viernes, 21 de diciembre de 2012

Formas de destruir el mundo: Homenaje a la saga Final Fantasy.


Hoy es día 21 de diciembre de 2012. Un día normal, como otro cualquiera si no fuera porque a una civilización antigua se le hubiera ocurrido dejar de contar días hasta... Hoy, siempre que no consideremos "detalles sin importancia" como el hecho de que nosotros, en nuestro calendario, sí tenemos años bisiestos y ese concepto no existía para los mayas, por lo que el hipotético "fin del mundo" pasó hace meses.

Pero, bueno, como es el chiste del día, toca comentar posibles "fin del mundo" y qué mejor forma que considerar las posibilidades de una saga que cumplió 25 años hace unos días: Final Fantasy. Así que, nada, intentaré evitar los spoilers comentando solo el hecho que provocaba que el mundo estuviera en peligro en cada título y llevándolo a nuestro mundo actual.

Será una entrada muy absurda, así que no esperéis nada coherente. ;)


Cuidado con apalizar a alguien


Si no queréis que el mundo se acabe, procurad no darle una paliza a un pobre "malo de relleno", no vaya a ser que contacte con el Caos antes de morir, viaje 2000 años al pasado y vuelva al presente con un ejército de monstruos y demonios que arrasen nuestro mundo.

¡A ver dónde encontramos a cuatro héroes de la luz en estos tiempos! Además, imaginad que uno nos sale así:


Cuidado con los emperadores zumbados

Uno de los finales del mundo más predecibles: Un emperador con mucho poder se vuelve loco y decide destruir a todos los demás reinos. Este concepto se ha visto en la mayoría de Final Fantasy, si bien no ha sido llevado hasta las últimas consecuencias salvo en Final Fantasy II, con el Emperador Mateus de Paramecia.

Así que, nada, si hoy veis a un líder mundial más sediento de poder de la cuenta, ojito, que puede ser el que cumpla la profecía maya con una escalada militar.

La oscuridad nos persigue

Seguramente, unos de los finales del mundo más inesperados: Hay alguien haciendo algo malo por una razón lo más cobarde posible (Como evitar la muerte) pero resulta que, en realidad, todo es cosa de "la oscuridad", que tira rayos láser y nos causa estados alterados a gogó.

Un final del mundo como este es casi imposible de evitar, ya que te suelen dejar con el culo torcido y no sabes cómo reaccionar (Especialmente, si vienes de hacerte una mazmorra que te ha llevado ante varios combates contra un porrón de jefazos, sin guardar), así que, no sé, matad bichos de relleno por la zona durante todo lo que queda de día, a ver si así habéis logrado el nivel suficiente para combatir esta cosa.

Aliens


¡Oh! Uno de los finales del mundo más esperados. ¿Y si hubiera una raza alienígena super-desarrollada con ganas de destruir la Tierra para quedársela ellos? Es más, incluso puede que sean de un planeta que nos colonizó en el pasado y ahora están de vuelta para reclamar lo que es suyo.

Vamos, la teoría de los antiguos astronautas, llevada al extremo y, encima, llegando hoy mismo. ¿Quién sabe? Puede que sean más simpáticos que Zemus.

Nos vamos al vacío

Por fortuna, esta posibilidad parece imposible hoy en día, ya que el universo se supone en continua expansión, pero la teoría del Big Crunch casa muy bien con lo que pretendía hacer Exdeath: Reducir nuestro mundo a la nada.

¿Quién sabe? Igual todas las teorías se equivocan y este 21 nuestro mundo desaparezca en el vacío porque el universo "da marcha atrás"... Al menos, sería rápido. xD

¿Y si alguien se convierte en un Dios con mala leche?


El final del mundo también nos podría llegar de la forma más rocambolesca, en la que un zumbado de la vida logra unos poderes que le convierten casi en un Dios y se decide a gobernarnos con mano de hierro.

Desde luego, sería el fin del mundo tal y como lo conocemos pero, hey, igual tenemos suerte y el que se convierte en Dios es alguien agradable que nos lleva por el camino de la alegría, no hay que ser pesimistas.

¡Meteorito!


El final más predecible para la raza humana. Total, si esto pudo destruir a los dinosaurios, sería difícil que lo soportáramos nosotros, ¿no?

La cuestión es fácil: Cae un meteorito gigantesco en la Tierra porque la NASA no es tan pro como en las pelis y Bruce Willis no está para estos trotes que destruye ciudades enteras, provoca un tsunami que arrasa parte del resto y, de rebote, varios volcanes entran en erupción por el efecto del choque, dejando a la Tierra en un estado de destrucción y oscuridad permanente que dura meses y meses.

