miércoles, 18 de diciembre de 2019

¿Qué prefieres, mando o ratón y teclado?

En el pasado, la diferencia de imput era un aspecto que marcaba enormemente el desarrollo de juegos en PC y consolas, de forma que nacieron estilos que básicamente necesitaban mando, teclado o ratón para funcionar correctamente. En los frenéticos juegos de acción de consolas el uso de un mando resultaba mucho más práctico, ya que permitía tener un acceso directo a los botones necesarios, daba juego para el arqueo de hombros -todos lo hacemos alguna vez- y, con la llegada de Nintendo 64 y el Dual Shock, se permitía el uso de pequeños joystick para regular mucho mejor el movimiento en los nuevos entornos 3D.

Los juegos clásicos de PC hacían un uso intensivo del teclado, aceptando comandos para introducir nombres o indicaciones. Eventualmente, también sirvió para expandir el número de habilidades accesibles de forma directa para el jugador, lo que fue clave para obras vitales en el género RPG como Diablo o los MMORPGs. En ellos también se hacía un uso intensivo del ratón, ideal para marcar objetivos en el mapeado y mover unidades, tanto en juegos de estrategia como los RPGs de perspectiva isométrica, considerados ahora como CRPGs -Computer RPGs- porque parecían atados a los ordenadores y sus correspondientes imputs.

Pero los tiempos han cambiado. Hoy en día, la adaptación de los mandos de cada consola a PC se reduce a un simple adaptador o un sencillo programa y cada vez más juegos en estos sistemas recomiendan el uso de mandos -probad a jugar a un Dark Souls en PC sin ellos, por ejemplo-. En consolas, hemos ido recibiendo obras que parecerían atadas a teclado y ratón como Diablo III, Pillars of Eternity o MMORPGs, donde el diálogo con teclado se sustituye con imaginativas soluciones.
A pesar de ello, hace años que todas las consolas permiten conectarles teclado y ratón en los casos donde los jugadores jueguen intensivamente a títulos donde esos dispositivos sean más cómodos. Es decir, estamos en una situación donde el mando se está estandarizando pero, si el jugador quiere, puede jugar al mismo título con diferentes imputs. Pensad por ejemplo en los Shooter RPGs como Fallout o Borderlands, que sin embargo se juegan de forma muy diferente a como sería Mass Effect. Muchos han jugado a los RPGs clásicos en emuladores y, por tanto, usando teclado. Otros sólo conocerán a Dragon's Age, Baldur's Gate o Pillars of Eternity jugando con mandos. Y luego tenemos a títulos como los Diablolikes o RPGs estratégicos, adaptados a ambas opciones, hasta tal punto que hay jugadores que pueden sentir indiferencia entre controles y poder manejarse bien en cualquiera de las opciones ofrecidas.

Por ello, hemos querido abrir el debate entre nuestro staff y extenderlo a vosotros para que podamos comentar cómo solemos jugar a nuestros RPGs. ¿Sois de los que preferís un imput concreto en determinados estilos y no podéis manejaros cuando os toca usar mando/ratón y teclado? ¿Lo jugáis todo con los mismos controles? ¿Sois de toquetear cosas en Opciones antes de empezar? Así hemos contestado internamente a qué estilo estamos más acostumbrados:

Como jugador veterano, he jugado a RPGs con todas las opciones posibles, pero eso también ha ido creando cierta preferencias mentales porque "a esta clase de títulos siempre he jugado así". Me costaría jugar a un CRPG de teclado y ratón con mando, por ejemplo, ya que me gusta ir pinchando con cuidado, mover los bordes de la cámara para tener visión previa y lo veo como una opción más ágil en su gestión de menús. Curiosamente, aunque eso también debería ocurrir en RPGs estratégicos, en los que tienen casillas prefiero el uso de mando, ya que considero que los controles analógicos son más precisos que un click con el ratón, donde tocar el borde de la celda destino puede llevarte a una contigua que no era la deseada.

