lunes, 25 de enero de 2016

[No todo es un RPG] Punch Club (PC)

Está claro que estamos en una época donde revivir momentos de las décadas de los 80 y los 90 está a la orden del día. Los que fueron niños y adolescentes en esa época son, ahora, los que se encargan de crear juegos, películas y series en la actualidad, por lo que ese "mostrarles a los niños y adolescentes de ahora lo que yo disfrutaba de pequeño, pero actualizado" tiene buena parte de culpa de tanto regreso como el que estamos viviendo.

De todo eso bebió Kung Fury, el mítico cortometraje del año pasado que nos hizo reír y recordar esa época y, bueno, este Punch Club, que no es la versión en videojuego de Kung Fury, pero sí que comparten multitud de referencias: Las Tortugas Ninja, Rocky, Double Dragon, Mortal Kombat, Street Fighter, Karate Kid...

Sus creadores, tiny Build Games lograron llamar la atención con este juego desde el primer momento, sobre todo con su campaña TwitchPlaysPunchClub, en la que permitieron que Twitch se pasase el título de forma similar a TwitchPlaysPokémon (Superando el tiempo previsto por el equipo y acabando la trama en sólo 36 horas) ofreciendo como premio acelerar su fecha de lanzamiento. La jugada les salió bien, ya que aunque tuvieron que disculparse y tardar unos días más en lanzar oficialmente el juego (Realmente, no se esperaban que superaran tan rápidamente el título), la llamada de atención la habían logrado y Punch Club ya supera las 100.000 unidades vendidas, reportando al estudio alrededor de 1 millón de dólares.

¿Y qué tipo de juego es Punch Club? Bueno, al contrario que otros títulos comentados en esta sección, este título sí que se puede considerar que tiene elementos de RPG, aunque personalmente lo veo más como un Sim/Manager que otra cosa. Explicaremos por qué:
La trama de Punch Club es la clásica de todo este tipo de series, juegos o películas: Nuestro padre fue un gran luchador de artes marciales que fue asesinado por un misterioso hombre con capucha y un ojo rojo. Como sus herederos, tendremos que sobrevivir en una pequeña casa de soltero y entrenar para escalar hacia la cima, hasta convertirnos en un luchador de tanto renombre como nuestro padre, encontrando a su asesino en el proceso.

Esta historia, aunque tampoco tendrá muchas sorpresas, ya que todo nos sonará a alguna película, serie o videojuego, sí que tendrá una evolución que nos hará querer seguir adelante para, bueno, aunque nos encontremos tópico tras tópico, disfrutar del avance de la trama y descubrir qué nos espera cuando nos convirtamos en los campeones regionales, cuando descubramos a unos curiosos seres en las alcantarillas, al hacernos un amigo con una hermana bastante sexy, al meternos en luchas ilegales...

El sentido del humor estará siempre presente y las bromas en torno al propio concepto en el que se mueve el juego serán realmente divertidas, sobre todo si eres conocedor de la mayoría de referencias de las que vive. En caso contrario... Bueno, pues igual la trama sí que te da alguna sorpresa en esos grandes giros de tuerca que va dando poco a poco. Eso sí, al menos a partir de cierto punto, la variedad se pierde un poco y todo se vuelve algo más soso hasta que llegues al punto de ir superando los combates de historia (No hay Game Over por perder, simplemente perderás más tiempo) simplemente esperando que el RNG juegue a tu favor. 

¿Veis las barras en la parte superior de la pantalla? Eso será tu principal ocupación y preocupación en Punch Club.

Empezando por la izquierda, tenemos las barras clásicas tipo Los Sims, que nos indica la Salud, Hambre, Felicidad y Sueño que tiene nuestro personaje. Cubrir esas necesidades básicas será necesario para que podamos vivir. Descansar en nuestro sofá cubrirá nuestras necesidades de sueño. Dejar pasar el tiempo, descansar y comer (Al menos, hasta que encontremos a un doctor) bastará para recuperar nuestra salud. La felicidad se cubre relajándonos o ganando combates... Y para comer, nos hará falta ganar dinero y comprar alimentos con los que llenar nuestra nevera.

Para ello, al menos hasta que seamos un luchador importante, habrá que trabajar en una obra en las afueras, lo que nos hará perder tiempo desplazándonos hasta el lugar (Podremos ir más rápido usando el autobús, pero gastaremos dinero) y nos cansará mucho más rápido. Con el tiempo, también encontraremos un trabajo más cercano y menos cansado (aunque peor remunerado) de repartidor de pizzas.

