miércoles, 2 de diciembre de 2015

¿Sabías que Tales of Graces llegó a Wii... Plagado de bugs?

A estas alturas me pensaba que era algo que ya había contado o que era vox populi, pero tras varios comentarios por Twitter me he enterado que este dato era algo que se les escapó a mucha gente a pesar de que pasó hace relativamente poco.

Nos situamos en el año 2008, cuando el Tales Studio, desarrolladores de la serie Tales of, estaba atravesando una serie de problemas económicos con el salto a la nueva generación de consolas y las dificultades para desarrollar sus títulos directamente en PlayStation 3, lo que les obligaba a trabajar para otros sistemas y, posteriormente, portear al sistema de Sony. En esa tesitura, el estudio anunció el que sería el décimo título de la serie (Siendo, por tanto, bastante especial), Tales of Graces, que llevaba ya dos años en desarrollo y que llegaría a Wii el siguiente año, en 2009.

En esa época, el éxito de los sistemas de Nintendo era indudable, así que intentaron promocionar especialmente este nuevo título, incluyendo un mini-juego que se podía jugar en la Nintendo DS o una promoción junto a House Foods, una de las principales compañías alimenticias de Japón, que realizó ediciones especiales de su curry incluyendo dibujos basados en los personajes de Tales of Graces. El objetivo era lograr el mayor éxito posible de un juego de la serie hasta la fecha.

Así las cosas, el título fue lanzado el 10 de diciembre del año 2009, recibiendo un 36/40 en la revista Famitsu y superó las 100.000 unidades vendidas en su primera semana en Japón, una cifra que quedaba lejos de las altas expectativas del estudio. El juego estaba teniendo un resultado similar al del resto de títulos de la serie, lo cual era aceptable... Pero algo terrible iba a ocurrir y se revelaría cuando los jugadores empezaron a echarle horas al RPG.


Glitches, bugs... Muchos glitches y bugs, algunos ya con pruebas en vídeo eliminadas "por infracción de copyright": Objetos imposible de conseguir, sonido molesto atrapado en bucle, artes que se repetían hasta el infinito, personaje atrapado en muros invisibles, bloqueo del juego... La cosa era MUY seria y realmente impedía que los jugadores con más mala suerte (O con menos ganas de saltarse o evitar partes concretas que podían buguear el juego) pudieran disfrutar de Tales of Graces en sus consolas.

La situación solicitaría varios parches y actualizaciones para corregir errores, pero entre que Wii no tenía una tienda online tan estable, que su disco duro tampoco daba para tanto y, sobre todo, que el Tales Studio necesitaría meses para corregirlo todo, teniendo que preparar un parche que, posiblemente, no podrían lanzar en dicha consola, Namco Bandai tuvo que tomar la decisión más dura y drástica que se recuerda en los últimos años: Retiró el juego de las tiendas y devolvió el dinero (Con miles de disculpas) a todos los jugadores que así lo solicitaran.

Esto provocó que Nintendo acabase por cancelar la localización del juego en Europa, a pesar de que el anuncio ya estaba realizado, y que el estudio tuviese que trabajar durante un año para portear el juego en PlayStation 3 (Bajo el nombre de Tales of Graces f), ya con la mayoría de bugs arreglados (Porque muchos siguen existiendo en la versión de PS3, imaginad cómo estaría el juego en Wii), un filtro de mayor resolución por encima y unos cuantos extras.

Las pruebas de toda la inversión en el lavado de cara se reflejan en el tamaño del juego, por ejemplo, que pasaba de ocupar 3,8 GB en la versión de Wii a 7,9 GB en la de PlayStation 3, más del doble de lo que ocupaba el juego original. Imaginad el trabajo que le faltaba a la versión para la consola de Ninendo...

De ahí, se entiende que el estudio pasara por problemas económicos serios durante el año siguiento, lo que hizo que, en 2011, se anunciase su desaparición como tal, quedando absorbido por Namco Bandai. Sí, todo lo bueno que le ha pasado a la serie en los últimos años ha sido, en parte, gracias a cagadas tan grandes como las de lanzar un juego sin pasar por un proceso de bug testing medianamente serio, algo que no se suele perdonar en Japón y que les costó mucho dinero y pérdida de caché en el mercado.

Ya veis, levantarse tras un error puede tener consecuencias tan sorprendentes como las que hemos visto en la serie Tales of, que pasó de lanzar un título casi imposible de jugar y estar al borde de la quiebra a localizar todas sus siguientes entregas en occidente, en diferentes idiomas y con el aplauso de todo el público. ;)

3 comentarios:

  1. Pues yo no sabía que ese era el motivo de que no saliera en Europa la versión Wii, mira tu xD Pero bueno, al menos ahora se lo toman más en serio, miremos el lado bueno :)

    ResponderEliminar
  2. Namco Bandai: "¿Por qué nos caemos, Tales of? Para aprender a levantarnos". No hay mejor manera de resumir este artículo.

    Tales of Graces marcó un antes y un después. Eso está claro.

    ResponderEliminar