podemos salir de la ciudad y visitar diferentes mazmorras, que se irán desbloqueando por historia o al hacer misiones. Explorar consume tiempo pero esto sólo influye en el gasto de la tienda (consume X cantidad de dinero por día) o en las escasas misiones con límite de tiempo. Para el juego en sí da igual si pasan 6 meses o 10 años.

Al entrar en una mazmorra, nos encontraremos con puntos de recolección, en los cuales podremos obtener materiales si disponemos de la habilidad necesaria (al principio sólo el protagonista podrá). Otros materiales se obtendrán, como no, del drop de los enemigos.


La mazmorra estará dividida en casillas y los turnos aliados y enemigo se irán alternando, tipo Fire Emblem. Cabe destacar que en este juego la movilidad tiene más factor estratégico de lo normal, pues no sólo hay varios terrenos con condiciones especiales (para pasar por el agua necesitas una habilidad pasiva concreta, por ejemplo), sino que, además, las casillas estarán bajo control aliado, enemigo o neutro. Por casillas propias los personajes pueden usar toda su movilidad, pero en las neutras o enemigas, sólo podrán avanzar 1, indistintamente de cuanto hayas movido antes.

Esto hace necesario usar a algunos personajes para abrir camino, ya que cada casilla pisada pasa a ser nuestra. Por suerte, si en una sala no hay enemigos, toda pasará a ser aliada tras pisar una casilla cualquiera, lo cual ahorra tiempo. Para combatir, debemos de ponernos al lado del enemigo para ataques a corta distancia o a X cuadros de distancia para arcos, magias o ciertas habilidades (normalmente 2 o 3), nada raro en este aspecto.

Una vez atacamos, dispondremos de 2 acciones, o 3, si somos mucho más rápidos que el oponente. Éste, por su parte, nos contraatacará con 2 más, o 3, si él es mucho más rápido, siempre y cuando pueda contraatacar en dicho rango. Disponemos de los parámetros básicos de un RPG (HP, SP, ataque, magia...) añadiendo puntos de movilidad, que se gastan al moverse y, si se agotan, nos obligan a quedarnos quietos y descansar.


Las habilidades se consiguen al subir de nivel, aunque ciertas piezas de equipo traen alguna incorporada y tanto el protagonista como las heroínas podrán adquirir más al mejorar sus armaduras.

Podremos equiparnos un máximo de 4, entre pasivas y activas, lo cuál, por su limitación, nos hará decidir con mucho cuidado que es lo más adecuado para cada situación. Por suerte, cada turno podemos reasignarlas.

De hecho, será necesario visitar varias veces cada mazmorra para conseguir objetos, especialmente en las misiones opcionales y más aún en los extras que se desbloquean a partir de la segunda partida. Pero para la historia principal tampoco es tan exigente, así que aquellos que no sean muy amigos del farmeo pueden darle una oportunidad igualmente.


El apartado sonoro del juego, si bien no destaca tanto como en otros títulos, en general es más que notable. Dispone de un amplio número de melodías, lo que ayuda con la ambientación y, pese a que pasaremos bastante tiempo escuchando algunas, (al farmear o al estar mucho rato en la ciudad), no llegan a hacerse repetitivas. Os dejo una muestra:



El juego, como podéis ver en las imágenes, no es la última maravilla tecnológica pero, dentro de la estética que busca, cumple bien. Está basado en escenas tipo anime, y gráficos 2D, no apto para graphic whores. ;)



Salvo que ignores las misiones secundarias y el farmeo por completo, el juego tampoco es tan difícil, pero siempre mantiene un nivel mínimo de exigencia y, desde luego, tampoco diría que es fácil.

La dificultad es, más o menos, de un nivel similar durante todo el juego, aunque en las partes extras, desbloqueables al completar la historia principal, aumenta bastante.



El juego tiene 3 rutas y, para completarlo al 100%, hay que pasárselo al menos 4 veces (la primera partida no te permite desbloquear todo, por lo que una ruta no te quedaría 100% con 3 partidas).

En sí el título es largo y, si contamos los extras, como nuevas mazmorras, nuevos personajes o nuevas misiones que aparecen tras completar la historia principal, la cosa se puede alargar todavía más.