Los alimentos disponibles cubrirán las necesidades de diferente forma (Habrá algunos, como café, que cubrirán nuestras necesidades de descanso) y tendrán precios variados, aunque en general recurrir a la carne será lo más recomendable.

Pero, claro, somos luchadores y queremos ganarnos la vida con ello, por lo que también tendremos que entrenar para ir ganando puestos en la liga amateur o en los combates ilegales que nos vayan surgiendo. En nuestra casa podremos hacer flexiones para mejorar Fuerza, Agilidad y Resistencia, pero para realizar entrenamientos más especializados tendremos que acudir al gimnasio (O comprar nuestro propio equipo), lo que nos costará 10$ -del juego, tranquilos- por cada vez que entremos, teniendo en cuenta que nuestra hambre y energía bajará a toda velocidad al realizar entrenamientos intensivos (Podremos comprar barritas energéticas para aguantar en el gimnasio, pero nos dolerá en nuestra economía, al menos los primeros días).

Entrenar continuamente será necesario, ya que cada día perderemos una cantidad fija en cada una de nuestras tres principales estadísticas, por lo que llevarnos varios días sin entrenamiento nos dejará hechos una piltrafa que difícilmente pueda ganar algún combate.

Para ello entra en juego una barra de evolución similar a la de un RPG, ya que tras acabar cada combate ganaremos unos puntos que podremos usar en aprender nuevas habilidades, tanto activas-pasivas que usar en combate, como pasivas que afectan a la cantidad de habilidades disponibles, nos dan alguna ventaja general o, sobre todo, hacen que alguna característica no pueda bajar de cierto punto, lo que nos da un cierto descanso en el entrenamiento de ese factor.

De ahí, avanzaremos a alguna de las tres especialidades dependiendo de la característica que queramos considerar como principal para nuestra forma de combatir: 
  • La Fuerza tendrá la "Forma del Oso", con habilidades centradas en causar mucho daño (Sobre todo con puñetazos) a cambio de consumir rápidamente nuestra energía, siendo particularmente débil ante rivales muy ágiles, lo que nos obliga a no descuidar tampoco nuestra Resistencia.
  • La Agilidad tendrá la "Forma del Tigre", centrada en patadas, esquives y contraataques, incidiendo en nuestra puntería y en hacer que el rival se agote o se dañe a sí mismo cada vez que nos ataque.
  • La Resistencia, con la "Forma de la Tortuga", se basará en el combate por agotamiento, con espectaculares bloqueos y la capacidad para derrotar a nuestros rivales cuando se encuentren agotados.
Todo esto se articula en un sistema de combate que... Va solo. Sí, porque nosotros solo incidiremos en combate configurando la mejor combinación de habilidades y técnicas que veamos disponibles (Podremos cambiarlas de Round a Round), de forma similar a los juegos de Manager deportivo, por lo que si queréis manejar la acción este no será vuestro juego. Aquí toca verlo todo desde la barrera y cagarnos en todo cuando nuestro personaje se lleva medio Round sin intentar darle un golpe al rival, mientras que le van dando una paliza. xD

Esto hace que el factor suerte sea muy importante y que incluso en la mejor de nuestras condiciones podamos perder cualquier combate porque nuestro personaje es, sencillamente, idiota. Como comentamos antes, esto sólo incidirá en que perderemos más tiempo y/o dinero, pero en sí será complicado (Por no decir imposible) llegar a un punto donde no podamos seguir adelante.

En fin, el título es eso (No os quiero spoilear la trama, que es lo que nos anima a seguir). Dura unas 8-10 horas, dependiendo de la suerte que tengáis o el tiempo que os apetezca "perder", cuesta 10€ como máximo y, bueno, es eso, divertido, entretenido y sirve para disfrutar de las continuas referencias que nos ofrece.

No es un título que dé para mucho más, aunque es de alabar que ya tenga traducción oficial al español (Salió hace unos 3-4 días) y, desde luego, para ocupar tiempo, resulta un juego bastante entretenido.

Ni por asomo consideraría gastar esos 10€ por encima de obras como Undertale, pero si os apetece un juego relajado donde sólo haya que ver cómo se mueven barras y se desenvuelven los combates, os podrá interesar.

1 comentario:

  1. Me puse a jugar a esta ya que me habia pasado todo lo que tenía (mentira me falta la saga ys) y envicia de una manera anormal aunque llegado a cierto punto ciertamente se puede volver repetitivo

    ResponderEliminar