lunes, 14 de mayo de 2012

Final Fantasy XIII-2, Deus EX y los juegos descargables llevan a Square Enix por la senda de los beneficios.

Square Enix ha encontrado su cofre del tesoro este nuevo año fiscal, superando las pérdidas sufridas el pasado año.

El éxito de Final Fantasy XIII-2 (Que supera los 2,300,000 unidades vendidas entre PS3 y Xbox 360, lleva cientos de miles de descargas de sus diferentes DLCs... Y todo con una inversión mucho menor al usar gran parte del trabajo realizado en FFXIII), Deus EX: Human Revolution (Que supera los 2,5 millones de juegos vendidos entre sus tres sistemas), Sengoku IXA (Un juego de navegador desarrollado junto a Yahoo Japón) y Final Fantasy Brigade (Un juego para Smartphones lanzado en Japón que ya lleva más de 2 millones de descargas) han hecho que las ganancias por ventas aumenten un 11,7% con respecto al pasado año, logrando un beneficio total de 127,896 millones de yens (Por los 12.043 millones que perdieron el pasado año).

Por supuesto, aunque no lo comentan, el hecho de que ya hayan quedado absorbidas las ingentes pérdidas de Final Fantasy XIV, el terrible terremoto y posterior tsunami que arrasó Japón (Que supuso unas pérdidas directas de 600 millones de yens) y no haber realizado ninguna inversión especialmente costosa, ha tenido mucho que ver en estos números

2 comentarios:

  1. Oh, y supongo que los Deus Ex de PC son difíciles de contar. Atribuyo muchas de esas unidades al hecho de que regalaban ocho items de TF2 con el juego xD
    ¿No has puesto dos veces las pérdidas de los 12.043? En el total del año pasado, y otra vez mencionadas en las causadas por el XIV. Es prosa quizás cierta, pero rara.

    ResponderEliminar
  2. Cierto, las pérdidas directas por FFXIV son diferentes a las totales, se me fue la pinza ahí. xD

    ResponderEliminar