Entre sucesivas partidas es posible conservar cosas como el nivel o el dinero (imprescindible para hacer alguna misión extra temprana), lo cuál te hará avanzar más rápido, pero también es posible hacer que los enemigos no tengan limitación de nivel por zona, encontrándote con monstruos fuertes en las zonas iniciales, haciendo así que el juego siga siendo un reto desde el inicio.

Si incluimos el gran farmeo necesario para algunas misiones, el juego es MUY largo (Por encima de las 60 horas) y, aun si obviamos algunas cosas, sigue siendo bastante largo y rejugable. Sin duda, este aspecto no es criticable.



Kamidori Alchemy Meister es un juego con una historia sencilla pero con un sistema bastante adictivo y divertido. Es largo y rejugable, aunque tiene muchos aspectos que lo hacen que no se le pueda recomendar a cualquier jugador: La estética, los elementos eróticos, el idioma, la jugabilidad más pausada o, sobre todo, la necesidad de farmeo con una duración importante, pueden ser una barrera que os impida disfrutarlo.

No obstante, espero que os haya resultado interesante este título y lo probéis si os ha llamado la atención el artículo.

Ya nos veremos con otro de mis juegos raros en el próximo artículo de la sección... O igual preparo algo diferente para la próxima vez. Ya se verá. ;)

7 comentarios:

  1. A mi me recuerda al Recettear, aunque el puntillo erótico y de Novela Visual, con rutas y tal, lo pueden hacer más interesante y todo. Una pena que no tenga tiempo para nada, porque la verdad es que me apetecería un juego así... Si no fuera porque tengo el Fantasy Life. :P

    ResponderEliminar
  2. Pues no tiene mala pinta para nada aunque menudos juegos más raros encuentras por ahí.

    ResponderEliminar
  3. Y la mayoría los descubro por casualidad, pero mira, algunos hasta te sorprenden xD Este lo encontré después de jugar Ar tonelico, decidí buscar otra "novela visual - rpg" y apareció :P

    Por cierto, hay un juego anunciado para PS-Vita que tiene pinta de ser MUY similar, great edo blacksmith.

    Y lo próximo, aunque aun no pensé nada concreto, será más normal. Aun me quedan 2 NV-RPG pero su parte RPG es muy escasa, es más VN sin más, así que no me parece adecuado ;)

    ResponderEliminar
  4. Tiene buena pinta, voy a probarlo :)

    ResponderEliminar
  5. Yo en su momento lo jugué en pleno japones y lo disfrute un montón, son pocos las novelas visuales con toques de RPG que salen decentes al mercado, lastima que ya original es imposible tenerlo, me paso con el Eternal Fantasy en su momento que tenia unos sprites demasiado bien hechos para el sistema de combate que se gastaba.

    ResponderEliminar
  6. Me han entrado ganas de un Fire Emblem de repente xD

    ResponderEliminar
  7. El infierno del farmeo en persona...

    Yo lo he jugado y me lo he acabado dos veces, la ruta de Emelita y la de Serawi. La cosa es que la primera ruta que jugué (Serawi) me enganchó tela el sistema de juego, el cual desconocía casi en su totalidad. Voy jugando, cada vez cojo un vicio mayor y mayor, haciendo las misiones secundarias de pasada, sin detenerme mucho en el farmeo.

    Un día de invierno cualquiera, me doy cuenta de que tengo que conseguir unos determinados materiales para mejorar las armaduras del protagonista y las heroínas. Sí, hablo de sangre del Werewolf, la sangre del Rym y más que no me acuerdo... Bien, me pegué como una hora y media para recolectar una de cada. El juego es largo, muy largo. Si no estás abierto a estos contratiempos, no es recomendable xD.

    El otro aspecto de primera importancia que quería comentar (porque me puedo pegar un ratillo bueno opinando del juego xDDDD) es que una vez aprendidas las mecánicas del juego, los enemigos no te suponen ninguna dificultad, excepto si vas muy por debajo del nivel recomendado y/o con palos de madera. Es fácil engañar a la máquina, pero se agradece porque si no me habría quedado atascado varias veces.

    De todos modos, muy bueno y completo el juego. Hay H-scenes para aburrir....

    ResponderEliminar