Siempre podríamos llevar Cintas y materias Super PG para aguantar el impacto, incluso aunque se provoque una Supernova con nuestro Sol, pero por si acaso rezadle un poquito a las esferas blancas que tenéis por ahí, no vaya a ser que las almas de los muertos no tengan tiempo de llegar a salvar la situación.

O, bueno, igual tenemos suerte y eso solo sirve para que el mundo renazca mejor, Final Fantasy XIV style.

¿Y si se comprime el tiempo y el espacio?


Nada más bonito que una compresión del tiempo y el espacio para la destrucción del mundo. ¿Que no es posible? Bah, paparruchas.

Pensadlo, obviando la parte en la que hay un ser supremo que reina sobre todo, podríamos jugar al fútbol con Juana de Arco, los dinosaurios, visitar el futuro... Total, todo está comprimido, no necesitaríamos ni un autobus especial que lo lleve un oso raro:


Que se den varias cosas a la vez


Hasta ahora, hemos estado viendo posibilidades individuales, pero se podrían dar varias a la vez: ¿Y si hay un gobernante al que se le va la pinza y empieza a conquistar el mundo, con un villano super-poderoso que solo quiere vivir un poco más, un alien de otro planeta que compartía su existencia con el nuestro y, encima, hay una Nube de Oscuridad para decirnos OLA K ASE y rematar la jugada?

Desde luego, haría este día 21 un final del mundo espectacular, pero más les vale darse prisa, porque se va haciendo tarde y a este paso no van a poder salir todos los actores.

Un monstruo sale de la nada y se dedica a destruir cosas


Ni Godzilla, ni King Kong, ni leches: Un Sinh sí que destruiría el mundo tal y como lo conocemos.

Es grande, muy grande, tiene mala leche (Aunque si le cantas un poquito se relaja), puede destrozarte la mente y, encima, provoca tsunamis por donde le parece. Más nos vale buscar invocadores y sus respectivos guardianes, porque si tienen que ponerse a peregrinar por los lugares santos (Como el Rocío, pero sin tanto alcohol) antes de que se acabe el día, ya estamos con retraso.

Cuidado con los peluches


En plena oleada de regalos de peluches por el Amigo Invisible, un final del mundo bastante posible sería que los más monos se hicieran malos y trataran de conquistar el mundo.

A decir verdad, no parecen algo tan peligroso, pero si Chucky liaba la que liaba en tantas pelis, igual un ejército de osos de peluche sí que podría provocar una hecatombe.

Encima, tendrían una música apropiada repetitiva a más no poder para crear más desconcierto:


 Pulsa el botón, Neo


Nada como unos dioses en la sombra para decidir "el fin del mundo" que, en realidad, sea también el comienzo. Si sois unos creyentes de la teoría del tiempo cíclico, ya sabéis de lo que va la jugada: Resulta que el mundo se avoca a su destrucción, así que como los dioses no tienen ganas de que eso ocurra y, por alguna razón, no pueden impedirlo como tal, le mandan a alguien a que se encargue de darle la marcha atrás al tiempo y todo vuelva a pasar.

¡Qué bonito y qué poco práctico!

Los dioses lo mandan


Sí, habíamos visto que el fin del mundo podría venir porque un zumbado se convierte casi en un Dios o que los dioses, en lugar de destruir el mundo, piden que se vuelva atrás... ¿Pero y si los dioses mismos fueran los que quieren destruirlo todo?

Bueno, más nos vale no tener ningún tipo de plan y avanzar hacia delante hasta que, a base de derrotar enemigos, lleguemos a derrotar a los mismos dioses que nos quieren eliminar. Otra opción sería esperar que una diosa se dedicara a ayudar a la humanidad en esos momentos clave, pero no queremos que el fin del mundo nos lleve tres juegos, ¿verdad?


YEEEAAAAAAAH!!!!!!


En fin, que espero que todos disfrutemos de este 21/12/2012 como lo merece, pasando de todas las absurdas teorías sobre el final del mundo salvándolo en nuestro RPG favorito. Y, bueno, si es en un Final Fantasy, que está de aniversario, pues mejor.

2 comentarios:

  1. El FFV innovó al introducir el primer árbol que quería muerte y destrucción para todo el mundo xD.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrada, ha sido divertida de leer.

    La última imagen con Lightning me ha rematado XD

    ResponderEliminar