sábado, 15 de octubre de 2016

[Debate] La pega de una gran duración

Como sabréis, los RPGs destacan por tener duraciones extensas, mucho más que en la mayoría de géneros, es parte de su esencia y la razón por la que muchos se engancharon a este tipo de juegos. Por norma general, se considera que un RPG de menos de 20 horas es corto, cuando esa es una duración más que aceptable en cualquier otro título.

Desde un punto de vista económico, podríamos decir que jugar a RPGs sale bastante rentable, ya que por el mismo precio obtenemos más horas de diversión. No obstante, esta característica supuestamente positiva, en ocasiones, puede resultar contraproducente en muchos títulos y eso es lo que me gustaría tratar en esta entrada.

Uno de los aspectos más importantes para la duración de los títulos de este género es que muchos no suelen estar considerados para tandas cortas: bien sea porque no existe la posibilidad de guardar en determinadas zonas (aunque esto es cada vez más infrecuente), puede ser por la extensión de ciertas conversaciones o escenas (Que no nos saltamos debido a su relevancia para la trama) o, simplemente, por no querer dejar algo a medias, como por ejemplo las batallas en un SRPG ya que, aunque en muchos existe la opción de guardar en medio de un combate, corres el riesgo de olvidarte de parte de tu estrategia y cometer fallos si no lo haces todo del tirón.

Debido a este criterio de "tiempo de juego extensivo", las partidas a un RPG se extienden mucho en el tiempo sin que nos lleguemos a dar cuenta realmente de tal situación. Los títulos estratégicos sufren también de ese "problema".

La cuestión es que, debido a esto, los RPGs suelen requerir continuidad... Durante mucho tiempo, a veces demasiado. No dejar mucho tiempo entre sesiones de juego para no perder el hilo se vuelve crucial y, si, por ejemplo, sólo disponemos de un periodo libre largo un día a la semana, corremos el riesgo de no conseguir una inmersión completa en el juego u olvidarnos parte de la trama, especialmente si la distancia entre sesiones es muy grande. De hecho, apuntad esto como una de las posibles razones por las que a muchos no les calan tanto los títulos actuales.

Evidentemente, esto no aplica a todos los RPGs, pero si a una gran parte. El hecho de no poder hacer sesiones largas, o estar muchos días sin jugar, pueden hacer tediosa la vuelta al juego y no necesariamente porque no nos guste o nos resulte aburrido. De hecho, la falta de tiempo no es la única causante de esto, una duración excesiva de contenido opcional nos puede causar una desconexión de la aventura principal, haciendo difícil el retorno.

¿Nunca os ha pasado que, por los fenómenos anteriormente expuestos, habéis decidido reiniciar la partida en lugar de continuar las 30 horas jugadas o incluso dejar el juego a medias? Sé que no siempre es fácil, pero quizá los desarrolladores deberían de tener esto en cuenta y evitar ciertos aspectos, como el tener que estar X tiempo sin guardar, partes demasiado áridas de farmeo, excesividad de misiones "de relleno"... Incluir recuerdos de lo que ha pasado y estamos haciendo es algo que muchos títulos están considerando y poder guardar en medio de una conversación ayudaría también. La próxima vez que entrásemos a jugar ésta se reinicia desde el comienzo y volveríamos rápidos al hilo.

¿Qué opináis al respecto? ¿Os ha pasado mucho? ¿Se os ocurren formas de solventarlo? Estáis invitados a discutirlo en los comentarios.

Gracias por leer.

11 comentarios:

  1. Mi ejemplo más claro ahora mismo es Dragon Quest VII, he vuelto a jugar hoy tras tres días de descanso porque llevo más de 90 horas y me estaba saturando xD

    El rollo de que el proceso de historia sea prácticamente igual en todas las islas crea una monotonía peligrosa y eso que le he echado muchas horas en el casino y grindeando vocaciones para ir desconectando pero tuve que darle una pausa.

    Y que conste que el juego me gusta mucho y lo estoy disfrutando pero es el típico caso de RPG en que una historia demasiado larga juega en su contra, prefería una historia más corta y que luego haya más zonas opcionales fuera ya de la historia principal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto totalmente, la mejor opción en mi opinión es siempre que la Historia principal sea relativamente corta, pero si quieres ir por las secundarias y conocer a todos los personajes, sus tíos, abuelos y nietos, entonces te vayas de paseo hasta artarte.
      Detesto los RPG que alargan sus historias solo para sumar horas, terminan por perder en el camino a muchos jugadores.

      Eliminar
    2. Suscribo palabra por palabra lo que dice Desaya, sólo que yo llevo parado casi dos semanas. Monotonía + pico de dificultad no invita a continuar. Claro ejemplo de que más horas no es mejor.

