sábado, 22 de febrero de 2014

[Retroanálisis] El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (GBA)


El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (GBA, 2002) era un título que tenía la vitola de ser uno de los peores RPGs de la historia y, claro, uno siempre puede pensar eso de "bah, seguro que están exagerando, no puede ser TAN malo."

Por esa razón, en Destino RPG nos decidimos a probar si de verdad estábamos ante uno de los mayores horrores lanzados en este género o, simplemente, era un eco infundado de una época demasiado lejana que no le hacía justicia a un juego mediocre, sí, pero que tendría sus puntos interesantes. Así nació la serie "Vamos a Jugar a El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (GBA)" que hemos estado realizando estos últimos días con la idea de comprobar, de primera mano, cómo era realmente el título.

Una vez acabada la serie y aunque la mayoría ya os podéis imaginar cuál es mi opinión sobre el juego, ahora toca realizar un análisis completo del mismo, tras una noche de descanso para "digerir" todo lo vivido. Éste es el retroanálisis de El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo de Game Boy Advance, un juego que pertenece a la leyenda negra del género RPG:


El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo es un juego en el que la exploración y hablar con todos los NPCs tiene premio. Para acompañar la, en parte, insulsa primera sección de la mítica trilogía de Tolkien, sobre todo en sus primeras horas,se nos presentan unos típicos poblados del género RPG, con mucha gente con la que hablar, varias misiones que nos reportan interesantes armas, objetos de curación o incluso subidas de nivel.

Hasta ahí, el juego funciona bien, pero conforme van pasando las horas ese sistema de misiones va desapareciendo y, lo que es peor, en algunos casos está ahí, pero las recompensas resultan inexistentes (Porque los creadores no programaron recompensa alguna) o completamente inútiles (Con la existencia de objetos que no hacen otra cosa más que ocupar espacio en el inventario).

Porque si hay algo que destaque en el sistema de juego de este título es el HORRIBLE nivel de cuidado por parte de los programadores, que se refleja especialmente al ir avanzando, seguramente porque el equipo se quedó sin tiempo/dinero para el proyecto.

Un ejemplo de recompensa por hacer una misión al final del juego: Una capa élfica que no podemos equipar ni usar en combate. Básicamente sólo vale para ocupar espacio en el limitado inventario.

Pero no solo el sistema de misiones se hunde con el paso de las horas, hay otros elementos del sistema que no funcionan desde el primer momento: El sistema de batallas es, seguramente, uno de los más aburridos y absurdos del género.

Para empezar, los personajes (todos) no pueden hacer otra cosa que atacar con una de las dos armas que tengan equipadas, lo cual hace que las posibilidades en combate sean tan simples como elegir entre atacar o curar usando un objeto. Por si no fuera lo suficientemente aburrido, a este sistema hay que añadir que los combates NO DEJAN RECOMPENSA REAL. Matar enemigos (Que son limitados por zona y permanecen fijos en puntos concretos) no reporta experiencia ni nos deja objetos, simplemente servirá para avanzar por el camino abierto tras derrotarlos, lo que a veces sí que nos permitirá lograr nuevos objetos, avanzar o incluso (Muy raras veces) servirá para que algún personaje suba de nivel, pero en muchos casos sólo será una pérdida de tiempo y de salud del grupo.

¿Entonces, cómo mejoramos a los personajes? La respuesta sencilla es "no lo hacemos". Aunque tras algunos eventos puede que ciertos personajes suban de nivel (Es algo concreto, como hablar con el granjero Maggot, que sirve para subir un nivel a Pippin), las posibilidades se reducen a aumentarles el ataque o la salud.

Subir el ataque tiene un efecto ínfimo en las batallas (Ya que el 90% del daño viene determinado por el arma que empuñe el personaje) y aumentar la salud, aunque es mucho más efectivo, no tiene como recompensa una mejora real de nuestro personaje, ya que en todo el juego, no hay NADA que cure a todos los personajes del grupo de forma automática, esa labor queda limitada al uso personal de objetos de curación y éstos están disponibles en cantidades MUY limitadas.

