martes, 7 de febrero de 2012

Análisis de Final Fantasy XIII-2 (Por la crítica)

Final Fantasy XIII-2 es la secuela de uno de los Final Fantasy que ha despertado pasiones más encontradas, por lo que su promesa de cumplir todas las exigencias de los jugadores occidentales parecían el camino correcto para enderezar la marcha de la saga. La crítica le dio a Final Fantasy XIII una nota media de 82/84, argumentando problemas graves de variedad, extrema linealidad y simpleza en el desarrollo de los personajes. Entre las grandes ventajas del juego estaba un gran trabajo gráfico, un sistema de batalla rápido y entretenido o una historia más que decente.

Todo lo que dijo la prensa acabó siendo reconocido por los propios jugadores, por lo que con este Final Fantasy XIII-2 nos encontramos con una situación similar. ¿Qué dice ahora la crítica? Empecemos:


Hay varios hechos que se pueden destacar de estas notas. El primero sería que, como se puede comprobar, Final Fantasy XIII-2 tiene peor nota que Final Fantasy XIII. En nada analizaremos paso por paso las razones de esto, pero uno de los más importantes consiste en la pérdida de frescura y factor sorpresa tras dos años, razón principal por la que bajar la nota en muchos aspectos que siguen siendo sólidos. El segundo sería que ambas versiones son prácticamente idénticas esta vez, no como pasó con Final Fantasy XIII, donde el aspecto visual, sobre todo en los vídeos, resultaba más cuidado en la versión original de PlayStation 3. Square Enix no solo ha mejorado en el trabajo visual con Xbox 360, sino que también ha logrado contener todo el juego en un único DVD, no en 3.

Sistema de combate

Toda la crítica coincide en alabar el buen trabajo en este aspecto… Y la relativa falta que sorpresa que produce. Salvo por la inclusión de los monstruos, que lo único que añade es algo más de variedad en diseño y por el uso de Quick Time Events (Momentos cinemáticos en los que pulsar el/los botones en el momento correcto), el juego el prácticamente igual que Final Fantasy XIII en este aspecto. Esto es, combates rápidos, dinámicos y espectaculares que se resuelven con rapidez de reflejos y buenos planteamientos. El sistema de batalla resulta divertido, pero también sencillo en todos sus aspectos.

Originalidad

Final Fantasy XIII-2 no innova en casi ningún apartado, según la crítica. El juego resulta tremendamente similar a FFXIII y casi todos sus nuevos elementos ya han sido vistos sobradamente en multitud de juegos, muchos de la propia Square Enix.

Historia

Si hay un punto en el que casi toda la crítica coincide en criticar, es este. La historia de FFXIII-2 resulta corta, esporádica, con personajes principales sin fuerza ni mucha interacción entre ellos… La variedad de saltos temporales tampoco ayuda a crear una cohesión en los hechos y provoca que este juego sea un cúmulo de planteamientos e ideas que, salvo en un par de personajes, no están muy desarrollados y tienden demasiado a la repetitividad. No obstante, el aspecto general no es “malo”, simplemente, no todo lo bien desarrollado que podría haber estado.

Música y sonido

Curiosamente, uno de los aspectos más alabados del juego. Salvo algunas críticas concretas a ciertos temas (El de los chocobos se lleva todos los premios al odio), la opinión general resalta que la música de este juego casa muy bien con el planteamiento del mismo y resulta muy agradable. La combinación de temas J-Pop, death metal y el buen trabajo con las voces (en inglés) resulta muy aceptada por la mayoría. Eso sí, cualquier crítica que ha entrado en comparar esta Banda Sonora con la de los Final Fantasy clásicos compuestas por Nobuo Uematsu, la ha dejado en MUY mal lugar.

Gráficos

Final Fantasy XIII-2 ofrece muy buenos gráficos, escenas espectaculares, combates rápidos y dinámicos… Pero todo con casi el mismo aspecto que Final Fantasy XIII, que fue lanzado hace 2 años. Localizaciones, enemigos, ataques… Muchos han sido reciclados del juego original y se han usado en este nuevo título haciendo que la frescura y el factor sorpresa desaparezcan. Desde luego, FFXIII-2 tiene muy buenos gráficos y más de variedad o amplitud que en FFXIII, pero también algunos fallos en los frames de ciertas zonas que hacen que pierda algo de fuerza.

Dificultad

Este título ofrece una dificultad correcta, sin más. Casi todos los combates consisten en un buen planteamiento y agilidad de dedos para los QTE o cambiar de formación en el momento correcto, haciendo que la repetitividad de un buen planteamiento reduzca bastante la dificultad. Este aspecto resulta criticado sobre todo en combates aleatorios, que acaban resultando repetitivos hasta decir basta.

Tiempo para completarlo

Unas 40 horas para la historia principal y de 20 hasta donde el jugador aguante para completar rutas, finales y enemigos opcionales. FFXIII-2 resulta un RPG bastante largo y mucho más variado que FFXIII, ofreciendo misiones opcionales, mini-juegos (Todavía pocos y simples con respecto a otros juegos de la saga) y, sobre todo, gran cantidad de contenido descargable de pago que alargar la experiencia jugable. Este es, sin duda, uno de los mejores aspectos de este juego y uno de sus grandes alicientes: Si te gusta, vas a tener mucha oportunidades para seguir disfrutándolo.

En resumen

Final Fantasy XIII-2 resulta un juego bastante irregular en muchos aspectos, pero tremendamente entretenido para sus jugadores. Quizás no tenga una historia muy allá, ni unos personajes inolvidables, ni sorprendan tanto sus gráficos, ni sea difícil, ni su música encandile tanto… Pero todos los jugadores que se lo compren tendrán más de 40 horas de diversión asegurada con un planteamiento sólido y variado con el que disfrutar. Quizás no sea un juego inolvidable, como lo eran títulos anteriores, pero sin duda estamos ante uno de los mejores RPGs de los que podemos disfrutar hoy en día y eso debería ser más que suficiente, ¿no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario