jueves, 21 de noviembre de 2013

¿Sabías que muchos RPGs de PSX tienen contenido exclusivo solo en PocketStation?

La PocketStation fue una especie de tarjeta de memoria especial para PlayStation en la que, además de guardar las partidas, podías jugar a unos mini-juegos especiales que desbloqueaban recompensas extras en los juegos con los que era compatible.

El dispositivo fue lanzado en enero del año 1999 en Japón y funcionaba de forma similar al clásico Tamagochi o, para ser más exactos, al primer dispositivo que dio origen a Digimon y llegó a vender cerca de 5 millones de unidades, lo cual no fue suficiente para que fuera lanzado fuera de Japón.

¿Qué originó esto? Que los juegos en los que el dispositivo servía para desbloquear contenido extra, perdieron ese contenido fuera de Japón y esto afectó a 9 RPGs, algunos de los cuales son realmente importantes:


Arc the Lad III (Sony, 1999)


El juego con una de las carátulas más horribles del género (En serio, la cara del chaval de verde es un poema) fue de los que tuvo contenido extra gracias a PocketStation, pero como no llegó tal cual a occidente, (fue compilado en Arc The Lad Collection (PSX, 2002)) los objetos/misiones extras fueron añadidos en el pack y así Sony solucionó la papeleta.

Tales of Eternia (Wolfteam, 2000)


En el transcurso del juego se desbloquea el minijuego "Dancing Meredy", que nos permitía obtener objetos y artes extras para nuestros personajes.

Como en América el título cambió de nombre a Tales of Destiny II (Lo que provocó el ridículo años más tarde, cuando el verdadero Tales of Destiny II fue lanzado) todo resto de ese minijuego fue eliminado y el contenido extra desapareció para siempre, ya que no fue incluido en el port para PSP que nos llegó en 2006.


Shin Megami Tensei: Devil Summoners - Soul Hackers (Atlus, 1999)


Vaya, un juego "reciente", gracias al relanzamiento en Nintendo 3DS. En Soul Hackers podíamos transportar a nuestros demonios a la PocketStation para "criarlos" al más puro estilo Digimon y así mejorarlos mientras no estábamos jugando.

Evidentemente, esta funcionalidad extra, al no ser realmente necesaria en el juego y requerir un dispositivo externo, no fue incluida en la nueva versión para la portátil de Nintendo.


Legend of Mana (Square, 1999)


El título de Squaresoft ofrecía funcionalidades parecidas al de Atlus: Los monstruos que podíamos criar en el juego mediante el Monster Corral también se podían transportar a la PocketStation para criarlos mientras que no estábamos jugando. Además, éstos podían conseguir materiales extra para fabricar objetos.

Como lo ofrecido no afectaba mucho al juego en sí, tampoco resultó tan importante perderlo en la versión occidental.

Jade Cocoon: Story of Tamamayu Edición Especial (Genki, 1999)


El juego original fue lanzado antes de la llegada de PocketStation, pero la posterior versión especial "PlayStation the Best" (Algo así como la versión Platinum pero con contenido extra) Genki pudo incluir una opción muy simple que nos permitía empezar el juego con Valtoka (En la imagen) en lugar de con Arpatron. 

Es decir, que el juego en sí no cambiaba y tener el dispositivo solo servía para desbloquear esta especie de "comienzo alternativo". Muy poca cosa, la verdad.

The Legend of Dragoon (Sony, 1999)


Uno de los mejores RPGs de PSX perdió un objeto realmente útil en su versión occidental al no llegarnos la PocketStation: La Bolsa Mágica Brillante, que duplicaba el espacio de nuestro inventario, permitiendo guardar 64 objetos en lugar de los 32 normales.

Si usamos trampas, podemos encontrar que ese objeto está en la base de datos del juego, pero su descripción parece indicar que no está implementado realmente:


Grandia (Game Arts, 1999)


De Grandia solo se sabe que el minijuego incluido se llamaba "Puffy Jump" y que, por lo tanto, Puffy era el protagonista del mismo, pero no hay ni imágenes ni datos del mismo.

Lo más normal es que nos sirviera para obtener algún tipo de objeto raro/exclusivo para el juego, pero se ve que tampoco hay mucha gente que lo haya comprobado.

SaGa Frontier 2 (Squaresoft, 1999)


Uno de los pocos juegos que mantuvo su minijuego de PocketStation disponible en occidente. Saga Frontier 2 incluía toda una historia extra llamada "Go, Go Digger!" en la que acompañábamos a un minero en su búsqueda de materiales especiales con los que reparar/fabricar nuevas piezas de equipo.

En su máximo nivel, podíamos lograr el arma exclusiva "Seven Star Sword", con una potencia de 77 y solo 7 usos. Realmente sería una porquería por el tema de los usos, pero como podíamos lgorar objetos que recuperaban usos dentro de las minas del minijuego...

A saber si gracias a esto la dificultad del título pasaba de "Infernal" a "Muy, muy difícil", porque muy poca gente ha sido capaz de completar este juego, con uno de los enemigos finales más fuertes de la historia de los videojuegos.

Final Fantasy VIII (Squaresoft, 1999)


Y acabamos con el que más gente conoce: Chocobo World en Final Fantasy VIII, que sí pudo disfrutarse en occidente gracias a la versión para PC lanzada el año 2000.

El minijuego, que se desbloqueaba al encontrar a Boco en Final Fantasy VIII, nos permitía desbloquear una historia alternativa con el chocobo en la que podía ganar experiencia y objetos que luego nos servían para nuestra aventura en el juego real.

Derrotar a enemigos nos ofrecía un curioso método de subir niveles (En una especie de minijuego extra tipo Tres en Raya) que tenía impacto en el juego, ya que Boco se convierte en un G.F. especial que se invoca mediante las clásicas verduras gysahl (Algo similar a la invocación de Fénix) solo si tenemos la PockeStation y su potencia dependerá del nivel del chocobo y las fases que hayamos superado en el Chocobo World.


Aunque ese no es el único G.F. exclusivo del minijuego: Mumba y Moguri también hacen su aparición mediante el uso de objetos que solo se pueden lograr en la PocketStation. Mumba reduce la VIT de un enemigo a 1 o, en caso de que éste tenga más de 9999 de VIT, le quita 9999. En el caso de Moguri, éste hace un baile especial para recuperar hasta 1500 puntos de VIT de nuestros G.F, por lo que se convierte en el único medio para curar a nuestras invocaciones en medio del combate.


Otra opción del minijuego era la de combatir contra Bocos de otros jugadores para obtener experiencia extra, así que en Japón muchos chavales se dedicaron a ir a todos los lados con el dispositivo para ir sobrados en Final Fantasy VIII.

Vamos, que fue una pena perdérnoslo porque hubiera sido interesante comprobar si esto hubiera tenido éxito en nuestra región.

Por cierto, hace unos meses se anunció la llegada de una app para PlayStation Vita en la que se recuperaban todas las funcionalidades de PocketStation, así que si llega a occidente los juegos compatibles (Como hemos visto, solo dos RPGs: Saga Frontier 2 y FFVIII) podrían recuperar este contenido extra en nuestra región.


Más vale tarde que nunca, ¿verdad?

3 comentarios:

  1. No tenía la más remota idea de esto. Que interesante es el mundo japonés que nunca llegó a occidente...

    ResponderEliminar
  2. que grandes juegazos! la PSX en su iempo arraso al igual que esta arrasando ahora la PS4 en EEUU muy buenos!!!:D he tenido mi epoca de PSX y la verdad fueron maravillosos !! seguid asi! MUY BUEN BLOG!

    ResponderEliminar