Subir de nivel tiene muy poco efecto en el sistema de combate y, como se pude ver en la imagen, permite absurdeces como que un personaje muerto pueda aumentar su nivel.

Es decir, simplificando: Nuestra labor real será lograr todos los objetos de curación que podamos en misiones o explorando los escenarios para derrotar (Dándole a atacar con cada uno de nuestros personajes, turno tras turno) a los grupos de enemigos que nos impiden avanzar en la historia. Todo el daño que nuestros personajes reciban en esos combates (En los que, por absurdo que parezca, TODOS los enemigos atacarán antes que nosotros) lo tendremos que recuperar con esos objetos de curación recopilados.

La cosa se pone todavía más absurda con el ridículo sistema de acierto que tiene el juego, que nos deja un 50% de posibilidades de acertar cualquier ataque, lo que convierte los combates más masivos es un coñazo total entre que todos los enemigos lanzan todos sus ataques con sus animaciones, nuestros grupo lanza todos sus ataques con sus animaciones... Y, como mucho, hemos derrotado a uno de los rivales, al fallar la inmensa mayoría de nuestros ataques. Así ronda tras ronda.


Desde luego, el término "diversión" no se muestra mucho en las batallas, salvo que te guste reírte de la mala suerte o los múltiples errores gráficos del juego, como ese trasgo que ataca de espaldas en el vídeo.

Como curiosidad, la IA de los enemigos es TAN ridícula que sólo tienen programado atacar al personaje que tienen delante y, en algunos momentos del juego, esto significará que sólo pueden atacar a uno de los personajes, haciendo que la vitalidad de todos los hobbits sea completamente inútil a partir de cierto momento... Y cobre una importancia CRUCIAL para Frodo, al tener que combatir sólo con él en un ridículo evento final que puede volverse imposible si no nos hemos preparado para ello.

El sistema de equipo e inventario es también un desastre: 6 objetos por personaje, con ranuras para dos armas (O un arma y un escudo), casco, armadura, botas... Que con el límite de objetos que hay en el juego, deja MUY pocas posibilidades y, la mayoría, se vuelven inútiles por el poco protagonismo de los hobbits en combate. Además, el efecto de todas y cada una de las piezas de equipo es tan limitado (Armas supuestamente especializadas en derrotar a ciertos enemigos, por ejemplo) que las verdaderas diferencias casi pasan desapercibidas (1-2 puntos extra de daño, como mucho). Además, como ya hemos comentado, hay muchos objetos absolutamente inútiles en el juego porque los programadores no programaron ningún uso o crearon más copias de las que realmente se podían usar en la aventura, por lo que, con la ausencia de tiendas para vender, nuestra labor será imaginar qué es lo que no sirve para dejarlo tirado en cualquier parte de un mapa al que no podremos volver en caso de que avancemos.

Dejar atrás equipo que ya no necesitamos y cargar con equipo que podría ser útil es un ejemplo de lo mal organizado que está este sistema.

Otro elemento que nos deja el título son sus mini-juegos. Dos, para ser exactos: Uno de pulsar botones en el orden correcto para levantar a la vez todas las baldosas y poder avanzar (Que siempre tiene la misma mecánica) y otro de recordar las notas musicales que nos indican en algún momento y tocarlas en el mismo orden en otro punto del mapa, usando tocones o jarrones como instrumentos musicales improvisados, a falta de algo mejor con el apartado gráfico del juego.

Por supuesto, no hay que olvidar la guinda del pastel: Los bugs, numerosos y muy molestos, que pueden destrozar cualquier partida.

En nuestro Vamos a Jugar "sólo" sufrí uno en el que Aragorn abandonaba el grupo porque sí y no se podía volver a unir y otro en el que logré subir a una puerta inalcanzable aprovechando un fallo gráfico, pero hay cartuchos que, directamente, no pueden avanzar a partir de cierto punto porque el juego siempre se queda bloqueado. Errores de este tipo son totalmente imperdonables, ya que no existe más de una ranura de guardado (Salvo que juguemos en un emulador), algo que, de hecho, provoca que, tras guardar, nos saquen del juego y nos obliguen a tener que volver a cargar la partida, con la correspondiente pérdida de tiempo si queríamos seguir jugando.