      Eliminar
  2. A mi esto me paso con Bravely Second, al principio me lo pille con muchas ganas, pero poco a poco, cada vez eran más largas las horas que pasaban entre sesiones de juego.
    Recuerdo que al final me lo tuve que coger una tarde y pasarmelo en dos dias del tiron lo que me quedaba, muchas veces me perdia en la historia porque no recordaba cosas, a muchos no recordaba porque les habia puesto X oficio o habilidad, etc...
    Al final es un gran juego, pero al ser largo y no tener yo tanto tiempo, lo disfrute muy poco comparado con su antecesor, el cual me lo acabe de 5 dias de juego intenso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasó con el Bravely Second un caso muy, muy parecido al tuyo, pero en este caso te diría que el juego empieza bastante bien, pero pega un bajón muy notorio hacia la mitad y luego al final remonta. Ahí puede andar la causa.

      Por otra parte, bastante de acuerdo con el artículo, una larga duración puede jugarle malas pasadas a la percepción del usuario, especialmente si hay monotonía (como la que apunta Desaya con DQVII) o si nosotros mismos hacemos pausas muy largas en el juego, algo que a mí por desgracia me pasa muchísimo. Lo de los puntos de guardar es grave también, pero es que incluso hay juegos donde puedes guardar donde sea, pero si te comes batalla larga contra un boss duro+conversación de casi 20 minutos al acabar (verídico) sin poder grabar, malo xD.

      En lo personal, disfruto con juegos de 10-15 horas, algo difícil en el género. Y ya en éste, prefiero partidas de 40-50 horas que de más. Es por eso que en muchos estoy dejando tiradas las secundarias hoy en día.

      Eliminar
  3. En mi caso particular yo estoy jugando ahora mismo con la 3DS, por lo que incluso sino puedo guardar en medio de los combates, puedo cerrar la pantalla, consumiendo mucha menos batería y así seguir varias horas después, como yo estudio y trabajo está función de la consola me ha resultado extremadamente útil para aprovechar los pequeños espacios de tiempo.

    Pero esto sólo aplica a juegos de portátiles, el gran problema surge con los sobremesa (obviamente), no me quiero imaginar lo que debe ser hacer una pausa de 1 semana si estás jugando a The Witcher III, Fallout 4 o Xenoblade Chronicles X, una pesadilla sin duda, de todas formas sigo prefiriendo una duración larga antes que una corta.

    ResponderEliminar
  4. Aún tengo pendiente Lost Odissey por este motivo. Estoy en la última mazmorra que es en plan laberinto, con enemigos especialmente fuertes y sin puntos de guardado intermedios, por lo que hace falta tener mucha paciencia y sobre todo tiempo libre para cada intento. Como casi nunca puedo sacar un hueco tan grande para jugar, lo tengo ahí parado desde hace meses y la verdad es que me da mucha pereza retomarlo de nuevo.

    Así que para evitar que me vuelva a pasar esto, cuando elijo el próximo rpg al que voy a jugar, uno de los factores determinantes es que pueda guardar en cualquier momento (ya sea tirando de emulador o que el propio juego lo permita) o que sea de portátil y ahí puedo suspender la partida en cualquier momento.

    ResponderEliminar
  5. Excelente articulo, sufro lo que todos y comparto que una de las buenas opciones que disponen los desarrolladores es darnos la posibilidad de hacer una retrospectiva de lo que hemos hecho y lo que ha pasado, para reengancharnos en la historia y los hechos actuales.
    En estos días que se tiene cada vez menos tiempo libre, porque el tiempo laboral vale cada vez menos y las necesidades cada vez mas, ni hablar estudios y compromisos sociales, se debe apostar a que el jugador pueda despegarse y volver en cualquier momento.

    ResponderEliminar
  6. Xenoblade Chronicles y sus misiones secundarias... my god.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xenoblade es nuestro ejemplo universal ya, es un magnífico juego pero todos notamos el desgaste hacia el final, o mucho antes. Una vez que vino Adell decidimos rushear mi partida (80 horas, todos los personajes a nivel máximo, aún en las piernas de Mekonis) hasta el final creyendo que quedaba poco y tardamos 10 horas y dos días ignorando todo lo que no fuese historia y haciendo todos los bosses de cinco ataques. Ese juego se sale de la gráfica.

      Eliminar
  7. Es un tema complicado y lo acabo de vivir con los dos últimos trpg que gane: Growlanser IV y II. El IV me tomo 80 horas y si bien lo ame, fue un alivio ganarlo. El II lo terminé con 20 hs... Peeeero tiene tres rutas, en un punto crucial salve y hice dos, ahora voy por el juego plus por la ruta que me falta... Para mi un jrpg tiene que durar entre 40 y 60hs...

    ResponderEliminar