miércoles, 8 de mayo de 2013

¿Cuál es el futuro de tri-Ace?


tri-Ace es una de las compañías más interesantes de las dedicadas al género RPG. 

Fuera parte de su implicación en la creación de la serie Tales, como comentamos en el primer "¿Sabías que...?", dos series tan importantes como Star Ocean y Valkyrie/Valkyria han nacido de su apuesta por un estilo arriesgado, con muchos secretos y una dificultad siempre en continuo crecimiento. Este estilo diferente lo ha podido aplicar gracias a que siempre se ha encontrado bajo el paraguas financiero de una compañía tan fuerte como Enix en su día y Square Enix tras la fusión, por lo que así comenzó esta generación de consolas que está a punto de cerrarse.

La compañía entró en esta generación en 2008, con la creación de dos títulos muy dispares: Valkyrie Profile: Covenant of the Plume (NDS) e Infinite Undiscovery (Xbox 360). El primero significaba la exploración del subgénero SRPG con una de sus series más importantes como era la saga Valkyrie, apostando por esa mezcla explosiva de historia oscura, referencias a la mitología nórdica, el uso de diferentes botones para representar los ataques de nuestros aliados y una gran dificultad... En los episodios finales. Parecía un spin-off sin más, pero con el tiempo nos dimos cuenta de que era una pista de hacia dónde se dirigía esta serie.


Infinite Undiscovery, por su parte, fue una apuesta por un título original de los típicos de la compañía: Sistema de juego al que es difícil acostumbrarse, personajes un tanto planos, historia muy oscura (Sobre todo en la evolución del personaje principal)... Y, bueno, llevado en exclusiva a una Xbox 360 que inició la generación de consolas de sobremesa y había apostado por el género JRPG en sus primeros momentos. Square Enix se había postulado a favor de PlayStation 3 con Final Fantasy XIII y Final Fantasy Versus XIII, así que se cubrió las espaldas mandando a una de las compañías bajo su protección a que apoyara a la consola de Microsoft. Por si las moscas. Ya sabemos cómo acabó la cosa.

De hecho, el siguiente gran título de tri-Ace en esta generación fue también exclusivo de Xbox 360: Star Ocean: The Last Hope (360, 2009), pero como ya se estaba viendo que la apuesta de Micrososft por el público nipón no estaba funcionando, acabaron por lanzar el juego también en PlayStation 3 con la versión International (PS3, 2010).

Pero tras ese título es cuando tri-Ace "se va de aventuras" y abandona a Square Enix, para la que había trabajado desde su formación, en 1996, y se une a Sega para crear diversos juegos con un nexo común: Todos recibieron críticas moderadamente positivas, pero ninguno logró mejorar la tasa media de ventas de la compañía: Entre 500.000 y 1 millón de unidades.


El primero de estos títulos fue el interesantísimo y estiloso Resonance of Fate (PS3/360, 2010). Ambiente steampunk, uso de armas de fuego y muchas volteretas, sistema de juego al que era difícil cogerle el punto, historia completamente diferente a lo que podríamos estar acostumbrados, mucha personalización... Desde luego, no es un juego apto para todos los públicos, pero lo acabó haciendo bastante bien.

Tras este título, Sega tomó un poco las riendas y adquirió el título Valkyria para crear una serie completamente nueva basada en el camino abierto por tri-ace con la serie Valkyrie: Estrategia combinada con la mitología nórdica. La diferencia más importante vino con un cambio absoluto en la localización, pasando de un mundo de fantasía, magias y espadas por uno ambientado en una Europa alternativa en plena II Guerra Mundial, con armas de fuego, tanques y trincheras.

La serie Valyria Chronicles tuvo tres entregas, la primera para PlayStation 3 (2008), la segunda para PSP (2010) y la tercera también para PSP (2011), pero "los malos resultados en occidente" (Más de 750.000 y 200.000 unidades vendidas, si esto es malo...) de los títulos anteriores hicieron que se quedara en Japón.


Pero la pérdida del control de la serie Valkyria, que estaba siendo llevada adelante por Sega (Llegando incluso a subcontratar a Media.Vision, creadores de la serie Wild Arms, para que realizara la tercera entrega) no le hizo mucha gracia a tri-Ace, a la que no le gusta NADA no tener voz ni voto en el desarrollo de ideas que fueron originalmente suyas (Como pasó con el primer Tales). Esto tuvo que ser una de las razones de la siguiente jugada de los aces: Abandonar Sega, con la que parecía muy cómoda, y unirse a una compañía sin mucha experencia en el género RPG como Konami.