Aragorn fuera del grupo e imposible de recuperar: Un fallo muy grave que corrompe toda tu partida.

Vamos, que si se te buguea la partida, reza para que la última vez que guardaras te recupere del error, o en caso contrario deberás reiniciar el juego desde 0.


La historia del Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo debería ser de sobra conocida por todos, sobre todo teniendo en cuenta que estamos ante un producto supuestamente asociado a las películas de Peter Jackson. La cosa es que el equipo de desarrollo prefirió tomarse varias licencias, haciendo referencias a los libros en diseños, personajes y ciertos eventos que, sinceramente, pueden confundir mucho al jugador que no sepa lo que está pasando.

Por si fuera poco, la historia está mal contada y se muestra muy apresurada en muchos momentos, perdiendo eventos importantes (Como el descanso en la posada de Bree) y, sobre todo, contando con algunas de las escenas peor realizadas de la historia de los vieojuegos, como el ataque de los nazgul en la Cima de los Vientos o el apocalíptico final, sin créditos, epílogo ni despedida, que resaltan el hecho de que un mal apartado técnico SÍ puede empobrecer una historia.


Además, muchas de las misiones que nos encomiendan no tienen sentido, hay fallos de traducción, muchos personajes están mal interpretados, podemos ver varias incoherencias, mensajes repetidos... Un desastre, vamos.

Y mira que el guión original daba posibilidades de hacer las cosas bien.


Creo que uno de los ejemplos más caros del decaimiento del juego con el paso de las horas. De los aceptables temas musicales en las primeras zonas (Con fallos en el momento de iniciarse) vamos pasando a temas repetitivos, momentos de silencio, efectos sonoros ridículos y, en general, un nivel que puede provocar dolores de cabeza a más de un jugador.


Además, la variedad es casi nula y muchos temas de los primeros momentos sonarán una y otra vez en ciertos eventos, demostrando que tampoco tenían muchos temas compuestos para elegir. De traca, vamos.


El juego salió en 2002 para Game Boy Advance, lo cual podría perdonar un poco ciertos detalles del apartado visual, pero es que en este título no tenemos "detalles", tenemos fallos gráficos que te golpean en la cara una y otra vez.

Retratos HORRIBLES, diseños de NPCs absurdos, caminos que no son caminos, sombras con fallos por todos los lados, sprites mal definidos que se colocan encima de nuestro personaje creando un efecto bochornoso, fallos por doquier... Desde luego, cuesta encontrar algún punto positivo en el apartado visual de este título y, encima, son fallos de bulto que pueden empeorar nuestra experiencia en el juego.


"Me quiero curar y tengo dos pociones para elegir" - Pues ten buena memoria sobre dónde las colocaste en tu inventario, porque todas tienen el mismo diseño y puedes acabar usando la mejor poción cuando no te hacía realmente falta. Eso por no decir el tiempo que puedes perder en mapas similares o avanzando por caminos que no llevan a ningún lado y extensiones de terreno completamente vacías.

Seguramente, el peor apartado del juego, que ya es decir.


Teniendo en cuenta el poco impacto que la actuación del jugador puede ofrecer al resultado del combate (Sólo podemos atacar y curarnos, con el 80% del equipo y los niveles ganados teniendo un efecto casi nulo), la dificultad va dando tumbos dependiendo de la situación.

En algunos casos, habrá combates prácticamente imposibles, ya que no tenemos ni los personajes ni la fuerza ni los suficientes equipos de recuperación disponibles en ese momento para afrontar el reto (Salvo que los enemigos fallen mucho y nuestro grupo casi nada, algo que es bastante complicado), mientras que en otros la única dificultad estará en seguir recopilando objetos curativos para mantener la salud de nuestros personajes, ya que la ausencia de posadas nos obliga a que TODAS las curas dependan de objetos.

En general, no es un juego demasiado difícil, simplemente te hace perder mucho tiempo en todo. Laberintos muy similares, muchos objetos inútiles, caminos que no llevan a nada y una única ruta disponible hacen que, con un poco de paciencia, el título se pueda pasar fácilmente... Hasta el momento final, donde incomprensiblemente nos mandan solos con Frodo, más fallón que nunca, a luchar contra enemigos muy duros que le pueden matar sin ningún problema:


En general, se podría decir que el juego tiene una dificultad muy mal calibrada en casi todo momento, que hace que pasemos del agobio a la tranquilidad, para colarnos otra vez el agobio absoluto en los últimos minutos.


Unas 20 horas de juego no es mucho para un RPG (De hecho, es bastante poco), pero aquí la verdad es que casi se agradece.

De hecho, la duración se dispara más por el tiempo que perdemos en los combates y sus lentas animaciones o los mapas similares que nos hacen dar más vueltas de la cuenta que porque el juego sea realmente largo, lo cual es un buen resumen de lo que supone la duración de este título.

Además, las ganas de acabarlo que te entran en los últimos momentos hacen que la posible duración extra por ciertas misiones secundarias o por querer explorarlo todo se disipen a todo tren.


  • + Algunos momentos el juego resulta hasta decente.
  • + Referencias a los libros.
  • + Disponible en español.
  • - GRAVES problemas gráficos.
  • - Música repetitiva, sobre todo al final.
  • - Evolución casi nula.
  • - Combate aburrido y lento.
  • - Problemas técnicos y bugs por doquier.
  • - Existencia de objetos inútiles.
  • - Dificultad mal calibrada.
  • - El final es para hacer un estudio a parte de lo malo que es.
  • - Escenas y eventos ridículos.
  • - Errores en la traducción.
  • - Escasa diversión.

El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (GBA, 2002) es, seguramente, el peor RPG al que he jugado en mi vida (Teniendo en cuenta que no he jugado a los otros 9 RPGs de la lista), con todo tipo de problemas en todos sus apartados que hacen que no te puedas divertir jugando, sino riéndote del juego.

Teniendo en cuenta que fue lanzado hace mucho tiempo, resultará difícil que alguien vaya a tropezar con esto por error, pero en caso de que lo hagáis, estáis avisados: Os va a doler en los ojos y en los dedos.

Pero, bueno, me gustaría saber cuál es vuestra opinión. ¿Por qué? Pues porque me gustaría preparar "algo" (Chan, chaaaan) y contar con porcentajes de Sí/No de la comunidad de Destino RPG me vendría bastante bien, sobre todo tras el éxito que está teniendo el TwitchplaysPokémon. xD

Por ello, tendremos ¡tres! encuestas activas durante un tiempo para diferentes menesteres:

  1. ¿Crees que El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (GBA) es uno de los peores RPGs de la historia?
  2. ¿Cuál es el próximo "Vamos a Jugar" que te gustaría ver en Destino RPG?
  3. ¿Cuál de nuestros especiales te gustaría que llegara primero?
Me gustaría que respondierais a cada una de las encuestas para preparar el camino a seguir, ya que algunos especiales son fijos (Como el repaso mensual/semanal) pero los otros requieren mucha preparación y me vendría bien saber qué es lo que preferís para darle prioridad a uno u otro.

Sin más, gracias por seguir a Destino RPG y, nada, según lo que salga en las encuestas, ya veremos hacia dónde nos encaminamos. ;) 

2 comentarios:

  1. Me hizo mucha gracia el retroanálisis jaja recuerdo que hace ya años estaba obsesionado con encontrar este juego ya que tenía todos los juegos que habían salido en español de ESDLA menos este... veo que tuve suerte de no encontrarlo jajaj

    ResponderEliminar
  2. Desde que vi este analisis le di click por fin alguien dice que si es uno de los peores rpgs de la consola y de todos los tiempos, pienso que mas que dinero fue tiempo que no dedicaron a programarlo.

    ResponderEliminar