En Diablolikes mi experiencia me diría que es mejor jugar con ratón, pero suelo ser terrible a la hora de recordar controles directos de una amplia barra de habilidades (en ellas soy de los que hace clicks en lugar de recordar el botón exácto de cada cosa), por lo que seguramente agradecería esa reducción de botones que ofrecería un mando. E incluso con ello, ya veis la que lío cuando los controles no son de la forma que esperaría, como me pasó con Eastward. Con los Shooter-RPGs, aunque definitivamente no son lo mío, necesito el ratón para apuntar, ya que es la única forma de que mi tradicional mala puntería sea un poco menos horrible. He llegado a jugar a The Walking Dead, de Telltale Games, con mando para moverme por los escenarios o hacer los QTEs y con el ratón para las escenas de puntería.

Es decir, que en términos generales me puedo manejar bien con ambas opciones, pero tengo clavadas tendencias que me atan a una u otra dependiendo del juego en cuestión. En términos generales diría que me manejaría mejor con mando si el juego ofrece esa opción, pero si es de los que mi mente tiene asignado a ratón y teclado...

Por norma general, los RPGs son bastante tolerantes en lo que a controles respecta. Resultan normalmente juegos con bastantes menús y no muchas acciones individuales atadas a botones distintos en combate, lo cual se presta un poco a la interfaz que sea a la que los jugadores estén acostumbrados. Dicho esto, todos tenemos preferencias creadas por la inercia de plataformas o comodidad personal. En mi caso, resultan en preferir ratón y teclado para casi todo. Durante muchos años jugué casi exclusivamente en PC a todo excepto a juegos de rol, que caían en consola porque no toqué ninguno de los CRPGs clásicos en salida. Los años y los ports han hecho que juegue a todo en todas partes, pero me quedan unas cuantas preferencias generales clavadas. La primera, los JRPGs clásicos de turnos fijos y aire RPG Maker me siguen resultando más cómodos en mando. Son (junto a los plataformas 2D y los juegos de lucha) la única razón por la que conecto mandos al ordenador de ser necesario, por fuerza pura del hábito de navegar menús pulsando Abajo en una cruceta. Y por el otro lado, los CRPGs me resultan casi injugables en mando.

Existe algo en el arrastrado gradual del ratón, el clic en el NPC (o el barril, o el cofre, o la rata) que lleva demasiado en la solapa la interfaz para la que fueron diseñados, y los ports de consola emulando el aire casi de Aventura Gráfica con el arrastrado y selección del joystick se me hacen incómodos a decir basta. La última, y quizás la más obvia e universal, son los Shooters RPG. Desde System Shock, a Mass Effect, a Fallout, a Warframe, me cuesta apuntar con joystick. Sólo puedo si llevo días o semanas sin jugar a Shooters en PC y me he olvidado de la sensación, porque en condiciones normales la lentitud del mando, lo brutal de las asistencias a la puntería, la falta de flexibilidad entre movimiento y disparo... me lastra, mucho. Pero una vez más: inercia de plataformas. Cada cual tiene las suyas, y el control "óptimo" es aquel que le vaya bien al jugador presente. A menos que intente jugar a Quadrilateral Cowboy con mando.

La verdad es que siempre he sido un jugador de mando. Desde que empecé en esto en tiempos de la NES, he jugado más en consola que en PC y esa tendencia me acaba haciendo más afín al pad en las manos que al teclado y ratón, pese a que también haya tenido mis tiempos (y aún a día de hoy lo siga haciendo) de jugar en ordenador.

Sin embargo, es evidente y no se me escapa que hay géneros más adecuados para el ratón y/o teclado que para el mando. De esta forma, cuando me enfrento a un juego de estrategia (tenga mayor o menor componente rolero), de gestión o un CRPG de vista superior, o cuando hay que gestionar mucho inventario, me suelo sentir más cómodo con el combo que nos suele ofrecer el ordenador que con un pad.