Pero este movimiento salió sinceramente mal. Konami no cuenta con motores para el desarrollo de RPGs en consolas de sobremesa, así que tri-Ace tuvo que mirar al mercado de portátiles, muy convulso por el lanzamiento de Nintendo 3DS. Sus títulos Frontier Gate (PSP, 2011), una especie de Monster Hunter rolero sin demasiada originalidad y Beyond the Labyrinth (N3DS, 2012), un juego tan raro que ni ha salido de Japón, han sido un evidente fracaso en ventas. Parece claro que a pesar del lanzamiento de Frontier Gate Boost+ (PSP, 2013), la relación entre Konami y tri-Ace no tiene mucho futuro.

Y, de hecho, tri-Ace ya se está buscando su próximo hogar. Han colaborado con Level-5 en el desarrollo de The Little Battlers eXperience W (PSP/Vita, 2012), estuvieron implicados en el desarrollo de Final Fantasy XIII-2 (PS3/360, 2012), en lo que podría significar una vuelta a "su casa" de Square Enix y sabemos que crearon su propio motor gráfico hace un par de años:



¿Cuál es el futuro de la compañía con este relevo generacional? ¿Servirá su motor gráfico en las nuevas consolas? ¿Volverá con Square Enix, pudiendo llegar Star Ocean 5 en un futuro? ¿De verdad abandonará sus proyectos con Sega, Valkyria Chronicles y Resonance of Fate, tras el buen sabor de boca que dejaron? ¿Podemos considerar definitivamente muerta su relación con Konami, que ha resultado totalmente infructuosa?

Son muchas preguntas que, de momento, no tienen respuesta, ya que no sabemos en lo que anda metida tri-Ace en estos momentos. ¿Lightning Returns? Todavía no tenemos suficientes detalles del juego para saber si desde Square Enix han vuelto a contar con ellos. ¿El próximo Little Battlers eXperience Wars de Nintendo 3DS? Dará el salto al subgénero SRPG y sabemos que a tri-Ace no se le da nada mal.

Las respuestas a estas preguntas, como siempre suele pasar en el mundillo de los videojuegos, las tendremos con el tiempo.

4 comentarios:

  1. Joer, pues a mí me encantaría que siguieran con la saga Star Ocean. El sistema de batalla siempre me ha gustado, esa mezcla de acción por comandos y efectos chulos... En 3 y el 4 (más el 3, a pesar de estar en inglés) son de mis rpgs favoritos.

    El Resonance of Fate me llamó la atención en su momento, pero no me lo llegué a comprar por lo que leí de su sistema de batalla y desarrollo :S

    ResponderEliminar
  2. Voy a decirlo: El Resonance es uno de los RPGs más secueleables del universo.
    Básicamente porque no se preocuparon mucho en hacer una historia estructurada y cerrada, aunque pasan muchas cosas y muy importantes,el juego pasa de planteamiento-nudo-desenlace típicos, y es una maraña de clímaxes, preguntas sin respuesta, y trama dejada a la interpretación del jugador.
    Además de algo bastante obvio: no hay nada como él. Hay cientos de secuelas a RPGs de turnos clásicos y a RPGs tácticos que podrían perfectamente ser otro juego de esos géneros con skins y diálogo cambiados. El Resonance ocupa un hueco de gameplay y trama que nada más podría llenar, excepto otro Resonance.
    Me deprime el corte de relaciones con Sega. Viendo la dinámica, a saber si Sega misma tirará de otro desarrollador para la franquicia, o seguirá como título único. Ambas opciones serían una lástima.
    Un motor gráfico de dos años está obsoleto, completamente. Por eso nunca hay juegos con los gráficos de las demos de motores, porque cuando los juegos llegan ahí los motores han avanzado otro palmo xD
    Oh, y yo SÍ QUE QUERÍA BEYOND THE LABYRINTH, geez. Me moría de ganas. Maldito sol naciente y maldito todo ya.

    ResponderEliminar
  3. Vaya no sabía que tri-ace estaba dando palos de ciego ultimamente, Resonance of Fate es una joyita que como dice Abe-kun, podría tener secuela por todas partes, espero que sigan por ese camino y no se queden en un limbo...

    ResponderEliminar
  4. La cosa es esa: Estamos de acuerdo en que tienen sagas muy explotables, pero atadas a dos compañías muy distintas.

    Sega parece haber perdido el interés por ocidente, sobre todo en lo que se refiere al género RPG y Square Enix no les va a dejar innovar a lo loco, por lo que les pediría "más de lo mismo" (Star Ocean hasta en la sopa) sabiendo que así no corre riesgos.

    Si tri-Ace hubiera sido capaz de dar un paso más desde el rol de desarrolladora hasta el de distribuidora (Aunque fuera solo en Japón), estaríamos más tranquilos, pero tal y como están ahora, parece que no les va a quedar más remedio que "bajarse los pantalones" y regresar a una de las dos con las que les ha ido bien.

    ResponderEliminar