sábado, 18 de julio de 2015

¿Sabías que Tetsuya Nomura ideó a dos personajes de Final Fantasy VI?

Tetsuya Nomura es de los creativos más importantes de Square Enix, director de la serie Kingdom Hearts (A su pesar, porque no le gusta dirigir... Pero sí que los juegos salgan como a él le gusta), antiguo director de Final Fantasy XV, productor de The World Ends With You, encargado de dirigir el nuevo Remake de Final Fantasy VII...

Precisamente, la mayoría reconocemos como su primera gran aportación a la compañía, todavía cuando era Squaresoft, por su participación activa en el diseño de Final Fantasy VII, logrando transformar la idea original de Sakaguchi (En la que el protagonista era un detective en el Nueva York de 1999) en lo que se convirtió en el juego que hizo triunfar la serie en todo el mundo. La cuestión es que Nomura ya trabajaba para Squaresoft desde los tiempos de Final Fantasy IV, donde trabajó como debugger a pesar de que había firmado con la idea de ser diseñador, inspirado por los diseños de Yoshitaka Amano.

Así, pues, ese chico normal que aspiraba a dibujar manga, fan del sugoroku (Una especie de parchís japonés), que aprendió programación básica en su tiempo libre o que se reconocía como fan de la serie Dragon Quest, fue descubierto por Sakaguchi en el desarrollo de Final Fantasy V, donde todos los miembros del equipo aportaban sus ideas para nuevos trabajos (Recordemos que el quinto juego de la serie tenía un sistema de trabajos a estilo Bravely Default... Bueno, más bien al revés, pero ya me entendéis) y Nomura, si corto ni perezoso, en lugar de aportar una simple explicación en texto, dibujó sus ideas para dos nuevos trabajos que, finalmente, no fueron incluidos en el juego.
Esas propuestas fueron "Un apostante que luchase con cartas y dados" y "Un ninja que luchase junto a un perro" y, aunque no se pudieron llevar a Final Fantasy V, Sakaguchi quedó encantado con la propuesta.

De hecho, Faris, protagonista de la quinta entrega, iba a ser una apostante llamada "Eva", pero al no encontrar la forma de cuadrarla en la trama del título, cambiaron su concepto y esa idea se llevó al siguiente juego de la serie, Final Fantasy VI, creando a Setzer Gabbiani. De hecho, si os habéis preguntado el por qué lleva una casaca tipo pirata, ya sabéis que fue porque su diseño vino del de Faris. :P

En cuanto al ninja, evidentemente Nomura se había inspirado de la saga Shinobi y, sobre todo, de su segunda entrega, Shadow Dancer, donde el ninja Hayate luchaba junto a su perro contra la organización terrorista que amenazaba al mundo. Aunque en Final Fantasy V sí que existía el trabajo Ninja, la idea de usar un perro tenía tanto peso por sí misma que, así, nacieron en Final Fantasy VI Shadow y Saboteur... Que curiosamente son ambos de color negro, precisamente el opuesto al blanco de protagonista y compañero perruno de Shadow Dancer...  ¿Quién dice que no vale "inspirarse" en buenas ideas?:P

2 comentarios: