lunes, 2 de noviembre de 2015

[Opinión] Expectativas en un RPG

Hola a todos. Aquí Memele para escribir unas líneas acerca de las expectativas a la hora de hacernos con un RPG. De hecho, el tema se podría generalizar sin problemas a todos los géneros e incluso a otras industrias como la del cine o la literatura, pero bueno, me ceñiré a lo que nos concierne aquí.

La idea del tema viene del reciente análisis de Tales of Zestiria de la mano de Astara, el cual se ha visto decepcionado con el título y en los comentario surgió un poco el tema este de las expectativas.
¿Si un juego no cumple con tus expectativas es realmente culpa del juego por no llegar a ese nivel o del jugador por esperar demasiado?¿Es justo considerar a un juego como pobre por no cumplir las expectativas? ¿Es aconsejable tener expectativas muy altas con un título? Estas, entre otras, son las preguntas que me he planteado y me han hecho escribir esta entrada.

Si miramos el caso de Astara con Zestiria, él mismo comentó que había probado cuatro entregas de la saga, tres de las cuales le parecieron muy buenas y esperaba que Zestiria fuera igual o incluso mejor... Pero, al parecer, el nivel del titulo le resultó más similar al de Tales of Graces f, que fue precisamente el que no le gustó tanto. Por otro lado yo, que soy veterano con la saga y he probado casi todas las entregas europeas, ya sabía que la serie tiene altibajos, aunque siempre manteniendo un cierto nivel mínimo que tampoco hacía que nos encontrásemos un título realmente malo.

Así, pues, mis expectativas no eran demasiado altas. Sí, tenía ganas de que llegara el juego y probarlo, pero yo me conformaba conque estuviese dentro del intervalo marcado por las otras entregas. Ya sabía que había cierta probabilidad de que no fuese como los mejores y, como tal, Tales of  Zestiria no me ha decepcionado y lo estoy disfrutando sin problemas.

Es decir: Cumple con las expectativas que yo tenía marcadas.

Este problema es muy común cuando alguien se inicia en una saga longeva y da la casualidad que sólo ha probado las consideradas como mejores entregas. Este hecho, suele provocar que la persona en cuestión piense que todos los títulos de la serie son de ese nivel de calidad y se decepcione cuando alguna es algo más floja. Pero, ¿es realmente culpa del juego? Mantener un nivel de calidad constante, y ya no hablemos de que cada entrega mejore con la anterior, es algo que es muy difícil, casi imposible, de hecho. Siempre habrá alguna nueva idea que no esté tan bien implementada, partes de la trama que no nos sorprendan tanto porque recuerdan a entregas anteriores, cambios en dificultad que nos aburran... En toda saga hay altibajos más o menos notorios y, por ello, en mi opinión, deberíamos de tener cuidado con como abordamos este tema.

De hecho, es muy probable que en unos meses pase algo similar con Fire Emblem Fates o Xenoblade Chronicles X, en caso de que resulten algo inferiores a Fire Emblem Awakening o Xenoblade Chronicles, ya que muchos han empezado la saga por ahí y no resultará difícil leer cosas como que son un "más de lo mismo que no llega igual" (Es decir, resultan similares pero no sorprenden como el título anterior). Los que son más veteranos con la serie Fire Emblem o la "saga" Xeno, sin embargo, tienen más entregas con las que comparar y, por tanto, sus expectativas tendrán en cuenta a los títulos que les parecieron más flojos y ese será el mínimo que esperarán.

Las expectativas no sólo afectan a la sensación sobre la calidad del juego, sino también al tipo. Si un título es diferente a lo esperado, sea bueno o malo, también corre el peligro de no cumplir con las expectativas de muchos, ser crucificado por ello y visto con malos ojos. Un ejemplo de ello sería la saga Final Fantasy. Y aquí no me refiero sólo a la trilogía de Final Fantasy XIII, que parece que ha provocado lagunas mentales en muchos fans, que olvidan que algunas entregas antiguas también se llevaron críticas por cosas así, sólo que el tiempo hizo que se consideraran como "entregas de las buenas". Por ejemplo, Final Fantasy XII, por incluir los gambits y eliminar los turnos, Final Fantasy X, por no tener mapamundi ni sistema de batalla activo, Final Fantasy X-2, por ser más alegre que Final Fantasy X, Final Fantasy VIII, por su sistema de enlaces, Final Fantasy V, por perder la elaboración de personajes de la entrega anterior, Final Fantasy II, por los cambios en su sistema de combate...


Me he centrado más en el tema de sagas porque creo que es donde se da más este caso y es más fácil ver lo que quiero decir, pero esto también puede darse con juegos sueltos, si vienen de una compañía que nos gusta, va a ser de un estilo similar a otros juegos conocidos o si nos lo han vendido muy bien, por decir algunos posibles casos. Un ejemplo reciente de esto último sería Lost Dimension, que prometía mucho pero se quedó en eso, buen planteamiento y pobre elaboración. Las expectativas fueron demasiado altas porque imaginamos algo mucho más grande, elaborado de ese planteamiento inicial.

Con todo esto no quiero decir que esté mal tener expectativas para con un juego, sino más bien que hay que tenerlas, pero con prudencia. No debemos montarnos castillos en el aire esperando que un buen planteamiento sea ejecutado exactamente como soñábamos. Hay que evitar tener unas expectativas demasiado altas o recibiremos muchas decepciones y dejaremos de disfrutar de buenos juegos por esta razón, algo que se puede observar fácilmente entre sitios o jugadores especializados en títulos retro, que parecen vivir en una continua amargura porque "nada es tan bueno como antes".

Sé que a veces es difícil, yo soy el primero que ha pecado de ser demasiado confiado y hacer crecer expectativas demasiado altas en alguna ocasión, pero creo que es mejor pensar a lo bajo y sorprenderte si un título sobrepasa esas mínimas expectativas a tener decepciones continuas, ya que sólo unos pocos las cumplirán.

Creo que la idea de lo que he expuesto se ha cogido, así que no me enrollaré más. Os dejo los comentarios para que deis vuestra opinión al respecto ;)

4 comentarios:

  1. se puede observar fácilmente entre sitios o jugadores especializados en títulos retro, que parecen vivir en una continua amargura porque "nada es tan bueno como antes <--- Win.

    A partir de ahora me vais a conocer como Astara, el que la lió con Zestiria xD Nah es coña

    El tema de las expectativas es un problema no sólo de los jugadores (que debemos de ser lo suficientemente racionales para no dejarnos engañar) como de las compañías. Sin irnos más lejos, en Metal Gear Solid V, si vemos este trailer https://www.youtube.com/watch?v=yfoPfF2u1to y jugamos al juego, veremos que Konami nos ha mentido descaradamente. Lo que vemos en el título completo es algo muy distinto de lo que se nos muestra en los trailers, mucho más oscuro y cruel de lo que realmente acaba siendo. Tampoco hace falta entrar sobre el cut content y la patada a Kojima, pero creo que la idea está clara. Las compañías juegan con nuestras expectativas, algo que además influye si los títulos anteriores han sido buenos como bien dices.

    Hace 10 años era más fácil no dejarse llevar por el hype, ya que tendríamos un trailer antes del lanzamiento del juego y algún reportaje de alguna revista especializada. A día de hoy tenemos el problema de la sobreinformación, nos bombardean con trailers, información... Así que es difícil pensar en frío (al menos para mi) sobre lo que esperar de un juego. De hecho sólo tenéis que ver mis cambios en las listas de Planet Hype para daros cuenta de eso.

    La verdad que es un tema complicado de tratar pero igualmente interesante, porque entran muchos factores en juego.

    ResponderEliminar
  2. Es, casi siempre, culpa del jugador. Podemos decir lo que queramos de que no cumple con lo que la saga, o la compañía, o loquesea hubiese marcado; pero la pura verdad es que aparte de bugs y defectos técnicos (tiempos de carga, retraso en menús, esas cosas), todo lo que juzgamos es completamente subjetivo.

    Por eso, los términos "bueno" "malo" hay que tomárselos con algo de escepticismo, y por eso las puntuaciones puramente numéricas carecen de profundidad o contexto. Cada jugador juzga según sus baremos y expectativas, y lo "buenos o malos" que son los juegos de una compañía hoy en día es un indicativo más de la sincronía (o falta de ésta) con su fanbase. Sonic, o FF por poner un ejemplo de RPG, son ejemplos flagrantes de sagas dañadas más por el choque entre expectativas y realidad que por los aspectos técnicos de los juegos.

    Hay una excepción, como en todo: los cambios dramáticos de género o gameplay. Hablo de Syndicate, de Luigi's Mansion, de The 3rd Birthday, de Dirge of Cerberus, de Xcom Bureau; hablo en mucha menor medida, de Mass Effect 2. Cuando tu juego es conceptual y mecánicamente distinto a lo que tu consumidor se ha acostumbrado, estás (sabiéndolo, espero) intentando una cambio de consumidor, buscando expansión entrando en el nuevo mercado/género en el que experimentas, sacrificando una parte de tu antiguo target al hacerlo. Esa parte sacrificada, los fans a los que simplemente desagrada el nuevo rumbo, parecen (y son) un choque de expectativas, pero no lo son en el mismo sentido que los anteriores. Hay un abismo enorme entre los fans que se apartan por "más de lo mismo, pero no cumple mis expectativas" y los que lo hacen por "¿... esto no es un juego distinto?".

    Tu juego entonces ES un juego disntinto, desde cero, y debe ser juzgado bajo baremos completamente nuevos. Que sea bueno o malo bajo ese nuevo baremo (el ejemplo fácil es Dirge of Cerberus, que es súper mediocre como Shooter RPG) no tiene nada que ver con las expectativas creadas. O no debería, pero siempre encontrarás gente que intenta asaltar DoC porque es un mal Final Fantasy o Bureau porque es un mal Xcom.

    ResponderEliminar
  3. Como de costumbre no estoy de acuerdo con Abe-kun, orgulloso paladín del relativismo en el blog. O, al menos, disiento parcialmente de lo dicho.

    Es cierto que siempre hay que tener algo de cuidado al valorar alguno de los aspectos de los juegos, pero eso tampoco se puede llevar al extremo. Un argumento "bueno" o "malo" puede ser mejor o peor, pero si llevamos la defensa del subjetivismo al extremo desaparecería cualquier atisbo de crítica. El argumento del FFXII, por ejemplo, es malo se mire por donde se mire; lo cual no quita que a alguien le pueda gustar igualmente. Yo disfruté con el argumento del FFV, siendo consciente objetivamente de que era simple y estereotipado. Sé que Abe no estará de acuerdo conmigo, pero yo creo que hay que intentar saber diferenciar la idiosincrasia de cada uno de lo que comenta sobre algo.

    Por otra parte, las compañías tampoco son inocentes en este aspecto. Ya no voy a entrar en aspectos que ya debatimos con anterioridad, así que iré al detalle. Primero, casos como Dirge of Cerberus son casos de manual de mal uso de una marca. Sí, Squarenix tiene todo el derecho del mundo a hacer juegos de los géneros que quiera, pero el uso de Final Fantasy tiene un claro propósito publicitario. E intentar atraer a los fans de una saga encuadrada en un género específico a algo que no se parece en nada a ella utilizando el nombre y personajes puede ser legítimo, pero también peligroso. Luego que nadie se extrañe de que haya hordas de fans cabreados por la red (que seguramente debieron informarse mejor de qué compraban, pero ese es otro tema) y que empiezan a desarrollar un odio visceral por la compañía que les "traicionó". Cuando Nintendo hizo Luigi's Mansion no le llamaron Super Mario Luigi's Mansion, si empiezas un juego de 0 hazlo en todos los aspectos, o habrá gente que (no sin razón) te critique en base al baremo que tú mismo has establecido al usar un nombre ya asociado a ideas previas.

    Y por eso mismo yo sí entiendo a la gente que critica DoC por ser un mal FF. Puede que objetivamente sea una tontería, y que esté claro que no tiene nada que ver con el resto de la saga, pero fue la compañía la que lo provocó cuando decidió usar el nombre y los personajes de esa saga para vender más.

    ResponderEliminar
  4. Creo que hay que saber distinguir entre varias cosas. Una es cuando la gente se hypea demasiado, otra es cuando la gente se cabrea porque el juego es más malo que el hambre. Yo diría que el problema de DoC no es que sea un mal FF, sino que es un mal juego, punto.

    Respecto a lo de las expectativas, creo que una de las funciones que deberían tener los análisis es precisamente la de aportarle a los jugadores los elementos suficientes para crearse unas adecuadas y saber a lo que se atienen cuando prueba un título. Desafortunadamente, en nombre de la subjetividad nos olvidamos de este punto fundamental y nos ofendemos cuando cuestionan nuestras reseñas, aunque sea de manera constructiva.

    ResponderEliminar