Para el resto, mando, incluso cuando hay tiros y aunque se diga que el ratón es más preciso desde los tiempos de Quake II o incluso antes. A tanto llegan esas costumbres, sean en un sentido u en otro, que me suele resultar especialmente incómodo jugar con el otro tipo de control cuando me veo obligado por exigencias del guión (por ejemplo, por jugar con el portátil). Lo cual no quita que la última Aventura Gráfica me la jugase en Switch… con cruceta y botones.

Siempre he sido jugador de mando, independientemente del juego. Me resisto a estar sentado durante un largo periodo de tiempo en un escritorio con un teclado y ratón si no es por obligación. Por este motivo, en todos los casos mi opción siempre será los juegos con mandos, sin importar el género. Sin embargo, tengo que reconocer que en algunos tipos la comodidad que ofrece un teclado y ratón para según qué genero me obliga a abandonar mi "santosantorum" de TV y sillón y aterrizar en una mesa de ordenador.

De esta manera, en mi caso creo que un mando ofrece mayor comodidad para los RPGs de acción y tipo Shooter, tanto aquellos más pausados tipo Fallout como otros más movidos tipo Mass Effect. Aunque he de reconocer que en los tipo Shooter como Destiny la precisión y velocidad de reacción está limitada con respecto al teclado y el ratón, una realidad a la que las desarrolladoras no son ajenas, introduciendo ayudas como el autoapuntado o evitando que usuarios de PC y consola compitan. En mi caso, soy un cómplice sabedor de esas ayudas y la comodidad que me ofrece el mando me compensa con creces.

En otros casos, como los SRPG y los RPGs por turnos en general, creo que un mando controla tan bien estos juegos como cualquier otro periférico, por lo que nuevamente su comodidad hace que me decante por el mismo. Y finalmente, será en los CRPG y Diablo Like, con numerosas opciones a tener en cuenta (hechizos, tipos de armas...), donde el mando, con unos pocos botones en comparación a un teclado, donde se queda muy limitado, obligándome a visitar mi escritorio.

Durante mucho tiempo no he tenido PC para jugar, por lo que he crecido jugando con consolas y mando. A veces he usado teclado, pero siempre me ha resultado incómodo y he preferido la comodidad que me ofrecía un mando. Si pruebo un género con una jugabilidad muy sencilla, como sería una Novela Visual, generalmente relegadas al uso del ratón, no me suponen un problema, es más, jugar con mando es más incómodo en estos casos. 

En realidad, creo que mis principales inconvenientes surgen con el uso del teclado. Si bien es cierto que cuando tuve mi época de jugar mucho a cierto MMORPG me acabé acostumbrando, siempre me ha resultado muy incómodo y me cuesta mucho adaptarme a los juegos que no se acomodan bien al mando. Huelga decir que casi todo lo que juego se acomoda al mando, ya que no suelo echarle mano a Shooters, CRPGs u otros estilos que normalmente se podrían asociar al uso del teclado y ratón, así que en mi caso lo tengo mucho más sencillo.


Y, en vuestro caso, ¿cuáles serían las preferencias? ¿Sois jugadores clásicos de un estilo concreto y, hasta en los juegos donde normalmente se considera que cierto control es superior, optáis por el que os resulta más habitual? ¿Sois de cambiar según la situación? ¿Qué estilo preferís en los diferentes subgénero de los RPGs?

2 comentarios:

  1. Siendo usuario de PC generalmente uso teclado y ratón, pero hay Juegos que por si propia naturaleza NECESITAN un mando, y ahí está el mando de xbox 360 al rescate, nunca falla, apenas tocó uno de los botones y ya lo reconoce, una maravilla

    ResponderEliminar
  2. Yo, como bastantes de los presentes, prefiero una opción u otra dependiendo del género (aunque ultimamente juego mucho con el mando), pero si he sido capaz de aprender a jugar con teclado a los juegos de lucha creo qte me adapto a todo.

    ResponderEliminar